Editorial Perfil aprovecha la pandemia de coronavirus para precarizar el empleo

 

No contenta con mantener una deuda con su personal que data de diciembre de 2018 (el decreto del gobierno de Macri que otorgaba un bono de $5.000 a todos los trabajadores de empresas privadas), debe también parte del primer tramo de la paritaria 2019-2020. Todo esto en el contexto de que todavía no se reabrió el segundo tramo del acuerdo 2019 que ya expiró el 30 de abril de este año.


 

No contenta con mantener una deuda con su personal que data de diciembre de 2018 (el decreto del gobierno de Macri que otorgaba un bono de $5.000 a todos los trabajadores de empresas privadas), debe también parte del primer tramo de la paritaria 2019-2020. Todo esto en el contexto de que todavía no se reabrió el segundo tramo del acuerdo 2019 que ya expiró el 30 de abril de este año.


A pesar de incumplir con el pago de esa deuda, Fontevecchia se considera con derecho a amenazar a los trabajadores con el no pago del salario del mes de mayo, cuando no dejó de funcionar en ningún momento de la cuarentena, funcionamiento que se realiza con teletrabajo, o sea que los trabajadores ponen, además de su fuerza de trabajo, sus computadoras y su factura de electricidad, lo que conlleva un gran ahorro para la empresa. Mientras tanto se ufana del récord de visitas en su página web y que el mes pasado el gobierno pagó la mitad de los salarios de sus empleados (¡con la plata de los jubilados!). Sin embargo, sigue llorando miseria.

Perfil ha comenzado una reconversión digital: quiere ir dejando las publicaciones en papel y dedicarse a aquellas que se desarrollan en la web o en radio y TV y, para eso pretende que los trabajadores pongan no solo su “creatividad”, como señaló en un mail enviado al personal, sino sobre todo sus celulares, sus computadoras y su electricidad. Realizó una convocatoria a fotógrafos y diseñadores de arte para reconvertirse en camarógrafos y editores de video para un nuevo noticiero en su canal de televisión abierta.

Ahora comenzó una nueva amenaza que consiste en enviar a todos los trabajadores que “no le sirven”, o se niegan a ser precarizados, a un “fondo editorial”, un lugar donde el trabajador permanece sin tareas, sometido a una situación de violencia laboral que no es otra cosa que una antesala de despidos.

Esta empresa en expansión utiliza el lema de que la “crisis es oportunidad” como punta de lanza para profundizar la precarización del trabajo en todas las empresas del gremio, algo que ya venía llevando a cabo con salarios para nuevos trabajadores (por ejemplo en la radio) de ¡¡$16.000!!

Esta circunstancia, en un escenario de despidos, vaciamientos y pagos de salarios en cuotas que se está desarrollando en todo el gremio de prensa, ha generado una gran preocupación y angustia entre los trabajadores, que se mantienen organizados mediante asambleas virtuales y en estado de alerta, analizando la forma de enfrentar estos atropellos.

Corresponsal Naranja de Prensa

 

Los 5000 al sueldo, un reclamo que puede movilizar a todo el gremio de prensa

El gremio de prensa, bajo la iniciativa del Sipreba, ha salido a la lucha para enfrentar la entregada de la Utpba que permitió a las empresas pagar hasta en cinco cuotas el miserable bono de 5000 pesos por única vez que estableció el Gobierno para el sector privado.

El gremio de prensa, bajo la iniciativa del Sipreba, ha salido a la lucha para enfrentar la entregada de la Utpba que permitió a las empresas pagar hasta en cinco cuotas el miserable bono de 5000 pesos por única vez que estableció el Gobierno para el sector privado.

La movida empezó antes de que la Utpba firmara el acta para liquidar el bono, con una iniciativa en la que las comisiones internas entregaron una nota común a las empresas donde se reclamó que el bono se pague de una vez, en octubre, y no se absorba en futuros aumentos.

Formalizado el chanchullo entre la Utpba y Aedba (Asociación de Editores de Diarios de la Ciudad de Buenos Aires), comenzó una serie de acciones en puerta de empresas, en cada una de las cuales se combinó el reclamo general por el bono con reivindicaciones específicas del lugar. Así, ya hubo acciones en Publiexpress, que viene de enfrentar despidos; en Perfil, que lucha contra los incumplimientos de la patronal (aún debe el bono del año pasado) y se hará la próxima en El Cronista, donde los trabajadores luchan contra el ajuste derivado de la imposición de la convergencia.

Sin embargo, en el curso de estas acciones surgió un dato revelador: al menos en dos asambleas, en la de El Cronista y en la de Clarín, se sumó al reclamo original el planteo de que el bono, además, se incorpore al sueldo.

El reclamo, sin salirse del pedido disparador del bono, es una vía ingeniosa que plantea, por un lado, la reapertura de paritarias para un aumento real y de emergencia y, al mismo tiempo, se anticipa a la próxima entregada de la Utpba, que acordó con las patronales volver a reunirse recién en noviembre para pautar los aumentos de la siguiente fase del acuerdo, de noviembre a abril de 2020. Ha trascendido incluso que el plan patronal burocrático es establecer un nuevo porcentaje de aumento recién para enero, donde las tres cuotas del bono (1666.66 pesos cada una) serían un puente hasta esa fecha. Si a eso se le suma que, como plantea el decreto y ratifica el acta Aedba – Utpba, los nuevos porcentajes absorberán las cuotas del bono, estamos ante un crimen de lesa salarial.

Las resoluciones de las asambleas que profundizan el reclamo original escapan a la fotografía de la correlación de fuerzas actual y son un síntoma de que el gremio busca por todos lados un camino para recomponerse de los golpes recibidos, mediante el mejor de los cursos de acción, el que hace eje en el salario, por su potencial unificador y su carácter potencialmente ofensivo.

Sin embargo, el derrumbe salarial, de 32,4% de pérdida del poder adquisitivo en cuatro años, exigirá más temprano que tarde abrir el debate sobre el paro general, para cuya preparación son imprescindibles todas las acciones parciales que se están haciendo. Incluso el gremio deberá plantearse el desafío de darle a la lucha salarial un alcance nacional, en la perspectiva de las iniciativas que supo tomar la Mesa Nacional de Prensa, sobre todo ahora con una Fatpren rescatada, para la lucha, de la amenaza de su copamiento derechista y de los gordos de la burocracia sindical.

Vamos con todo a todas las acciones concertadas en cada plenario, en la perspectiva de su profundización. Para que el bono se pague  en una sola vez, quede en el sueldo, sin absorciones, basta de ajuste, puestos de trabajo para los despedidos y fuera las manos de la burocracia de nuestros salarios y del gremio.

No a los despidos en el Grupo Crónica

Esta semana, se conocieron nuevos despidos en el Grupo Crónica: tres en el diario BAE y otros tres en el diario Crónica. Se suman a los doce despidos tras el cierre de la Revista Veintitrés, y que parecen marcar que el ajuste no tiene fin en los medios que dirigen los Olmos. 


 

Esta semana, se conocieron nuevos despidos en el Grupo Crónica: tres en el diario BAE y otros tres en el diario Crónica. Se suman a los doce despidos tras el cierre de la Revista Veintitrés, y que parecen marcar que el ajuste no tiene fin en los medios que dirigen los Olmos. 


 Era este el ajuste que preparaban cuando crearon la nueva razón social -Aconcagua S.A.- para separar a los trabajadores de sus delegados electos democráticamente e imponer la “convergencia” de las redacciones, o en otros términos, que los trabajadores realicen tareas para todos los medios del grupo sin distinción de plataforma. Además, los despidos llegan después de descuentos salariales masivos a más del 80% del personal de BAE como resultado de la implementación del sistema de control de accesos. Este sistema, que había sido rechazado por los trabajadores de BAE cuando todavía estaban organizados en asamblea y tenían delegados, se da de bruces con la actividad periodística: no reconoce que la jornada de un periodista puede comenzar en una cobertura, en la búsqueda de la noticia fuera de la redacción o en reuniones con las fuentes, por ejemplo. 

 Los intentos de enfrentar los despidos chocan con la desorganización impuesta por los Olmos tras el despido de los verdaderos delegados. Los seudo delegados puestos a dedo por la patronal transmiten desmoralización entre los trabajadores: asambleas sin resoluciones, no difunden los despidos ni los descuentos hacia el resto del gremio, no se solidarizaron con los despedidos en Veintitrés, ni con sus propios compañeros de Crónica y BAE cuando fueran despedidos.

A este cuadro de desorganización se le suma la reaparición de la Utpba, la organización fantasma que hace dos años abandonó a los trabajadores de BAE y Crónica y bendijo las elecciones truchas de delegados impuesta por los Olmos, quienes obligaron en tres oportunidades a los trabajadores a votar una junta electoral.

La Utpba, que viene de firmar paritarias a la baja para el conjunto del gremio de prensa, orienta el conflicto para que se diluya sin enfrentamiento con la patronal, sin medidas de fuerza que obliguen al Ministerio de Trabajo a dictar una conciliación obligatoria con los despedidos adentro.

La burocracia sindical empresaria aplicando el ajuste macrista

Los despidos en Crónica y BAE y el atraso salarial y ajuste en Página 12 pintan de cuerpo entero a las patronales vinculadas a la burocracia sindical pejotista. Víctor Santamaría del Suterh (Porteros) y Olmos (Caló) de la UOM son los primeros en aplicar el ajuste macrista. No esperaron a octubre para aplicarlo.

Lo mismo está haciendo Cristóbal López, otro aportista a la campaña de Unidad Ciudadana, que anuncia que van a reproducir solo contenidos enlatados y larga retiros voluntarios en lo que queda de CN23, luego de la huida vaciadora de Sergio Szpolski.

Ferreyra y Acosta, en Radio Del Plata, tampoco pagaron el aguinaldo, corriendo la línea del off side patronal al antiobrero Jorge Fontevecchia que propone pagarlo en cuotas.

En materia de ajuste contra los trabajadores no hay grieta entre las patronales.

Un plan de acción para enfrentar el ajuste en todos los medios

Estos despidos, y los atrasos en el pago de salarios y aguinaldo en Ámbito, Perfil, Radio Del Plata y Página 12, reclaman la convocatoria urgente a una asamblea general del gremio de prensa y un plan de lucha del SiPreBA para enfrentar el ajuste en todas las empresas periodísticas.

 

 

 

En Prensa vamos con todo al paro del 6

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

En el debate desarrollado en las asambleas se abordó el tema de si no correspondía adherir al paro, pero cubriendo la información referida a él. Esta tesis fue rechazada prácticamente por unanimidad en Radio Nacional y en Télam al considerarse que, en un paro, los trabajadores de prensa no teníamos ninguna especificidad diferente al resto de los trabajadores del país que sufren la ofensiva contra sus condiciones de trabajo. Como antecedente inmediato, los delegados y la asamblea de Télam lograron que no se publicaran cables en ocasión de la marcha de la CGT del 7 de marzo, ya que los trabajadores habían realizado un paro masivo durante varias horas en la agencia estatal.

Esta decisión espectacular, inédita en los últimos años, solo puede comprenderse al calor de la enorme reconstrucción del tejido gremial en los medios de prensa corporizado en el nacimiento del Sipreba como sindicato real de todos los trabajadores de prensa.

La convocatoria a la medida de fuerza fue arrancada luego del gigantesco repudio popular a la burocracia sindical expresado en la movilización del 7 de marzo pasado. Con la exigencia a que pongan fecha al paro, los trabajadores denunciaron al triunvirato de la CGT como cómplice del ajuste.

A pesar de que se tomaron un largo mes para la fecha del paro, la burocracia sindical no ha podido evitar que más de un millón de trabajadores salieran a la calle durante marzo demostrando las enormes reservas de lucha para enfrentar el ajuste.

La movilización docente se ha convertido en la gran disputa que enfrenta al movimiento obrero contra Macri y los gobernadores. En la Provincia, el macrismo pretende cerrar la paritaria por decreto. ante la negativa de los docentes a aceptar un techo que deje sus salarios en niveles de pobreza. En Santa Cruz, Alicia Kirchner ofreció un 3 por ciento de aumento a los docentes, demostrando que no hay divergencias reales a la hora de ajustar contra el pueblo.

Lo mismo sucede en el gremio de prensa. Los primeros abanderados del ajuste macrista fueron los kirchneristas Szpolski, Garfunkel y Cristóbal López. Más de 1.500 despidos y una paritaria desastrosa que hundió nuestros salarios prepararon el camino para nuevos y más baratos despidos y el desconocimiento de nuestros convenios.

El paro del 6 de abril es una oportunidad para el SiPreBA en las vísperas de la apertura de las paritarias 2017, en donde nuevamente, se intentará usurpar la voz de los trabajadores de la mano de la burocracia propatronal de la Utpba.

El plenario de delegados del SiPreBA ha resuelto reclamar un 35% de aumento en una cuota como paliativo a la rebaja salarial sufrida durante los últimos años.

La masividad del paro será la ocasión para que en el gremio de prensa expresemos nuestro repudio al ajuste en marcha y nos movilicemos por todos nuestros reclamos.

Comienza el juicio contra la comisión interna de Perfil

La Justicia ha resuelto elevar a juicio oral la causa abierta a fines de 2013 contra los delegados de prensa de Editorial Perfil bajo la acusación de violar la libertad de prensa por un extenso paro de actividades contra despidos.

La Justicia ha resuelto elevar a juicio oral la causa abierta a fines de 2013 contra los delegados de prensa de Editorial Perfil bajo la acusación de violar la libertad de prensa por un extenso paro de actividades contra despidos.

El conflicto comenzó por la cesantía de 13 trabajadores en un día de elección de delegados. Entre los despedidos se encontraban integrantes de la junta electoral encargada del comicio. Hubo un paro de actividades que motivó la intervención del Ministerio de Trabajo, que decretó una primera conciliación y luego otra, a cuya finalización la empresa mantuvo los despidos. Todo el accionar patronal y el ataque durante la elección de delegados, delataba una intención de neutralizar la organización gremial para avanzar con despidos y precarización laboral.

A fines de 2013, la medida empalmó con un paro gráfico por violaciones patronales varias. Ese paro  (con bloqueo incluido) se mantuvo por algunas horas sin resolución efectiva por parte de la empresa. Fue levantado luego de una gran presión de la Federación Gráfica.

A pesar del abandono de los gráficos, la medida de lucha se mantuvo. La patronal llamó a la Policía Federal, primero, y luego, a la Prefectura. Ambas fuerzas se retiraron de la empresa constatando que no había delito alguno. Más tarde vino la Metropolitana, avisándonos que le iba a dar curso a la Fiscalía, la que ordenó a esos efectivos que se retiraran de la empresa, ya que constataron que se trataba de un conflicto gremial por despidos.

El paro en Prensa culminó a fin de año sin poder revertir el ataque patronal. Durante enero, se produjeron nuevos despidos de todo un sector del activismo participante del 20/21 de diciembre, lo que motivó un nuevo paro de actividades y una nueva conciliación obligatoria a cuya culminación la patronal mantuvo su tesitura antiobrera. Un mes después, todo el activismo fue reincorporado por un amparo judicial.

Por esas acciones, Perfil presentó en forma sigilosa una denuncia de ataque la libertad de prensa acusando a los delegados de prensa de violar el art. 161 del Código Penal (con uno a seis meses de prisión), acusación que se conoció varios meses después de la denuncia.

La Justicia ordenó en primera instancia la “falta de mérito”, primero, para luego modificar el fallo procesando a los delegados. Llevado el caso a la Cámara de Apelaciones, esta instancia confirmó en voto dividido la decisión inicial sumando a otro compañero a la lista de procesados. En disidencia, el camarista Divito consideró que las acciones desarrolladas en el marco de una huelga deben ser consideradas como parte del derecho de huelga.

Si bien este fallo se conoció al día siguiente del triunfo de Macri en el balotaje, durante dos largos años la causa se desarrolló bajo el kirchnerismo y sus centenares de procesados por luchar.

Estamos frente a un grave caso de persecución sindical y un alevoso ataque al derecho de huelga. El objetivo patronal fue producir una derrota a los trabajadores.

Desde mediados de 2014 hasta 2015 fueron despedidos o tomaron el retiro voluntario alrededor de 130 trabajadores más en Editorial Perfil. Estos despidos fueron el preanuncio de otros 1.300 que se produjeron en el gremio de Prensa de la Ciudad durante el año pasado.

En cada instancia judicial la comisión interna de Perfil realizó una importante labor de solidaridad con pronunciamientos masivos del gremio de Prensa, personalidades y actos públicos. Por la importancia que ha tenido la comisión interna de Perfil en la reconstrucción del tejido sindical en el gremio de Prensa y en el nacimiento del Sipreba, un fallo condenatorio sería un golpe al derecho de huelga y un reforzamiento a la ofensiva patronal y del macrismo sobre los convenios y el salario.

Contemporáneo a un nuevo 24 de marzo de lucha llamamos a todo el movimiento obrero y popular a repudiar este intento proscriptivo contra el movimiento sindical y a pronunciarse por la absolución a los trabajadores de Editorial Perfil.

Noticias se suma a las infamias de Clarín

Compartimos comunicado de la Lista Naranja Gráfica

En el día de hoy Editorial Perfil, a través de la revista Noticias, montó una provocación en regla contra la lucha de los trabajadores de Agr-Clarín y la Lista Naranja Gráfica.

Compartimos comunicado de la Lista Naranja Gráfica

En el día de hoy Editorial Perfil, a través de la revista Noticias, montó una provocación en regla contra la lucha de los trabajadores de Agr-Clarín y la Lista Naranja Gráfica.

La misma revista había publicado, a días del cierre de la planta de Pompeya y la ocupación por parte de los obreros, una entrevista con el ministro de trabajo donde justificaba la medida patronal. La titulaba “Entendamos al que despide”.

Esta vez, el artículo publicado es una provocación directa contra la Lista Naranja. La falta de rigor periodístico recorre la nota de pie a cabeza. Pretende responsabilizar a los trabajadores de la crisis que atraviesa el sector. Una crisis que tiene en realidad dos vertientes: La crisis capitalista mundial y el avance de la tecnología.

En realidad, lo que desnuda la nota es la preocupación de la cámara empresaria sobre como llevar a fondo el ajuste en el gremio. La Lista Naranja Gráfica aparece como un obstáculo por su compromiso inclaudicable con los trabajadores.

La parcialidad del artículo es descarada. La Voz de la Lista Naranja -eje de la nota- está ausente. En cambio, están destacadas las declaraciones del presidente de la cámara empresaria. Lo que expone claramente que no se trata de una nota periodística, si no de una provocación.

 

La Comisión Interna de Morvillo -taller donde se imprime la revista y miembros de la Naranja Gráfica – y la Comisión Interna de Editorial Perfil repudiamos contundentemente las expresiones volcadas en la revista, denunciamos la falta de rigor periodístico y el carácter anti democrático de la misma, y exigimos de forma inmediata el derecho a réplica por parte de la Lista Naranja Gráfica.

Elecciones en Perfil: masivo apoyo a los delegados querellados por la patronal

 

Con una masiva participación de compañeros y un resultado de  128 votos a favor y siete en blanco fue consagrada nuevamente, la histórica comisión gremial interna de prensa en Editorial Perfil. La votación reafirma y refuerza el compromiso de los trabajadores con una tradición de lucha y el apoyo a los delegados frente al violento ataque patronal que los querelló por un paro realizado hace tres años en reclamo de la reincorporación de compañeros despedidos y los colocó en las puertas de un juicio oral que fue convocado para fines de marzo próximo.

 

Con una masiva participación de compañeros y un resultado de  128 votos a favor y siete en blanco fue consagrada nuevamente, la histórica comisión gremial interna de prensa en Editorial Perfil. La votación reafirma y refuerza el compromiso de los trabajadores con una tradición de lucha y el apoyo a los delegados frente al violento ataque patronal que los querelló por un paro realizado hace tres años en reclamo de la reincorporación de compañeros despedidos y los colocó en las puertas de un juicio oral que fue convocado para fines de marzo próximo.

También ha sido una muestra de apoyo al SIPREBA, representante de todo el gremio de prensa de la Ciudad de Buenos Aires.

 Este año ha sido muy duro para los trabajadores de Prensa en general y para los de Perfil, en particular. A la paritaria espantosa firmada por la burocracia parasitaria de la Utpba (del 27% por trece meses), en Perfil se sumó el incumplimiento patronal del primer tramo del acuerdo salarial y el pago desdoblado de los sueldos que se mantiene hasta ahora. Todo esto en el marco de una inflación desbocada y un impuesto al salario que ha pulverizado los salarios.

 La ofensiva patronal-judicial a la Comisión Interna es un ataque a la libertad sindical y al derecho de huelga. La decisión, en fallo dividido, de la Cámara de Apelaciones, de llevar a juicio oral a los representantes de los trabajadores se asienta en el paro general realizado en la Editorial a fines de 2013 por la reincorporación de compañeros despedidos. Frente a esta medida, la patronal realizó una denuncia por violación a la “libertad de prensa”, invocando disposiciones del Código Penal.  

 En este contexto, el fuerte respaldo de los trabajadores a sus delegados perseguidos marca un punto de resistencia y de repudio a la provocación patronal-judicial. Es importante señalar que la elección se realizó en las vísperas de la transformación de Editorial Perfil en un gran multimedios. 

A la infinidad de medios gráficos que ya edita, la patronal le sumó ahora dos canales de TV abierta (los primeros que se otorgan en 50 años en Ciudad de Buenos Aires), una FM y su participación en la licitación para quedarse con radio América, abandonada por el vaciador kirchnerista Sergio Szpolski. 

La agenda para la nueva Comisión Interna está centrada en el cobro en fecha del salario, de la deuda contraída por el primer tramo de las paritarias, por la defensa de los convenios y
estatutos frente a la precarización laboral, por el desarrollo del SIPREBA y por la defensa del derecho de huelga, legalidad que se quiere conculcar con el juicio a los delegados.

Por Rubén Schofrin

 

Justicia por Lucía: la movilización del Sipreba

El Paro Nacional de Mujeres está calando profundamente en todas las redacciones en el marco de importantes luchas en el gremio de prensa. La semana pasada hubo un fuerte paro en Infobae por el despido de una compañera. En Página 12 fueron al paro de 24 horas en reclamo de la reapertura de las paritarias y en Télam se realizó una gran actividad en la puerta de la agencia en reclamo del funcionamiento del comedor de la empresa. 

El Paro Nacional de Mujeres está calando profundamente en todas las redacciones en el marco de importantes luchas en el gremio de prensa. La semana pasada hubo un fuerte paro en Infobae por el despido de una compañera. En Página 12 fueron al paro de 24 horas en reclamo de la reapertura de las paritarias y en Télam se realizó una gran actividad en la puerta de la agencia en reclamo del funcionamiento del comedor de la empresa. 

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires, a través de la Secretaría de Mujeres y Género, participó de la reunión donde 300 compañeras de distintos gremios y actividades resolvieron la convocatoria a la jornada de protesta del 19. El Sipreba promueve el cese de tareas de una hora y la participación en la marcha.

El reclamo fue tomado inmediatamente por los compañeros de Perfil para una foto extraordinaria reclamando “Justicia por Lucía”. Esta imagen de enorme impacto mediático fue la campana de largada de una gran iniciativa colectiva desplegada hora tras hora en todas las empresas periodísticas.

La asamblea de trabajadores de Atlántida-Televisa sacó una declaración de apoyo a la medida de lucha con una fuerte delimitación ideológica del contenido de las publicaciones (Gente, Para Tí, Billiken, Paparazzi, etc.) que esa editorial imprime.

En esas horas, también, la comisión interna de Télam —que viene librando una lucha importante por reclamos en la agencia— convocó al paro de 13 a 14 hs promoviendo una concentración en la puerta de la empresa. También pararán los trabajadores de Tiempo Argentino.

  

En Clarín, la principal empresa del gremio, una asamblea masiva resolvió salir a la calle con el cese de tareas al mediodía.

En El Cronista habrá dos medidas de lucha, al mediodía y a la noche, adecuadas al funcionamiento que tienen sus trabajadores.

 En revista Pronto, también, se hará paro a partir de las 15. En Perfil, los compañeros volverán a convocarse a partir de las 16 y se producirá una fuerte concurrencia a la Plaza de Mayo. En Ámbito Financiero y Revista Veintitrés se hará asamblea durante la jornada.

 En los canales también se está desplegando una intensa actividad para la convocatoria del miércoles. En Canal 13/TN sus delegados están desplegando una gran actividad a través de imágenes de los trabajadores del canal con el reclamo de #NiUnaMenos. En Telefé los compañeros decidieron extender de 15 a 16 su asamblea solidaria. En la TV Pública, la comisión interna está desplegando una gran agitación con el reclamo de Justicia por Lucía.

 En Radio Nacional el Sipreba y Atrana convocan al mediodía a salir de la emisora de 13 a 14 y, luego, a la concentración al Obelisco.

El “Paro de Mujeres” encarna una reivindicación colectiva de todo el gremio de prensa. Hora tras hora, los trabajadores de todas las empresas periodísticas se suman a la jornada de lucha.

 

El gremio de prensa enfrenta el ajuste. Movilizaciones en Página, Clarín y Perfil

La gran movilización nacional del 8J convocada por todos los sindicatos de Prensa del país, abrió una nueva etapa en la pelea contra el ajuste y los despidos que llevan adelante los trabajadores de nuestro gremio en la Ciudad de Buenos Aires.

La gran movilización nacional del 8J convocada por todos los sindicatos de Prensa del país, abrió una nueva etapa en la pelea contra el ajuste y los despidos que llevan adelante los trabajadores de nuestro gremio en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde fines del gobierno de Cristina el gremio de Prensa recibió innumerables golpes con el cierre de la mayoría de los medios K y un achique en los de la otrora “Corpo”, que se ahondaron con el triunfo del macrismo.

El vaciamiento de todos los medios del Grupo 23 pertenecientes al ex candidato a intendente del FpV por Tigre, Sergio Szpolski, vino acompañado por un ajuste con retiros voluntarios, prejubilaciones y despidos en Clarín, La Nación y el cierre de las redacciones de BAE y Crónica en Pompeya, donde se concentraba todo el activismo del grupo y sus delegados (que fueron despedidos).

Estos golpes -que provocaron más de 1.000 despidos y desvinculaciones- acompañaron la respuesta patronal represiva y de ataque a la vida sindical, frente al nacimiento del nuevo sindicato de prensa, el Sipreba, surgido de una decisión del plenario de delegados de la prensa escrita, radial y televisiva para sacarse de encima, de una vez por todas, a la repodrida burocracia de la Utpba.

A los despidos, las patronales le sumaron un acuerdo salarial con la burocracia que implicaba la firma de la peor paritaria del país, la negativa a que el Sipreba participara en la negociación, el desconocimiento de comisiones internas elegidas bajo el nuevo sindicato en algunas empresas y la persecución a delegados y activistas.

Los trabajadores de prensa reaccionaron primero, con una votación masiva a los que pusieron en pie al Sipreba en las elecciones del nuevo sindicato. Vino luego la enorme movilización de más de 3.000 compañeros al Ministerio de Trabajo en reclamo de todo un pliego reivindicativo.

A pesar de los ataques recibidos, la marcha demostró una enorme disposición de lucha que, aunque de manera desigual, ha crecido en fuerza e intensidad. En Página/12 hubo paro y corte de calle, con quema de neumáticos, en reclamo del 40% pisoteado en el acuerdo bochornoso entre las cámaras empresarias y un sindicato inexistente.

La patronal kirchnerista del “portero” Santa María logró en tiempo récord que el ministro Triaca decrete la conciliación obligatoria. El apuro ministerial contrasta aquí con el silencio cómplice del macrismo para con Szpolski a raíz del cierre de todos los medios del grupo 23.

A pesar de la conciliación, los trabajadores han resuelto quites de firmas que se cumplen masivamente.

Junto a Página 12, la comisión interna de Clarín lanzó un plan de lucha en todos los diarios del grupo con asambleas multitudinarias, cortes de calle y cacerolazos internos  y quite de firmas, también en reclamo de una modificación de las paritarias y exigiendo además, la reincorporación inmediata de un nuevo delegado de prensa del sector Expedición de la planta en Barracas.

Este compañero trabajaba desde hace años con un contrato diario, es decir que su “estabilidad”, para Clarín, dura 24 horas, lo que refleja el nivel de explotación de la patronal negrera que ha manifestado su negativa a cualquier cambio salarial. Hasta ahora, la empresa se ha negado a cumplir el fallo judicial que ordena la reinstalación del delegado despedido.

En Perfil, la patronal comenzó a desdoblar el pago de los salarios y anunció que iba a postergar el cumplimiento de la paritaria por varios meses y que los retroactivos recién los iba a abonar el próximo año.

Todo esto, luego de la fastuosa inauguración del nuevo edificio de la editorial con la presencia de Macri, Scioli, Massa, Stolbizer y el presidente de la Corte, días antes de las elecciones de octubre.

Los trabajadores de Perfil venían de soportar golpes profundos con más de 100 despidos en 2014/15 y el procesamiento de sus delegados acusados de violar la libertad de prensa por una huelga general contra los despidos que impidió la salida del diario.

A pesar de este cuadro, y en el marco de asambleas masivas con presencia, incluso, de los editores, los periodistas de la editorial organizaron dos cacerolazos  y un masivo quite de firmas en el diario que será acompañado por la redacción de la revista Noticias.

El Sipreba convocó un plenario de delegados que resolvió el llamado a asambleas en todas las empresas y una nueva movilización general a principios de julio.

La lucha contra el ajuste en el gremio de Prensa está comenzando a crecer y a fortalecerse.

Rubén Schofrin

Otra vez, Perfil viola la ley

Porque no nos paga nuestros salarios en fecha. Los sueldos de abril y mayo fueron abonados en dos cuotas.

Porque no nos paga nuestros salarios en fecha. Los sueldos de abril y mayo fueron abonados en dos cuotas.

Porque, a pesar de acordar con la burocracia de la Utpba la peor paritaria del país, PERFIL viola la ley negándose a cumplir con el aumento salarial pactado.

Porque en medio de los tarifazos, la devaluación e inflación de un 45% anual, PERFIL pretende emitir un pagaré (“pagadiós”) a ser cancelado en 2017 por la deuda salarial contraída con sus trabajadores.

Porque, frente a la inminencia de la fecha de vencimiento del pago del medio aguinaldo, PERFIL anuncia un nuevo incumplimiento salarial desdoblando su pago para julio.

Porque los trabajadores de PERFIL no sólo aspiramos a cobrar en fecha los salarios establecidos, sino que reclamamos una recomposición salarial acorde a la inflación.

Por todo lo expuesto, la Asamblea de Trabajadores de Perfil resuelve retirar las firmas de las notas el domingo 26 de junio.

Asamblea de Trabajadores de Editorial Perfil
Comisión Gremial Interna – Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba)