Los trabajadores de Página 12, en lucha