Derrotamos el golpe derechista en Fatpren

La emblemática lucha de Télam a la cabeza de la federación nacional de prensa

La emblemática lucha de Télam a la cabeza de la federación nacional de prensa

El Frente de Unidad – Lista Emilio Jáuregui, que agrupa a 15 sindicatos de prensa de todo el país, logró reunir los congresales necesarios para impedir que se consumara el golpe orquestado por la vieja burocracia que conducía la Fatpren 7 años atrás. En tándem con sectores de la conducción saliente, los sindicatos agrupados detrás de Gustavo Granero y Orlando Romero (secretario general de un sindicato amarillo de la agencia Télam y que actuó en todo el conflicto a espaldas de los compañeros y en favor de la política de Hernán Lombardi y el Directorio) lograron imponer en marzo pasado el adelantamiento de las elecciones de renovación del Secretariado Nacional de la Fatpren con el propósito de desplazar a una conducción que se posicionó en forma independiente de los gobiernos y las patronales y que, incluso, fue la única voz que se alzó en el Confederal de la CGT de 2017 contra la tregua de la burocracia sindical ante el ajuste del gobierno Macri.

El operativo golpista naufragó a partir del reagrupamiento de diversos sectores, entre ellos los congresales del Sipreba, que entendieron la necesidad de impedir un avance de los agentes del gobierno y las patronales al interior del máximo órgano gremial de los trabajadores de prensa.

Con enormes dificultades logísticas, este reagrupamiento consiguió reunir los recursos para movilizar a los más de 35 congresales de todo el país que garantizaron el quórum para sesionar. Los golpistas amarillos, conscientes de su derrota, optaron por retirarse e impugnar con argumentos endebles al propio congreso.

De ese modo, la nueva conducción está integrada por 15 sindicatos de prensa de todo el país con Carla Gaudensi, integrante de la Directiva del Sipreba y de la Comisión Interna de Télam, como secretaria General. Gaudensi es una referente de la lucha más importante del gremio de prensa de los últimos años, que se destacó por los métodos del paro general y la ocupación de los edificios por 119 días. Con ello doblegaron a la justicia y lograron reinstalar a más de 250 compañeros en sus puestos de trabajo.

Ese sólo hecho contrasta con la actitud de la conducción de la CGT e incluso de la oposición del FreSiMoNa, cuyos dirigentes, a pesar de solidarizarse con los huelguistas de Télam, una y otra vez vociferaron contra el método de la huelga y la ocupación de fábricas y establecimientos. Las mismas actitudes mostraron los referentes de las CTA con relación a las huelgas del INTI u otras dependencias cuando plantearon las ocupaciones de ministerios para enfrentar los despidos.

Con todo, la conformación del Frente no estuvo exenta de una profunda lucha política entre las corrientes y sindicatos que la integran y que, inevitablemente, se expresará en la política de la nueva conducción. Por un lado, el sector referenciado en la conducción combativa saliente (compuesto por 10 sindicatos: Tandil, Santa Cruz, Formosa, Salta, La Pampa, Chubut Oeste, Viedma, Paraná, Bariloche y Mendoza) se agrupó sobre la base de una experiencia de trabajo en común y detrás de un programa que promulga la independencia política con relación “a los gobiernos y los patrones” y la lucha contra la burocracia sindical y la paz social en defensa de los Estatutos y Convenios de prensa. Allí es donde se agruparon los congresales de la Naranja de Prensa en el SiPreBA junto con destacados dirigentes de la conducción saliente, como los referentes de Tandil, Formosa y de Corrientes, este último también de La Naranja.

Del otro lado, un bloque compuesto por los sindicatos de Neuquén, Santa Fe, Córdoba y la mayoría del Sipreba que promovió una candidatura a secretario General en base a la idea de “superar la crisis institucional de la Fatpren”, en un planteo carente de una denuncia del bloque golpista y ajeno a un contenido y programa de clase. En ese bloque, además, militan otros sindicatos que aceptaron firmar la paz social como condición para un acuerdo a la baja en las paritarias de Radio Nacional.

Esa candidatura naufragó por la  negativa cerrada del bloque combativo, que aceptó que fuera el otro sector quien encabezara la lista con la condición de que la persona elegida representara alguna lucha real del gremio de prensa. De ese modo emergió la candidatura de Carla Gaudensi.

El precio fue alto toda vez que implicó la deserción de los congresales de dos valiosos sindicatos como Mendoza y Bariloche, que se aferraron a una posición intransigente aunque inocua ante la tarea concreta de doblegar al golpe romerista. Además, La Naranja de Prensa, a pesar de su indiscutible protagonismo, debió digerir el bloqueo a su integración a la nueva conducción de Fatpren, a pesar de que seis integrantes del SiPreBA participan de la misma.

Tareas

El gremio de prensa sufrió una pérdida del poder adquisitivo del salario superior al 32% en los últimos cuatro años. Los cierres y despidos se cobraron más de 4 mil puestos de trabajo en todo el país en el mismo período. Las patronales avasallan una y otra vez los convenios a través de la imposición de la multitarea y llegan a desconocer las paritarias a pesar de que sean a la baja. Como parte de esta ofensiva, las cámaras empresarias ya anunciaron su intención de reformar los convenios y Estatutos.

El sostenimiento de la UTPBA como sindicato reconocido para discutir paritarias en la estratégica Ciudad de Buenos Aires ha sido un instrumento eficaz para que las patronales impusieran esta realidad en todo el país.

La nueva conducción de Fatpren, reforzada con nuevos sindicatos y liderada por el Sipreba, tiene la oportunidad de enfrentar todo este cuadro en la medida en que desarrolle un planteo de independencia política con relación al actual y al futuro gobierno, y despliegue un plan de lucha para recuperar lo perdido con los métodos de la asamblea, el paro y la ocupación, que mostraron su eficacia en la histórica lucha de Telam hoy merecidamente a la cabeza de la federación.

Los trabajadores de prensa ya dieron muestras de que existe la voluntad y la necesidad de hacerlo. Manos a la obra.

Alfonso V.

La Naranja de Prensa

 

Télam: la lucha se refuerza todos los días y golpea sobre el gobierno

Una multitudinaria tribuna “caliente” de más de 2.000 trabajadores instalada en la puerta de la Agencia Nacional de Noticias Télam, ocupada por sus trabajadores, siguió las alternativas -en pantalla gigante- del partido que jugó hoy el seleccionado argentino contra Francia. 

Una multitudinaria tribuna “caliente” de más de 2.000 trabajadores instalada en la puerta de la Agencia Nacional de Noticias Télam, ocupada por sus trabajadores, siguió las alternativas -en pantalla gigante- del partido que jugó hoy el seleccionado argentino contra Francia. 

La actividad, organizada por las comisiones internas del Sipreba y el Sitrapren, en el comienzo del quinto día de ocupación, contó con la adhesión masiva de periodistas de todas las redacciones y de las familias de los compañeros de Télam que están peleando por la reincorporación de los 357 trabajadores despedidos.

Los compañeros de la TV Pública, quienes saben que son los próximos en ser atacados en la agenda antiobrera del ministro Hernán Lombardi organizaron, al cierre del partido, una nueva jornada del “Noticiero de los trabajadores” que, sábado tras sábado, viene denunciando, desde las redes, la destrucción y el vaciamiento del canal público. 

La ocupación se ha robustecido frente a distintos agravios patronales. Ayer, la asamblea del cuarto día de ocupación repudió la provocación de la patronal que depositó las indemnizaciones a más de 100 trabajadores que ni siquiera habían recibido el telegrama de despido. 

Luego de la asamblea se conoció otra agresión, esta vez en la provincia de Entre Ríos, contra delegados y activistas que viajaban desde la Capital para conocer la situación de la corresponsalía en esa provincia. En un control policial, quedaron demorados todo el día, al darse a conocer como periodistas de Télam.

La situación de las corresponsalías en las provincias es desesperante. Los despidos han provocado una masacre mediática con el cierre de la agencia en seis provincias (porque el macrismo no dejó nada en pie) y una situación terminal en el resto del país.


La fuerza del conflicto se hace sentir con iniciativas diarias que potencian la lucha y que están provocando una crisis en el gobierno y sus aliados. Para el lunes se ha convocado a una conferencia de prensa con medios internacionales para denunciar el vaciamiento y los despidos. El martes a la tarde, los trabajadores de Télam se movilizarán al Congreso frente a la convocatoria efectuada por la Comisión de Libertad de Expresión al ministro Lombardi, a la que también fue invitada el Sipreba. 

Crónica de la lucha en Télam, Día 2

Una enorme convocatoria del gremio de prensa en la puerta de la sede de Belgrano de Télam acompañó la asamblea general de los trabajadores y trabajadoras de la agencia, en el segundo día de ocupación de los dos edificios contra los 354 despidos.

Una enorme convocatoria del gremio de prensa en la puerta de la sede de Belgrano de Télam acompañó la asamblea general de los trabajadores y trabajadoras de la agencia, en el segundo día de ocupación de los dos edificios contra los 354 despidos.

La asamblea de Télam, que deliberó en el lugar, aprobó movilizarse en estos momentos hacia el CCK para reclamarle al vaciador Hernán Lombardi la reincorporación inmediata de los compañeros y compañeras despedidos.

Así, el gremio de prensa –junto a los trabajadores de la agencia– movilizó pasadas las 13 del miércoles 27 de junio hacia el edificio del CCK, en lo que fue una de las demostraciones de fuerza más importantes en prensa de los últimos tiempos, y que fue intimidada por centenares de policías e Infantería.

La agencia sigue de paro y ocupada. Detrás de los despidos en la agencia pública, que se suman a los vaciamientos en medios privados como Clarín, hay una linea de continunidad para liquidar la organización gremial. 

Se abre de este modo una nueva etapa en prensa, con el epicentro en Télam, en la que será una larga lucha en defensa de todos los puestos de trabajo en la agencia, de todos los medios públicos, y en defensa del estatuto del periodista.

Viva la ocupación de Télam. Viva la lucha del gremio de prensa.

Todos a la Asamblea General del Sipreba para definir un plan de lucha

Este sábado 25 de noviembre, a las 10 de la mañana, se desarrollará una nueva asamblea general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), en la sede de ATE Nacional (Avenida Belgrano 2527).

Este sábado 25 de noviembre, a las 10 de la mañana, se desarrollará una nueva asamblea general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), en la sede de ATE Nacional (Avenida Belgrano 2527).

Esta instancia de deliberación, que convoca a todos los compañeros y compañeras del gremio de prensa, ocurre en momentos de un ataque en toda la línea, en forma compacta, por parte de las patronales que se ubican de un lado y otro de la “grieta”.

 Este péndulo de ajuste va desde el cierre de DyN –patronal encabezada por Magnetto y La Nación, que dejan 100 familias en la calle y más de 300 retiros voluntarios en Clarín– hasta el ajuste en el Grupo Índalo, que tiene como vaciador a Cristóbal López, como lo fue en sus días Sergio Szpolski en el Grupo 23, ambos empresarios socios del kirchnerismo.

 Lo mismo ocurre con la quiebra en Radio Rivadavia (ligada hasta hace 15 meses al radicalismo y al Coti Nosiglia), y el vaciamiento en Radio Del Plata (Electroingeniería) y en Radio América.

 La asamblea general llega precedida, también, por el despido del periodista Víctor Hugo Morales de C5N, un acto de censura y un nuevo golpe a la libertad de expresión. En forma subyacente, el despido de VHM –como antes el de Roberto Navarro– es un intento de disciplinamiento general del gobierno macrista contra toda voz opositora, más aún en medio de la reforma laboral, ante la cual, con independencia de cualquier diferencia política, hay que defender su derecho al trabajo y a expresar libremente sus ideas en el canal. 

Porque cuando el trabajador de prensa es perseguido, agredido o despedido, no sólo están en juego los puestos de trabajo, sino también la libertad de expresión.

Un gremio conmovido

Estos atropellos en prensa han conmovido al gremio, pero a la vez lo han trascendido: los conflictos pasaron de ser un hecho gremial a convertirse en un hecho político. Prueba de ello ha sido la gala de los Martín Fierro de Radio, en la que los propios trabajadores –sin distinción de patronales– denunciaron estos ajustes de ambos lados de la “grieta” en medio de la celebración, organizada por los empresarios de los medios.  

Esto repuso en el escenario un espíritu de rebeldía, por parte de figuras del medio, que refleja un proceso vivo en las bases que, aunque golpeadas por los acontecimientos, muestran sus reservas de lucha, como lo fue el ‘Camarazo’ por DyN en el Congreso y la enorme campaña por la absolución de los delegados de Perfil.

Finalmente, la asamblea tendrá lugar en medio de la aplicación de tarifazos y las reformas laboral y jubilatoria (pactadas por los gobernadores, sean amarillos o kirchneristas), que tiene un elemento de principal gravedad para el gremio de prensa: el anuncio de Macri de ir contra sindicatos como el SiPreBA, es decir que está en juego la mera constitución de nuestro sindicato, que nació como reacción a la burocracia parasitaria de la Utpba.

 

Qué hacer

Ante este escenario, el lanzamiento de una fuerte campaña para llenar la asamblea general del SiPreBA ya se convertirá en sí mismo en una primera respuesta.

La asamblea debe convertirse en un espacio de debate para definir un plan de acción que saque del desánimo a los compañeros y compañeras de las redacciones y les dé una salida por la cual luchar no solo en defensa de los aspectos gremiales más elementales y contra todo intento de cierre de medios, sino también por imponer una voz propia en medio de la reorganización capitalista de los medios. La reforma de los estatutos tiene que tener como eje una mayor democratización del sindicato, que permita encarar estos procesos de lucha.

En este cuadro, desde la Naranja de Prensa proponemos, por un lado, movilizarse con el SiPreBA en la jornada del 6 de diciembre –junto a los distintos sindicatos combativos y llamando a un cese de tareas– para ir a Plaza de Mayo contra la reforma y todo el paquete de medidas antiobreras que prepara el gobierno.

Esta marcha, impulsada por la Coordinadora Sindical Clasista y la CTA Autónoma, también acordó que el día que se discuta en el Congreso Nacional el proyecto de reforma laboral se realizará una jornada nacional de lucha, a la que también planteamos sumarnos.

Consideramos que hay que preparar una gran movilización a las puertas de C5N ante el cuadro de situación del Grupo Índalo –adquirido durante el gobierno kirchnerista gracias a una evasión fiscal que superaría los 10.000 millones de pesos–: sus trabajadores se encuentran en estado de asamblea por el pago del salario en cuotas y rumores de vaciamiento. También hay que generar un alerta y discutir las salidas ante las amenazas de achique en los medios públicos.

Debe estar en visión de los trabajadores de prensa que toda empresa de medios que cierre, como el caso de DyN, debe ser ocupada en defensa de los puestos de trabajo y la libertad de expresión. No hay que permitir ningún despido en la agencia y, si su cierre es indefectible, hay que reubicar a los trabajadores en los medios de comunicación de los accionistas.

La agenda de los trabajadores debe partir de una comprensión del carácter estructural de la crisis para pasar a debatir las tareas con las que enfrentarla. La absolución de los delegados de Perfil, un triunfo contra el avance de todas las patronales, fue el resultado de la lucha de todo un gremio, por lo que debe estar en la conciencia de cada compañero a la hora de encarar la hoja de ruta para enfrentar esta situación.

La única grieta que existe en este país es entre las patronales y los trabajadores.

Llenemos la asamblea general del SiPreBA para definir un plan de lucha.

Viva la lucha del gremio de prensa.

Télam: cese de tareas hasta el cierre de diarios

 Compartimos comunicado de la CGI de Télam

 

PARO POR DESPIDOS, SALARIOS Y PUBLICIDAD EN TELAM

 Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia Télam se declararon hoy de paro hasta las 22 a raíz del despido arbitrario de dos trabajadores, la falta de respuestas sobre la recomposición salarial y el proyecto oficial de achicar el área publicitaria. La medida fue adoptada en Asamblea General a partir de una propuesta de la Comisión Gremial Interna del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa).

 Compartimos comunicado de la CGI de Télam

 

PARO POR DESPIDOS, SALARIOS Y PUBLICIDAD EN TELAM

 Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia Télam se declararon hoy de paro hasta las 22 a raíz del despido arbitrario de dos trabajadores, la falta de respuestas sobre la recomposición salarial y el proyecto oficial de achicar el área publicitaria. La medida fue adoptada en Asamblea General a partir de una propuesta de la Comisión Gremial Interna del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa).

La empresa despidió a los compañeros periodistas Enzo Moreira y Alejandro Ledesma, ambos del sector Audiovisual. En el caso de Moreira, además, su despido tuvo el gravoso condimento de razones políticas e ideológicas, ya que fue consumado apenas después de ser reprendido por las autoridades de la empresa por realizar una pregunta “incómoda” al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

 
“¿Por qué preguntaste eso?”, fue la primera reacción que recibió el compañero Moreira de parte de algunos de sus jefes al regreso de una cobertura sobre el “Elefante Blanco” de Villa Lugano, en la que el periodista, en el natural ejercicio de su oficio, había preguntado sobre la existencia de denuncias por sobreprecios en la obra pública. Al día siguiente, la gerenta Magdalena Cash le informó que no se le renovará su contrato por “razones presupuestarias”.
 
Se trata de un caso doblemente grave. Es, por un lado, el despido arbitrario e injustificado de un periodista calificado. Despedido justamente por hacer bien su trabajo. A la vez, constituye un acto de persecución política, sindical y de disciplinamiento: ¿Con qué libertad sale a preguntar un periodista de Télam a la calle después de semejante acto ejemplificador?
 
El despido ocurre, además, en el Sector Audiovisual en el que la gerenta Cash y su amanuense Pla, en este momento de tour vacacional en Estados Unidos, promueve cada día un acto de abuso, maltrato o falta de respeto a alguno de los profesionales del área. Bajo el discurso del diálogo, finalmente sólo hay intolerancia. Proclama intercambio, pero exige una relación militar de mando y obediencia.
 
En ese estado, además, la Asamblea General expresó un repudio a Cash y a su brazo ejecutor, el jerárquico Pablo Plá, más el responsable de Radio, Pablo Domián, que intercambio su pertenencia al campo de los trabajadores a cambio de una categoría.
 
Nuestros patrones, campeones de la libertad de expresión y del pluralismo cada vez que les ponen un micrófono, ejercieron y ejecutaron en forma cínica la peor forma de censura: la que se materializa dejando a trabajadores en la calle.
 
La CGI ofrece su más amplio respaldo a los compañeros despedidos -que se suman a un despido previo, también arbitrario, de Andrea Holgado- y le reclama a la empresa que revierta su autoritaria decisión. 
 
También demandamos un verdadero aumento salarial –no la miseria del 20 por ciento- y defendemos la misión histórica de la agencia en la administración y control de la pauta publicitaria oficial.

 Comisión Gremial Interna

 

 

 

Solidaridad con los trabajadores de Télam y rechazo al informe de Wiñazki

Desde La Naranja de Prensa rechazamos el informe presentado por Nicolás Wiñazki en la noche previa al paro general, en el cual el periodista afirmó que en la agencia estatal Télam “hay 200 empleados que responden todavía al kirchnerismo y que duplican a la redacción que ya había”. El informe vertido por Wiñazki, emitido desde el noticiero de Canal 13, hablaba de “la resistencia K en el Estado”.

Desde La Naranja de Prensa rechazamos el informe presentado por Nicolás Wiñazki en la noche previa al paro general, en el cual el periodista afirmó que en la agencia estatal Télam “hay 200 empleados que responden todavía al kirchnerismo y que duplican a la redacción que ya había”. El informe vertido por Wiñazki, emitido desde el noticiero de Canal 13, hablaba de “la resistencia K en el Estado”.

Por un lado, detrás de lo enunciado por el periodista, hay un intento de estigmatización política, tal como señalaron los compañeros de la Comisión Gremial Interna-Sipreba de Télam. “Estas declaraciones, además de carentes de verdad, apuntan a poner en duda la idoneidad profesional de los trabajadores de prensa de la agencia que son sin embargo, quienes sostienen día a día el servicio periodístico”, denunció la CGI.

Pero el trasfondo sustancial de ese informe es el intento de crear las condiciones que justifiquen el despido de trabajadores en la agencia, en medio de la ofensiva del macrismo. Estamos, en otras palabras, ante una operación política.

No es casual, por eso, que el informe haya sido lanzado horas antes del paro, ya que la asamblea de trabajadores de Télam venía de pronunciarse contundentemente a favor de la huelga sin asistir a la redacción y de advertir que los despachos periodísticos, el material fotográfico, el portal web, el servicio radial y audiovisual que se iba a emitir el jueves 6 no cumpliría con los elementales estándares de publicación ya que la empresa iba a utilizar a “colaboradores” para reemplazar a los huelguistas y, en algunos casos, ni siquiera periodistas. Más de 900 trabajadores de la agencia se sumaron al paro general.

Es que en el debate desarrollado en las asambleas se abordó el tema de si no correspondía adherir al paro, pero cubriendo la información referida a él. Esta tesis fue rechazada prácticamente por unanimidad en Radio Nacional y en Télam al considerarse que, en un paro, los trabajadores de prensa no teníamos ninguna especificidad diferente al resto de los trabajadores del país que sufren la ofensiva contra sus condiciones de trabajo.

Las asambleas de Radio Nacional, Canal 7, Telefé Noticias, Clarín, Página 12, Perfil, Editorial Atlántida, Agencias Dyn y Noticias Argentinas, Infonews y Tiempo Argentino, y El Argentino Zona Norte, también votaron adherir a la medida de lucha convocada por las centrales obreras, la cual fue refrendada por el Sipreba, Atrana y la Fatpren.

La persecución política en el Estado abrió paso, durante 2016, a centenares de miles de despidos por parte de Cambiemos. El brutal ajuste—que en el gremio de prensa ya cuenta con más de 1.500 despidos y una paritaria que hundió nuestros salarios— no solo es exclusividad del macrismo: en Santa Cruz, la gobernadora Alicia Kirchner viene de ofrecerles un 3% de aumento a los docentes, lo que ha desatado una rebelión en la provincia. En prensa, fueron los kirchneristas Szpolski, Garfunkel y Cristóbal López los primeros abanderados del ajuste macrista.

Es la comprensión de no hay grieta a la hora de ajustar y reprimir la que permitirá construir una salida política a los trabajadores, independiente del Estado y las patronales.

Como agrupación nos pronunciamos sistemáticamente contra todo tipo de ataque al libre ejercicio del periodismo (el año pasado hemos repudiado el ataque a Wiñazki y a su equipo cuando elaboraban en La Plata un informe sobre la madre de Cristina Kirchner), como así también contra todo intento de preparar y aplicar un ajuste en regla contra los trabajadores.

Por eso nuestra total solidaridad con los compañeros de Télam.

En Prensa vamos con todo al paro del 6

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

En el debate desarrollado en las asambleas se abordó el tema de si no correspondía adherir al paro, pero cubriendo la información referida a él. Esta tesis fue rechazada prácticamente por unanimidad en Radio Nacional y en Télam al considerarse que, en un paro, los trabajadores de prensa no teníamos ninguna especificidad diferente al resto de los trabajadores del país que sufren la ofensiva contra sus condiciones de trabajo. Como antecedente inmediato, los delegados y la asamblea de Télam lograron que no se publicaran cables en ocasión de la marcha de la CGT del 7 de marzo, ya que los trabajadores habían realizado un paro masivo durante varias horas en la agencia estatal.

Esta decisión espectacular, inédita en los últimos años, solo puede comprenderse al calor de la enorme reconstrucción del tejido gremial en los medios de prensa corporizado en el nacimiento del Sipreba como sindicato real de todos los trabajadores de prensa.

La convocatoria a la medida de fuerza fue arrancada luego del gigantesco repudio popular a la burocracia sindical expresado en la movilización del 7 de marzo pasado. Con la exigencia a que pongan fecha al paro, los trabajadores denunciaron al triunvirato de la CGT como cómplice del ajuste.

A pesar de que se tomaron un largo mes para la fecha del paro, la burocracia sindical no ha podido evitar que más de un millón de trabajadores salieran a la calle durante marzo demostrando las enormes reservas de lucha para enfrentar el ajuste.

La movilización docente se ha convertido en la gran disputa que enfrenta al movimiento obrero contra Macri y los gobernadores. En la Provincia, el macrismo pretende cerrar la paritaria por decreto. ante la negativa de los docentes a aceptar un techo que deje sus salarios en niveles de pobreza. En Santa Cruz, Alicia Kirchner ofreció un 3 por ciento de aumento a los docentes, demostrando que no hay divergencias reales a la hora de ajustar contra el pueblo.

Lo mismo sucede en el gremio de prensa. Los primeros abanderados del ajuste macrista fueron los kirchneristas Szpolski, Garfunkel y Cristóbal López. Más de 1.500 despidos y una paritaria desastrosa que hundió nuestros salarios prepararon el camino para nuevos y más baratos despidos y el desconocimiento de nuestros convenios.

El paro del 6 de abril es una oportunidad para el SiPreBA en las vísperas de la apertura de las paritarias 2017, en donde nuevamente, se intentará usurpar la voz de los trabajadores de la mano de la burocracia propatronal de la Utpba.

El plenario de delegados del SiPreBA ha resuelto reclamar un 35% de aumento en una cuota como paliativo a la rebaja salarial sufrida durante los últimos años.

La masividad del paro será la ocasión para que en el gremio de prensa expresemos nuestro repudio al ajuste en marcha y nos movilicemos por todos nuestros reclamos.

TELAM PERSIGUE TRABAJADORES

El Directorio de la empresa denunció a sus delegados gremiales

 La Comisión Gremial Interna de Télam denuncia la política del Directorio de la empresa destinada a cercenar toda huella de vida sindical dentro de la agencia de noticias pública. En una nueva avanzada contra sus trabajadoras y trabajadores, la empresa imputó a todo el cuerpo de delegados elegido por el voto por constituir una asociación ilícita y -en forma personal-, a uno de sus delegados, Mariano Suárez, sobre quien se pidió que se le prohíba el ejercicio de su profesión de abogado por el delito de “aconsejar” a laburantes de la agencia.

El Directorio de la empresa denunció a sus delegados gremiales

 La Comisión Gremial Interna de Télam denuncia la política del Directorio de la empresa destinada a cercenar toda huella de vida sindical dentro de la agencia de noticias pública. En una nueva avanzada contra sus trabajadoras y trabajadores, la empresa imputó a todo el cuerpo de delegados elegido por el voto por constituir una asociación ilícita y -en forma personal-, a uno de sus delegados, Mariano Suárez, sobre quien se pidió que se le prohíba el ejercicio de su profesión de abogado por el delito de “aconsejar” a laburantes de la agencia.

Dos gerentes de Télam, Sergio Ten (ahora cumpliendo funciones en otra empresa del Estado) y Mariana Inés Lopisi (Legales), por instrucción expresa del presidente de Télam, Santiago Alvarez, presentaron una denuncia contra los delegados de Télam elegidos por el voto el 25 de noviembre de 2014, y ahora investidos con la representación del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa). La presentaron como primer paso en el Colegio de Abogados de la Capital Federal, con la excusa de que Mariano Suárez está inscripto en esa institución, que es una instancia previa de un litigio en la Justicia Nacional en lo Contencioso Administrativo y un acto preparatorio de sanciones laborales dentro de la empresa.

Sin reservas, la empresa admite que denuncia a sus trabajadores por su intensa participación en la vida gremial de la agencia, y considera que el cuerpo de delegados es una asociación “paralela” destinada a realizar negocios privados. A Suárez le reprocha el “delito” de defender a sus compañeros de trabajo y lo presentan, insólitamente, como una infracción a las normas de la profesión.

 A raíz de esta denuncia, los delegados imputados y decenas de trabajadoras y trabajadores de Télam serán interrogados como parte de la “investigación” en lo que, no cabe más, que interpretar como un violento acto de hostigamiento a la vida sindical dentro de la agencia, que esta Comisión Gremial denunciará en la Justicia laboral, penal y ante los organismos internacionales.

Este cuerpo de delegados ratifica su vocación por el ejercicio democrático de la vida sindical dentro de Télam, que no resignará a cambio de ninguna amenaza, y bregará para garantizar la protección de los derechos laborales y gremiales de todos sus trabajadores, con especial atención a los de aquellos “citados” en el marco del “proceso de investigación” perpetrado por la empresa.

Comisión Gremial Interna – SiPreBa

El gremio se ha puesto de pie y enfrenta a las provocaciones patronales

En las preliminares de la discusión salarial, varias patronales de Prensa han lanzado ataques contra sus trabajadores. Clarín no respeta los acuerdos salariales anteriores y miente cínica y provocadoramente sosteniendo que ya cumplió y Publiexpress (Pronto) se lanzó a un plan de despidos cuando sus cuentas están florecientes.

En las preliminares de la discusión salarial, varias patronales de Prensa han lanzado ataques contra sus trabajadores. Clarín no respeta los acuerdos salariales anteriores y miente cínica y provocadoramente sosteniendo que ya cumplió y Publiexpress (Pronto) se lanzó a un plan de despidos cuando sus cuentas están florecientes.

Otro tanto el grupo 23 de Szpolski y Garfunkel, que recibió centenares de millones de pesos (y sigue recibiendo) de pauta oficial y cerró varias publicaciones dejando en una situación precaria a los trabajadores, mientras que la patronal nac&pop de Telam se niega a recibir a la Comisión Interna elegida hace ya varios meses por 350 trabajadores de la agencia.

Pero todas estas provocaciones han tenido una respuesta firme de los trabajadores. 

Los compañeros de Clarín han dado una muestra de unidad y fortaleza impresionante. El quite de firmas fue masivo: sólo dos firmas de jerárquicos en todo el diario. Ni dibujantes, ni historietistas,  ni fotógrafos, ni periodistas de aquí ni los corresponsales. Nadie firmó nada.

Además se plantaron masivamente ante la oficina de Personal a pedir respuesta a sus reclamos. También salieron a la calle y realizaron una gran asamblea allí donde se ratificó el plan de lucha.

Una extraordinaria respuesta de los trabajadores en el seno del multimedios negrero de Magneto.

Los compañeros de Publiexpress han realizado un extraordinario paro el 24 de marzo, un acto en la puerta de la empresa y se han movilizado en el marco de un plan de lucha contra los despidos de varios trabajadores de la editorial.

Los trabajadores del grupo 23 resisten las presiones para que acepten “retiros voluntarios” frente al cierre de varias publicaciones. La patronal se vio obligada a reubicarlos, aunque la situación es precaria.

Los compañeros de Télam vienen reclamando a la patronal K, con distintas medidas, que reconozca a los delegados que eligieron hace varios meses. La patronal “nacional y popular” se niega con excusas formales provocadoras.

El martes 14 realizaremos una concentración del gremio en la puerta de la agencia para reclamar que la patronal respete la libertad sindical y reconozca de inmediato a los delegados.

El triunfo de estas luchas es vital para todos los trabajadores de Prensa. Hay que redoblar el apoyo. Hay que definir medidas de solidaridad con los compañeros en todo el gremio.

Así se está construyendo el nuevo gremio de Prensa.

La Naranja de Prensa

El martes 14 todos a la calle. – Hoy a las 14 hs. un tuitazo con hashtag #libertadsindicalentelam

En la víspera de la fundación de un nuevo sindicato de prensa en la Ciudad de Buenos Aires, la agencia Télam, una de las empresas más grandes del gremio, vive un profundo conflicto con sus trabajadores. La empresa -administrada por el Estado-, desconoció la legalidad del cuerpo de delegados elegido por el voto y, así, postergó reivindicaciones de casi un millar de trabajadores. Por eso el Plenario de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva convoca a todos los trabajadores del oficio al acto que se realizará el martes 14 a las 14.00 en la puerta de Avenida Belgrano 347.

En la víspera de la fundación de un nuevo sindicato de prensa en la Ciudad de Buenos Aires, la agencia Télam, una de las empresas más grandes del gremio, vive un profundo conflicto con sus trabajadores. La empresa -administrada por el Estado-, desconoció la legalidad del cuerpo de delegados elegido por el voto y, así, postergó reivindicaciones de casi un millar de trabajadores. Por eso el Plenario de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva convoca a todos los trabajadores del oficio al acto que se realizará el martes 14 a las 14.00 en la puerta de Avenida Belgrano 347.

Las luchas de este gremio ya están cambiando. Aunque sin inscripción formal aún, un nuevo sindicato de prensa ya funciona en la Ciudad y está presente en todas las luchas. De ningún modo permitiremos que en la agencia pública, que debe ser líder en materia de respeto de los derechos laborales, se perpetre este violento atropello a la libertad sindical.

Los trabajadores de Télam eligieron su Comisión Gremial Interna el 25 de noviembre de 2014. Desde entonces, más de cuatro meses, la empresa desechó todo canal de diálogo. Los trabajadores responden ganando la calle y la redacción.

Para acompañar el acto, todos los trabajadores de prensa realizaremos hoy a las 14 un “tuitazo” para exigir por la libertad sindical dentro de la empresa y para que las autoridades revean su actitud.

Hoy a las 14, todos con el hashtag #LibertadSindicalenTelam.

Comisión Gremial Interna de Télam

Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva