No a los despidos en el Grupo Crónica

Esta semana, se conocieron nuevos despidos en el Grupo Crónica: tres en el diario BAE y otros tres en el diario Crónica. Se suman a los doce despidos tras el cierre de la Revista Veintitrés, y que parecen marcar que el ajuste no tiene fin en los medios que dirigen los Olmos. 


 

Esta semana, se conocieron nuevos despidos en el Grupo Crónica: tres en el diario BAE y otros tres en el diario Crónica. Se suman a los doce despidos tras el cierre de la Revista Veintitrés, y que parecen marcar que el ajuste no tiene fin en los medios que dirigen los Olmos. 


 Era este el ajuste que preparaban cuando crearon la nueva razón social -Aconcagua S.A.- para separar a los trabajadores de sus delegados electos democráticamente e imponer la “convergencia” de las redacciones, o en otros términos, que los trabajadores realicen tareas para todos los medios del grupo sin distinción de plataforma. Además, los despidos llegan después de descuentos salariales masivos a más del 80% del personal de BAE como resultado de la implementación del sistema de control de accesos. Este sistema, que había sido rechazado por los trabajadores de BAE cuando todavía estaban organizados en asamblea y tenían delegados, se da de bruces con la actividad periodística: no reconoce que la jornada de un periodista puede comenzar en una cobertura, en la búsqueda de la noticia fuera de la redacción o en reuniones con las fuentes, por ejemplo. 

 Los intentos de enfrentar los despidos chocan con la desorganización impuesta por los Olmos tras el despido de los verdaderos delegados. Los seudo delegados puestos a dedo por la patronal transmiten desmoralización entre los trabajadores: asambleas sin resoluciones, no difunden los despidos ni los descuentos hacia el resto del gremio, no se solidarizaron con los despedidos en Veintitrés, ni con sus propios compañeros de Crónica y BAE cuando fueran despedidos.

A este cuadro de desorganización se le suma la reaparición de la Utpba, la organización fantasma que hace dos años abandonó a los trabajadores de BAE y Crónica y bendijo las elecciones truchas de delegados impuesta por los Olmos, quienes obligaron en tres oportunidades a los trabajadores a votar una junta electoral.

La Utpba, que viene de firmar paritarias a la baja para el conjunto del gremio de prensa, orienta el conflicto para que se diluya sin enfrentamiento con la patronal, sin medidas de fuerza que obliguen al Ministerio de Trabajo a dictar una conciliación obligatoria con los despedidos adentro.

La burocracia sindical empresaria aplicando el ajuste macrista

Los despidos en Crónica y BAE y el atraso salarial y ajuste en Página 12 pintan de cuerpo entero a las patronales vinculadas a la burocracia sindical pejotista. Víctor Santamaría del Suterh (Porteros) y Olmos (Caló) de la UOM son los primeros en aplicar el ajuste macrista. No esperaron a octubre para aplicarlo.

Lo mismo está haciendo Cristóbal López, otro aportista a la campaña de Unidad Ciudadana, que anuncia que van a reproducir solo contenidos enlatados y larga retiros voluntarios en lo que queda de CN23, luego de la huida vaciadora de Sergio Szpolski.

Ferreyra y Acosta, en Radio Del Plata, tampoco pagaron el aguinaldo, corriendo la línea del off side patronal al antiobrero Jorge Fontevecchia que propone pagarlo en cuotas.

En materia de ajuste contra los trabajadores no hay grieta entre las patronales.

Un plan de acción para enfrentar el ajuste en todos los medios

Estos despidos, y los atrasos en el pago de salarios y aguinaldo en Ámbito, Perfil, Radio Del Plata y Página 12, reclaman la convocatoria urgente a una asamblea general del gremio de prensa y un plan de lucha del SiPreBA para enfrentar el ajuste en todas las empresas periodísticas.

 

 

 

Importante acto por la reincorporación de los delegados despedidos de Diario BAE

En las narices de los hermanos Olmos, en la puerta del carcelario edificio donde funciona Aconcagua, la empresa que estos testaferros de Antonio Caló crearon para trasladar de manera fraudulenta a los trabajadores de Crónica y BAE, realizamos hoy un importante acto con nuestro sindicato, el SiPreBA, para reclamar por la reincorporación de los delegados despedidos del segundo de los diarios.


En las narices de los hermanos Olmos, en la puerta del carcelario edificio donde funciona Aconcagua, la empresa que estos testaferros de Antonio Caló crearon para trasladar de manera fraudulenta a los trabajadores de Crónica y BAE, realizamos hoy un importante acto con nuestro sindicato, el SiPreBA, para reclamar por la reincorporación de los delegados despedidos del segundo de los diarios.


Estuvieron presentes, entre otros, compañeros de distintas empresas del gremio, de la Comisión Directiva del SiPreBA, delegados, directivos del recientemente recuperado Sindicato del Neumático (Sutna), de los docentes universitarios de la AGD-UBA, de la Fatpren y el diputado del PO en el FIT, Néstor Pitrola.


“Esta lucha no es sólo por mantener nuestra fuente de trabajo, sino también para ponerle un coto a esta patronal de los Olmos y Caló y mostrarle a los Magneto, los Fontevechia, los Saguier y a todos los demás propietarios de los medios que desde el SiPreBA vamos a defender con firmeza el derecho de los trabajadores de tener los delegados que ellos elijan democráticamente”, dijo en su discurso David, delegado de BAE despedido.


Ana Laura, la otra delegada despedida, destacó el claro ataque antisindical que supone la medida represiva de los Olmos, ya que la patronal envió los telegramas de cesantía el mismo día que ella era electa por más de 1000 compañeros como Secretaria de Género del Sipreba.

El secretario general del SiPreBA, Fernando “Tato” Dondero recalcó que el sindicato está y estará junto a los compañeros en todas las luchas porque eso está en la base constitutiva de nuestra organización gremial y destacó que, en ese mismo momento, los compañeros de Página 12 se encontraban de paro por salarios, frente al ninguneo del nuevo dueño del diario, Victor Santa María, quien comparte con Caló su carácter de sindicalista-empresario y dirigente del Partido Justicialista.

Por su parte, el diputado del Partido Obrero en el FIT, Néstor Pitrola, destacó la negativa de las centrales sindicales a llevar adelante un plan de lucha contra los despidos y el plan de ajuste y, para esconder su parálisis, “parlamentarizan” el reclamo. El resultado va a ser –dijo- que se va a terminar aprobando una ley prodespidos, ya que se va a eximir del pago de aportes a las empresas que incorporen jóvenes –con salarios depreciados- y, con ese dinero, ellas van a despedir a los que tengan más antigüedad y sueldos más altos.

También hizo entrega de un proyecto de resolución que iba a ser  presentado en la Cámara de Diputados donde se exige la inmediata reincorporación de los delegados despedidos.

Por su parte, el secretario general de la Fatpren, Roberto Zorrilla, destacó el proceso de reorganización del gremio de Prensa a nivel nacional que dio su primer paso en una reunión realizada hace pocos días entre varias organizaciones sindicales de distintas puntos del país, incluidas la Federación y el SiPreBA y que aprobó realizar una marcha a Plaza de Mayo contra el ajuste. 

También habló en el acto uno de los dos compañeros de Clarín-Zepita que fueron elegidos delegados del SiPreBA, quien denunció que al otro compañero –jornalero desde hace más de una década- la patronal le quitó el trabajo y el salario y no reconoce a ninguno de los dos como representantes de los compañeros. 

El compañero Ariel Godoy del Sutna destacó el enorme salto que supuso recuperar el sindicato de las manos de la burocracia kirchnerista para la lucha de los trabajadores. Destacó que, como ellos habían dicho durante la campaña, el Sutna será, a partir de ahora, un sindicato democrático, al servicio de las luchas de los trabajadores y no sólo los del neumático sino de todos los compañeros que salgan a la pelea en defensa de las conquistas y por sus reivindicaciones. 

Los Olmos (Caló) despiden a dos delegados de Diario BAE

Los dueños del diario BAE y del Grupo Crónica despidieron el viernes 29 a los dos delegados del Diario BAE, una de las cuales es la recientemente electa Secretaria de Mujeres y Géneros del SiPreBA y ambos son miembros fundantes del nuevo sindicato.


Los dueños del diario BAE y del Grupo Crónica despidieron el viernes 29 a los dos delegados del Diario BAE, una de las cuales es la recientemente electa Secretaria de Mujeres y Géneros del SiPreBA y ambos son miembros fundantes del nuevo sindicato.


El despido de los dos delegados viene a coronar el plan iniciado hace dos años, cuando los Olmos fundaron una nueva empresa, Aconcagua S.A. adonde pretendían trasladar al personal de BAE y Crónica para imponer la “convergencia de redacciones”, un régimen laboral precarizador donde reina la multitarea y no existen fronteras entre productos y soportes. En esta nueva razón social tenían impedido el ingreso los delegados y otros trabajadores señalados por la patronal como “activistas”.

La resistencia de los trabajadores de BAE fue enorme. Dos años se opusieron al pase a esa nueva empresa, a pesar de las presiones por parte de los dueños. El cambio de gobierno y el fin del ingreso de pauta publicitaria oficial fueron utilizados por los empresarios como una amenaza contra la continuidad de los puestos de trabajo.

Desde entonces, se sucedieron despidos y nuevas presiones para que los trabajadores que quedaban en BAE Negocios S.A. cambien de empresa. Esta vez, a otra tercera razón social, Alta Densidad S.A.

“El mismo día que fui elegida por más de mil trabajadores como miembro de la Comisión Directiva del SiPreBA, los Olmos me despiden”, denunció Ana Laura Tornaquindici, flamante Secretaria de Mujeres y Géneros del SiPreBA. Este ataque un día después de las elecciones, constituye una grave afrenta contra todo el sindicato y el gremio de prensa.

“Mientras Caló pretendía conmover desde el palco en el acto del 29 de abril diciendo que ‘No hay cosa más triste que un padre de familia llegue a su casa y les diga que se quedo sin trabajo’ me echaba del Diario BAE” manifestó David Nudelman, delegado despedido del diario, acusando directamente al dueño en las sombras del diario y del grupo Crónica, quien lo gestiona a través de sus testaferros, los hermanos Olmos. Hace unos años, todo el gremio de prensa alzó la voz en defensa de la libertad sindical en Clarín, ahora esa pelea es en la empresa del Secretario General de la CGT. 

Olmos, al igual que Szpolski, es un claro exponente de la política K en los medios. Durante el kirchnerismo difundieron el relato oficial, mientras se favorecían con la cuantiosa pauta del estado y evadían los aportes previsionales. Ahora, imponen el ajuste mediante el vaciamiento y las deudas salariales al estilo Szpolski o mediante la persecución gremial, método elegido por los Olmos, y más extendido entre las huestes de la burocracia sindical empresaria.

El reclamo por el pase de todos los trabajadores a la nueva redacción, incluyendo a los delegados, sigue vigente. Se trata de la defensa de la libre organización sindical en todas las empresas periodísticas.

El SiPreBA convoca a un acto en la puerta de Aconcagua, Combate de los Pozos 639, el próximo jueves 5/5 a las 14 hs. para exigir la reincorporación de los delegados  y el cese de la persecución gremial. 

Contacto:

David Nudelman (Delegado): 1159790550 / Ana Laura Tornaquindici (Delegada y Sec. Mujeres y Géneros del SiPreBA): 1158854684

No a los despidos de los Olmos en el grupo Crónica

La patronal que conduce Raúl Olmos se presentó en las redacciones de los diarios BAE y Crónica que funcionan en Pompeya para anunciar la oferta de retiros voluntarios para todo el personal que se desempeña en ellas y el cierre de ambas; con lo cual, los retiros no serían tan “voluntarios”.


La patronal que conduce Raúl Olmos se presentó en las redacciones de los diarios BAE y Crónica que funcionan en Pompeya para anunciar la oferta de retiros voluntarios para todo el personal que se desempeña en ellas y el cierre de ambas; con lo cual, los retiros no serían tan “voluntarios”.


Este brutal ataque pretende coronar un proceso que comenzó hace casi dos años, cuando la empresa decidió trasladar físicamente a un nuevo edificio y cambiar de razón social a trabajadores de Crónica y BAE para dividir las redacciones e impedir el ingreso los trabajadores y delegados que resistieron la multitarea y la polifuncionalidad.

De esta manera fundó Aconcagua, una suerte de tercerizada productora de contenidos para todo el grupo sin distinción entre productos. Este nuevo espacio laboral fue creado a medida de sus intereses, sin permitir el ingreso de los delegados legítimamente electos, digitando una nueva comisión interna adicta a los mandatos patronales e incapaz de llevar a fondo los enromes reclamos que están planteados en la nueva redacción.

En estos dos años, la patronal de los Olmos no dejó en pie ningún artículo de la ley laboral, la Constitución y los tratados internacionales en su ataque a los trabajadores: discriminación, prácticas anti sindicales, maniobras fraudulentas para romper la organización interna, y hasta espionaje y patoteadas a trabajadores que pegaban afiches a favor de la lucha contra estas salvajadas. Todo ante los ojos de los poderes del Estado y la burocracia de Antonio Caló, financista de estos empresarios.

Los “retiros voluntarios” que llegan ahora desmienten el compromiso asumido por la empresa con los compañeros que pasaron a la nueva redacción, a los cuales se les aseguró que no iban a despedir a ninguno de los trabajadores que no estaban convocados a cambiar de razón social.

La empresa, estrechamente vinculada a fondos de la UOM de Antonio Caló de origen dudoso, y que creció formando un enorme holding empresario que incluye medios de comunicación, clínicas, empresas de servicios del sector salud, seguridad y hotelería, se vale ahora de la excusa de la falta de pauta oficial para justificar este atropello. Llegaron incluso a señalar que ya no van a poder evadir más las cargas sociales y previsionales que estaba  autorizado por el gobierno anterior a través del canje de pauta por deuda.

Esto pinta de cuerpo entero a la burocracia sindical empresaria y a las patronales k de medios: crecieron bajo el ala del kirchnerismo haciendo negocios y expandiéndose a otros rubros sobre la base de defraudar al estado y a los trabajadores. En el gremio de prensa, los Cirigliano de los medios actúan como el ariete del ajuste que lleva adelante Macri en el país.

Al cierre de esta nota, los trabajadores de Crónica TV informaron de 12 despidos en el canal. De esta manera, todos los trabajadores de los medios del Grupo de los Olmos están en riesgo, si se generaliza esta salida frente a la “caída de la pauta”.  

Es perentorio prepararse para defender todos los puestos de trabajo del grupo y garantizar la continuidad laboral de todos aquellos compañeros que no acepten el retiro voluntario.

Vamos por un plan de lucha de todo el gremio de prensa

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

Los sindicatos, muchos de los cuales se identifican con el kirchnerismo, están cumpliendo una verdadera tregua con el gobierno macrista. Moyano, por su parte, se limitó a anunciar que pedirá aumentos de un 30%: un número lejano a la pérdida real de salario y que no responde tampoco a la problemática de los despidos.

Un ataque en regla en el gremio de prensa

El gremio de prensa, lejos de ser una excepción, vive en carne propia el ajuste que las patronales pretenden aplicar con la venia del gobierno. Además del proceso de vaciamiento del Grupo 23 -impulsado por el ex candidato kirchnerista Sergio Szpolski-; Agea-Clarín vive un proceso de paulatino vaciamiento vía retiros voluntarios, a pesar de los beneficios que ya empezó a ofrecerle el nuevo oficialismo macrista; en BAE  la empresa  ha dado un nuevo paso en el desmembramiento de la redacción vía “convergencia” y ha profundizado un proceso de persecución sindical contra delegados y activistas; y ya hubo despidos en Infojus, Radio Rivadavia, Radio Continental y Radio Nacional, entre otros.

En los medios públicos, ahora gestionados por el macrismo, se vive un verdadero ataque -con una ola de despidos mediante- como consecuencia de la precariedad laboral (contratos anuales, facturas externas y flexibilización) que reinó durante los años del kirchnerismo.

El cuadro, de conjunto, es el de una completa reorganización capitalista de los medios de comunicación (a eso apuntan los decretazos de Macri sobre la Afsca y la Aftic) que las patronales pretenden acompañar con una reducción de los puestos de trabajo y la imposición de una mayor flexibilización.

Esta situación encontrará su punto más alto en marzo, con el comienzo de la discusión paritaria. Se tratará de una verdadera pulseada entre los trabajadores y las empresas, que no se librará únicamente en el Ministerio de Trabajo, sino que deberá desarrollarse en las calles y en cada lugar de trabajo. 

SiPreBA y sus desafíos

Los trabajadores de prensa ahora contamos con un sindicato -el SiPreBA- que construido desde las asambleas de base, ha estado presente en cada una de las peleas y se encuentra ante el enorme desafío de convertirse en la herramienta de lucha de todos los trabajadores, que no sólo acompañe, sino que también oriente y colabore con el desarrollo de las luchas, la unidad del gremio y la libertad de expresión.

La inscripción simple obtenida en los últimos días del 2015 nos da una base y significa una verdadera victoria, y refuerza la pelea por la expulsión definitiva de la UTPPBA. El derecho del sindicato que legítimamente nos representa en cada asamblea y en cada redacción de discutir cara a cara con las empresas y el Estado impone el reclamo de la personería gremial como prioritario para la etapa que se abre.

El cuadro general del gremio impone una tarea central: la realización de una nueva asamblea general del Sipreba para discutir y resolver una salida y un plan de acción colectivo y conjunto que enfrente la situación que atravesamos. Ningún despido, basta de flexibilización y precarización laboral vía “convergencia”, por la  defensa irrestricta de la libertad de expresión.

Naranja de Prensa

Desmembramiento en BAE, precarización en Aconcagua: el esquema de las patronales

En BAE, la empresa ha dado otro paso en el desmembramiento de la redacción. Bajo amenaza de separarlos del diario, obligó a cambiar de razón social a un sector más de trabajadores, quienes ahora desarrollan sus tareas en la redacción de Combate de los Pozos adonde tienen impedido el ingreso sus delegados.

En BAE, la empresa ha dado otro paso en el desmembramiento de la redacción. Bajo amenaza de separarlos del diario, obligó a cambiar de razón social a un sector más de trabajadores, quienes ahora desarrollan sus tareas en la redacción de Combate de los Pozos adonde tienen impedido el ingreso sus delegados.

Los trabajadores de Aconcagua S.A., la empresa que Olmos proyectó como una tercerizada productora de contenidos para todos los medios del grupo, levantan hace 9 meses un pliego de reclamos por compromisos incumplidos por la empresa, al tiempo que no cuentan con una representación gremial que los defienda y esté dispuesta enfrentar los atropellos de la patronal.

Es una tarea para el SiPreBA organizar los reclamos de todo el grupo y sobre todo los que surgen al interior de Aconcagua S.A. La “convergencia” y la flexibilidad laboral, moneda corriente en esa redacción, atenta cotidianamente contra los derechos adquiridos de los trabajadores que venían de BAE y Crónica.

Primeras elecciones de comisiones internas vía SiPreBA: un gremio que crece

A partir de la enorme conquista que significó la obtención por parte del SiPreBA de la inscripción simple, y por tanto, el reconocimiento del Ministerio de Trabajo,  nuestro sindicato ha dado sus primeros pasos formales con elecciones internas en varias empresas.

A partir de la enorme conquista que significó la obtención por parte del SiPreBA de la inscripción simple, y por tanto, el reconocimiento del Ministerio de Trabajo,  nuestro sindicato ha dado sus primeros pasos formales con elecciones internas en varias empresas.

Es el caso de la elección de delegados en Infobae, Telefé, Radio El Mundo y Splendid, Noticias Argentinas, Diario Perfil, Radio del Plata y Diario BAE que se suman a la primer elección realizada bajo el aval del Sipreba en Publiexpress.

Las elecciones vía SiPreBA no sólo significaron un importante paso en la consolidación de nuestro sindicato en cada una de las redacciones y lugares de trabajo, sino que también funcionaron como una respuesta colectiva ante el abandono de la UTPBA, que había dejado a numerosas comisiones internas con fueros vencidos libradas a su suerte y que se cobraron los despidos de delegados en Minuto 1 con el aval del entonces Ministro de Trabajo Carlos Tomada.

Con esto, además, el SiPreBA comienza a desandar un largo camino abonado por la UTPBA de desorganización sindical en las empresas periodísticas. Ahora, queda seguir organizando a los trabajadores ahí donde todavía no hemos llegado y los atropellos de las empresas son moneda corriente. Fue el caso de Radio Splendid, que votó su primera comisión interna bajo el amparo de SiPreBA, en esta primera tanda de elecciones.

BAE: Todos a la nueva redacción!

En la víspera del fin de semana, el director del diario BAE, Fernando Alonso, anunció que “desde el próximo lunes 14 de diciembre, la edición del diario BAE Negocios se va a realizar desde la redacción de Combate (de los pozos)”. Esta redacción fue creada en marzo 2014, cuando los trabajadores de Crónica y BAE fueron extorsionados para cambiar de razón social, con la pretensión de dejarlos sin representación gremial, imponer la multitarea y avasallar derechos laborales, dejando afuera de la convocatoria a muchos compañeros, entre ellos a los delegados.

En la víspera del fin de semana, el director del diario BAE, Fernando Alonso, anunció que “desde el próximo lunes 14 de diciembre, la edición del diario BAE Negocios se va a realizar desde la redacción de Combate (de los pozos)”. Esta redacción fue creada en marzo 2014, cuando los trabajadores de Crónica y BAE fueron extorsionados para cambiar de razón social, con la pretensión de dejarlos sin representación gremial, imponer la multitarea y avasallar derechos laborales, dejando afuera de la convocatoria a muchos compañeros, entre ellos a los delegados.

Los Olmos vuelven a la carga intentando avanzar sobre la situación que se generó el año pasado, luego de que una gran mayoría de trabajadores decidiera no pasar a la nueva redacción y cambiar de razón social. El diario, así, se siguió haciendo en dos redacciones durante un año y nueve meses.

Ahora fue directamente el director del diario el encargado de apretar, uno a uno, a los compañeros para que firmaran el pase. En caso de no aceptar el cambio de empresa y redacción, dicen, no escribirán más en diario BAE. Una clara extorsión empresaria, discriminatoria y antisindical.

La convocatoria excluye a los trabajadores de arte, correctores, retocadores fotográficos, del archivo fotográfico, infógrafos, sistemas, limpieza, circulación y administración. Uno de los fines de esta división es la de separar a los delegados gremiales electos de los trabajadores de base,  socavando su representación por un lado y privando de representación a los trabajadores de base. Estamos frente a una evidente violación a la libre organización sindical. Buscan debilitar la organización sindical y desmoralizar a los trabajadores para dar rienda al ajuste que preparan para el grupo Crónica.

Como primera respuesta se realizó una asamblea el martes 8/12 en la redacción de Pompeya. La Comisión Interna propuso denunciar públicamente la extorsión patronal, presentar una denuncia junto al SiPreBA en el Ministerio de Trabajo y defender el criterio utilizado hasta ahora: el de reclamar el pase de todos juntos a la nueva razón social sin discriminación alguna ni listas negras, y, por supuesto, respetando la representación gremial electa por los trabajadores. Además, sostener el reclamo de que se garantice la continuidad dentro del diario BAE para todo trabajador que no quiera cambiar de empresa.

Desafortunadamente un grupo de trabajadores (algunos de los que habían ingresado a BAE como resultado de la lucha del diario Crítica y que mayoritariamente se adaptaron a la modalidad de teletrabajo casi permanente promovida por la dirección del diario) , actuó en forma unilateral quebrando la unidad de la Asamblea. A sabiendas de que un sector no estaba convocado a pasar y, mucho menos, los delegados, plantearon que no quedaba otra alternativa que aceptar la extorsión patronal porque la cosa “no daba para más” y que “el contexto político no es propicio para luchar”.

En el desarrollo del debate, aclararon que era una “decisión tomada” y que no acatarían una resolución contraria de la Asamblea. Una política unilateral y de hechos consumados que no se corresponde con la ardua tarea de re construcción de la unidad de los trabajadores de prensa que venimos protagonizando en y entre todas las redacciones.

Fruto de esa división y de la fuerte presión de la empresa, otro sector de redactores se sumó a regañadientes a la política de desvinculación de la razón social BAE Negocios S.A. para pasar a Aconcagua.

Una nueva etapa para los trabajadores de BAE

La tarea de la nueva etapa es reconstruir la unidad sindical al interior del grupo Crónica. Unidad que la patronal buscó destruir mediante presiones y amenazas. Dividiendo las redacciones, generando miedos y terror contra la organización gremial. Muchos de los compañeros que pasaron a la nueva empresa dejaron en claro a la empresa su reclamo de que deben pasen todos los compañeros.

Es la oportunidad de unificar los reclamos pendientes de las distintas asambleas del grupo. La gratificación adeudada (doble aguinaldo que cobran históricamente los trabajadores de Crónica) tanto en Editorial Sarmiento como en Aconcagua, la continuidad de las tareas de los compañeros de BAE que siguen en BAE Negocios S.A. y la defensa de todos los puestos de trabajo, entre otros puntos. 

Llamamos a todo el gremio de prensa a luchar junto a los trabajadores de BAE y del grupo crónica para frenar el avance patronal. 

La Naranja de Prensa

Todos juntos a la nueva redacción

Transmitimos nuestra preocupación por los hechos ocurridos durante el fin de semana largo pasado, cuando la empresa volvió a plantear una convocatoria de cambio de razón social a los redactores y editores del diario BAE que seguían revistiendo en BAE Negocios S.A. El pasaje se hizo mediante presiones y amenazas de no seguir escribiendo en BAE si no aceptaban el cambio a Aconcagua S.A.

Transmitimos nuestra preocupación por los hechos ocurridos durante el fin de semana largo pasado, cuando la empresa volvió a plantear una convocatoria de cambio de razón social a los redactores y editores del diario BAE que seguían revistiendo en BAE Negocios S.A. El pasaje se hizo mediante presiones y amenazas de no seguir escribiendo en BAE si no aceptaban el cambio a Aconcagua S.A.

Reclamamos el pase de todos los trabajadores de BAE Negocios S.A. y Editorial Sarmiento a la nueva redacción, sin restricciones ni listas negras.

Vamos a defender con la unidad de todas las redacciones los puestos de trabajo en todas las empresas del grupo y la continuidad de las tareas que venían realizando los compañeros de BAE que no fueron convocados.

Asamblea y comisión interna de BAE Negocios

Asamblea y comisión interna de Editorial Sarmiento

Asamblea y comisión interna de Revista Veintitrés

Trabajadores de Aconcagua 

14/12/2015

Unidad de los trabajadores del Grupo Crónica en defensa de los puestos de trabajo

Los trabajadores de Crónica, revista Veintitrés y BAE Negocios vemos con preocupación las denuncias de vaciamiento, ajustes y despidos en el diario BAE.

Los trabajadores de Crónica, revista Veintitrés y BAE Negocios vemos con preocupación las denuncias de vaciamiento, ajustes y despidos en el diario BAE.

Proclamamos nuestra solidaridad hacia las medidas dispuestas por la asamblea de trabajadores de BAE y proponemos darle continuidad a los lazos de unidad entre las comisiones internas y las asambleas de nuestras redacciones en la defensa de los puestos de trabajo, las condiciones laborales y el salario.

Asamblea de Trabajadores y comisión interna diario Crónica

Asamblea de Trabajadores y comisión interna de diario BAE

Asamblea de Trabajadores y comisión interna de revista Veintitrés