Los 5000 al sueldo, un reclamo que puede movilizar a todo el gremio de prensa

El gremio de prensa, bajo la iniciativa del Sipreba, ha salido a la lucha para enfrentar la entregada de la Utpba que permitió a las empresas pagar hasta en cinco cuotas el miserable bono de 5000 pesos por única vez que estableció el Gobierno para el sector privado.

El gremio de prensa, bajo la iniciativa del Sipreba, ha salido a la lucha para enfrentar la entregada de la Utpba que permitió a las empresas pagar hasta en cinco cuotas el miserable bono de 5000 pesos por única vez que estableció el Gobierno para el sector privado.

La movida empezó antes de que la Utpba firmara el acta para liquidar el bono, con una iniciativa en la que las comisiones internas entregaron una nota común a las empresas donde se reclamó que el bono se pague de una vez, en octubre, y no se absorba en futuros aumentos.

Formalizado el chanchullo entre la Utpba y Aedba (Asociación de Editores de Diarios de la Ciudad de Buenos Aires), comenzó una serie de acciones en puerta de empresas, en cada una de las cuales se combinó el reclamo general por el bono con reivindicaciones específicas del lugar. Así, ya hubo acciones en Publiexpress, que viene de enfrentar despidos; en Perfil, que lucha contra los incumplimientos de la patronal (aún debe el bono del año pasado) y se hará la próxima en El Cronista, donde los trabajadores luchan contra el ajuste derivado de la imposición de la convergencia.

Sin embargo, en el curso de estas acciones surgió un dato revelador: al menos en dos asambleas, en la de El Cronista y en la de Clarín, se sumó al reclamo original el planteo de que el bono, además, se incorpore al sueldo.

El reclamo, sin salirse del pedido disparador del bono, es una vía ingeniosa que plantea, por un lado, la reapertura de paritarias para un aumento real y de emergencia y, al mismo tiempo, se anticipa a la próxima entregada de la Utpba, que acordó con las patronales volver a reunirse recién en noviembre para pautar los aumentos de la siguiente fase del acuerdo, de noviembre a abril de 2020. Ha trascendido incluso que el plan patronal burocrático es establecer un nuevo porcentaje de aumento recién para enero, donde las tres cuotas del bono (1666.66 pesos cada una) serían un puente hasta esa fecha. Si a eso se le suma que, como plantea el decreto y ratifica el acta Aedba – Utpba, los nuevos porcentajes absorberán las cuotas del bono, estamos ante un crimen de lesa salarial.

Las resoluciones de las asambleas que profundizan el reclamo original escapan a la fotografía de la correlación de fuerzas actual y son un síntoma de que el gremio busca por todos lados un camino para recomponerse de los golpes recibidos, mediante el mejor de los cursos de acción, el que hace eje en el salario, por su potencial unificador y su carácter potencialmente ofensivo.

Sin embargo, el derrumbe salarial, de 32,4% de pérdida del poder adquisitivo en cuatro años, exigirá más temprano que tarde abrir el debate sobre el paro general, para cuya preparación son imprescindibles todas las acciones parciales que se están haciendo. Incluso el gremio deberá plantearse el desafío de darle a la lucha salarial un alcance nacional, en la perspectiva de las iniciativas que supo tomar la Mesa Nacional de Prensa, sobre todo ahora con una Fatpren rescatada, para la lucha, de la amenaza de su copamiento derechista y de los gordos de la burocracia sindical.

Vamos con todo a todas las acciones concertadas en cada plenario, en la perspectiva de su profundización. Para que el bono se pague  en una sola vez, quede en el sueldo, sin absorciones, basta de ajuste, puestos de trabajo para los despedidos y fuera las manos de la burocracia de nuestros salarios y del gremio.

El gremio se ha puesto de pie y enfrenta a las provocaciones patronales

En las preliminares de la discusión salarial, varias patronales de Prensa han lanzado ataques contra sus trabajadores. Clarín no respeta los acuerdos salariales anteriores y miente cínica y provocadoramente sosteniendo que ya cumplió y Publiexpress (Pronto) se lanzó a un plan de despidos cuando sus cuentas están florecientes.

En las preliminares de la discusión salarial, varias patronales de Prensa han lanzado ataques contra sus trabajadores. Clarín no respeta los acuerdos salariales anteriores y miente cínica y provocadoramente sosteniendo que ya cumplió y Publiexpress (Pronto) se lanzó a un plan de despidos cuando sus cuentas están florecientes.

Otro tanto el grupo 23 de Szpolski y Garfunkel, que recibió centenares de millones de pesos (y sigue recibiendo) de pauta oficial y cerró varias publicaciones dejando en una situación precaria a los trabajadores, mientras que la patronal nac&pop de Telam se niega a recibir a la Comisión Interna elegida hace ya varios meses por 350 trabajadores de la agencia.

Pero todas estas provocaciones han tenido una respuesta firme de los trabajadores. 

Los compañeros de Clarín han dado una muestra de unidad y fortaleza impresionante. El quite de firmas fue masivo: sólo dos firmas de jerárquicos en todo el diario. Ni dibujantes, ni historietistas,  ni fotógrafos, ni periodistas de aquí ni los corresponsales. Nadie firmó nada.

Además se plantaron masivamente ante la oficina de Personal a pedir respuesta a sus reclamos. También salieron a la calle y realizaron una gran asamblea allí donde se ratificó el plan de lucha.

Una extraordinaria respuesta de los trabajadores en el seno del multimedios negrero de Magneto.

Los compañeros de Publiexpress han realizado un extraordinario paro el 24 de marzo, un acto en la puerta de la empresa y se han movilizado en el marco de un plan de lucha contra los despidos de varios trabajadores de la editorial.

Los trabajadores del grupo 23 resisten las presiones para que acepten “retiros voluntarios” frente al cierre de varias publicaciones. La patronal se vio obligada a reubicarlos, aunque la situación es precaria.

Los compañeros de Télam vienen reclamando a la patronal K, con distintas medidas, que reconozca a los delegados que eligieron hace varios meses. La patronal “nacional y popular” se niega con excusas formales provocadoras.

El martes 14 realizaremos una concentración del gremio en la puerta de la agencia para reclamar que la patronal respete la libertad sindical y reconozca de inmediato a los delegados.

El triunfo de estas luchas es vital para todos los trabajadores de Prensa. Hay que redoblar el apoyo. Hay que definir medidas de solidaridad con los compañeros en todo el gremio.

Así se está construyendo el nuevo gremio de Prensa.

La Naranja de Prensa

Acto contra los despidos en publiexpress

Ante la andanada de despidos que sufrimos en el último mes, los trabajadores de editorial Publiexpress convocamos a todos los compañeros del gremio de prensa a participar el VIERNES 10 de abril del acto que se realizará en la puerta de la empresa, MAGALLANES 1346 (Y AV.

Ante la andanada de despidos que sufrimos en el último mes, los trabajadores de editorial Publiexpress convocamos a todos los compañeros del gremio de prensa a participar el VIERNES 10 de abril del acto que se realizará en la puerta de la empresa, MAGALLANES 1346 (Y AV. PATRICIOS), a las 16 HS para repudiar el ataque de la patronal y pelear por las reincorporaciones. Cinco despidos en el último mes se suman a otro siete en lo últimos tres años. Nada menos que 12 despidos para una planta de trabajadores que no supera los 70 compañeros. Editorial Publiexpress edita varias publicaciones -entre ellas Pronto, la más vendida del país con 80 mil ejemplares semanales- y vende por mes más de 500 mil revistas. Además, cuenta con una jugosa pauta publicitaria de varios millones de pesos mensuales. Sin embargo, insiste con el ajuste y la precarización laboral y sigue amenazando nuestras fuentes de trabajo. Llevamos dos paros de 24 horas y seguramente tendremos que dar más pelea para frenar este ajuste salvaje. 

Los esperamos a todos el próximo viernes a que nos acompañen en esta lucha que hemos iniciado.

¡BASTA DE AJUSTE!

¡NI UN SOLO DESPIDO!

¡TODOS LOS COMPAÑEROS ADENTRO!

Comunicado de la asamblea de trabajadores de Publiexpress

Ante una nueva embestida de la empresa en contra de los trabajadores, esta vez despidiendo a cuatro compañeros sin ninguna causa que lo justifique, la asamblea reunida el lunes 6 de abril decide realizar un paro de 24 horas en repudio a esta nueva andanada de despidos. A la medida de fuerza se le suma el trabajo a reglamento y estado de asamblea permanente hasta que la empresa retome el diálogo para resolver la cuestión. Con los cuatro despidos formalizados la semana pasada, llevamos cinco en este 2015.

Ante una nueva embestida de la empresa en contra de los trabajadores, esta vez despidiendo a cuatro compañeros sin ninguna causa que lo justifique, la asamblea reunida el lunes 6 de abril decide realizar un paro de 24 horas en repudio a esta nueva andanada de despidos. A la medida de fuerza se le suma el trabajo a reglamento y estado de asamblea permanente hasta que la empresa retome el diálogo para resolver la cuestión. Con los cuatro despidos formalizados la semana pasada, llevamos cinco en este 2015. A estos hay que sumarle otros seis con los que, en menos de cuatro años, ya son once los despidos en una planta de trabajadores que no supera las 70 personas. La política de ajuste por parte de la empresa está decidida. Los trabajadores no permitiremos que sigan peligrando las fuentes de trabajo en una editorial que tiene la revista número uno del país, que vende 500 mil ejemplares mensuales y que cuenta además con una pauta millonaria. Sabemos que el proyecto de la empresa es el de lograr una todavía mayor precarización de nuestras condiciones de trabajo. Violando las leyes de pasantía y la de los trabajadores part time, en ambos casos explotando a los compañeros a quienes les imponen una mayor carga horaria (en varios casos suelen trabajar el doble de horas de lo convenido) de lo que estipula la ley. No reemplazando a los compañeros despedidos y a los que se han acogido al retiro voluntario, haciendo por consiguiente que el trabajo lo asuman los compañeros que quedan. Huelga decir que lo hacen sin ninguna compensación económica. El broche de esta flexibilización se lo llevan las revistas tercerizadas y sitios de internet que la empresa abre por fuera de Publiexpress, hechas casi en su totalidad por personal ajeno a la empresa que cobran salarios misérrimos, muchas veces factureros mal llamado colaboradores permanentes. Son, claramente, los puestos de trabajo que hoy podrían tener muchos de nuestros compañeros despedidos. 

Ante este cuadro de situación, comenzamos un plan de lucha exigiendo la reincorporación inmediata de nuestros compañeros.

¡BASTA DE AJUSTE!

¡NI UN SOLO DESPIDO!

¡TODOS LOS COMPAÑEROS ADENTRO!

Comunicado de la asamblea de trabajadores de Publiexpress

Ante la decisión de la empresa de discontinuar la revista PopStar y realizar un ajuste en la publicación Buenas Ideas, la Asamblea de Trabajadores de Publiexpress hace saber:

Expresamos nuestro rechazo al ajuste que vienen realizando desde hace tiempo en forma de goteo y que ahora parecen querer acelerar drásticamente.

Ante la decisión de la empresa de discontinuar la revista PopStar y realizar un ajuste en la publicación Buenas Ideas, la Asamblea de Trabajadores de Publiexpress hace saber:

Expresamos nuestro rechazo al ajuste que vienen realizando desde hace tiempo en forma de goteo y que ahora parecen querer acelerar drásticamente.

Hace años que desde la conducción de la empresa, se vislumbra un panorama apocalíptico para el futuro de la industria editorial, pero lo cierto es que la realidad se resiste a darles la razón. Pronto, con sus más de 80 mil ejemplares vendidos por semana, sigue siendo la revista número uno del país. Aun cuando en los últimos años han reducido su staff -redactores, correctores, diagramadores- sin contratar reemplazantes. Algo similar se da en las demás revistas de la editorial, donde con muy pocos trabajadores (a veces sólo dos o tres por publicación) se sacan adelante productos como Diario de la Salud o Saber Vivir, que son también de venta masiva. En los últimos tiempos, se acrecentó notablemente la pauta publicitaria y hoy es cuatro veces la que se tenía hace diez años. La Publicidad No Tradicional (PNT) se volvió una constante fuente de ingresos y contenidos que no para de crecer. Las sitios de internet de nuestras publicaciones (que la empresa decidió tercerizar y no realizar con empleados de planta), reportan ganancias en dólares que hasta la compañía reconoce.

La última vez que Publiexpress se animó a lanzar nuevos productos fue en 2013 con la revista Rol y el Diario de la Salud. Como en todos los productos de la empresa, la inversión para posicionarlos en el mercado fue nula. Rol, por ejemplo, no llegó al segundo número. Diario de la Salud, confeccionado con un staff mínimo, fue un éxito rotundo y superó rápidamente los 30 mil ejemplares vendidos por semana. Nada mal para un mercado en crisis.

En suma, hoy, con una planta de empleados que no supera las 70 personas, Editorial Publiexpress vende la friolera de 500 mil ejemplares mensuales. Todo esto sin contar el suculento aporte de la pauta publicitaria.

Ante las amenazas de despidos y la precarización de las condiciones de trabajo, nuestra respuesta colectiva es clara y contundente:

¡NI UN SOLO DESPIDO!

¡SALARIOS DIGNOS!

¡DEFENSA IRRESTRICTA DE TODOS LOS PUESTOS DE TRABAJO!

Paro de 24 horas en Publiexpress

Los trabajadores de Publiexpress decidimos hoy, lunes 11 de agosto, comenzar un paro de 24 horas. La medida se votó de manera unánime en una nutrida asamblea ante la negativa de la empresa a seguir negociando una mejora del acuerdo paritario firmado por la Utpba para todo el gremio pero a espalda de sus trabajadores.

Los trabajadores de Publiexpress decidimos hoy, lunes 11 de agosto, comenzar un paro de 24 horas. La medida se votó de manera unánime en una nutrida asamblea ante la negativa de la empresa a seguir negociando una mejora del acuerdo paritario firmado por la Utpba para todo el gremio pero a espalda de sus trabajadores.

En un proceso de negociación bastante complicado, y tras un paro de dos horas el pasado viernes, la empresa aceptó adelantar un poco el pago de las cuotas pero se negó rotundamente a aumentar los porcentajes de aumento a pesar de reconocer que los montos quedarían en el futuro muy por debajo de la inflación real. Vale recordar que Pronto es la revista más vendida del país hace más de una década.

La medida tomada afecta la salida de la Pronto, cuyo cierre era este mismo lunes, y también la producción de la revista Buenas ideas.

Además de que se mejore la oferta, los compañeros de Publiexpress reclamamos que se deje de explotar a los pasantes, trabajan más de 20 hs semanales, lo cual está prohibido por ley. Lo mismo pedimos con los compañeros contratados en la modalidad Part time. Queremos se reemplace a los trabajadores que se adhieren al retiro voluntario (la empresa en un claro plan de ajuste deja vacantes sin cubrir en todos los sectores), y otros varios reclamos como la discriminación salarial con compañeros que prestan igual tarea.

En Ipesa, la imprenta propiedad del dueño de Publiexpress, los trabajadores también están por comenzar un plan de lucha y es posible que, de no mediar una negociación esta semana, unifiquemos nuestras luchas.

Asamblea de trabajadores de Publiexpress

(11/08/2014)

Contacto: Mariano Caruso, delegado gremial (15 6354-1254) / Damián Glombovsky, delegado gremial (15 6354-1128)