Ahora dicen que la profesión del periodista está entre las peores del mundo

Un artículo publicado por Abc.es difunde los resultados de un ranking donde la profesión del periodista está entre las peores del mundo. “Periodista escrito es el peor empleo del mundo por encima de barrendero, basurero (160) o leñador (puesto 199)”, dice la nota y atribuye buena parte de la responsabilidad del fenómeno a “la reconversión al modelo digital”. Por supuesto que, como lo sabemos desde el “error” de los ludistas hasta hoy, la culpa no es de las máquinas sino del uso que los capitalistas hacen de ellas cuando las aplican al proceso productivo. Así lo advertimos en un extenso artículo publicado en el Boletín de La Naranja hace unos años: la automatización “no liberó, una vez más, tiempo de trabajo al periodista para profundizar su tarea ni, menos, para acortar su jornada laboral. Se usa para eliminar puestos de trabajo y sumar actividades inéditas al propio redactor, que al terminar de escribir su nota también “la carga en el sistema”.  “Total es un minuto….”, es la muletilla que conduce a la multiplicación interminable de tareas que, claro, todas duran un minuto”.

Un artículo publicado por Abc.es difunde los resultados de un ranking donde la profesión del periodista está entre las peores del mundo. “Periodista escrito es el peor empleo del mundo por encima de barrendero, basurero (160) o leñador (puesto 199)”, dice la nota y atribuye buena parte de la responsabilidad del fenómeno a “la reconversión al modelo digital”. Por supuesto que, como lo sabemos desde el “error” de los ludistas hasta hoy, la culpa no es de las máquinas sino del uso que los capitalistas hacen de ellas cuando las aplican al proceso productivo. Así lo advertimos en un extenso artículo publicado en el Boletín de La Naranja hace unos años: la automatización “no liberó, una vez más, tiempo de trabajo al periodista para profundizar su tarea ni, menos, para acortar su jornada laboral. Se usa para eliminar puestos de trabajo y sumar actividades inéditas al propio redactor, que al terminar de escribir su nota también “la carga en el sistema”.  “Total es un minuto….”, es la muletilla que conduce a la multiplicación interminable de tareas que, claro, todas duran un minuto”.

Contra este fenómeno, el comienzo de la solución lo acaban de aportar los trabajadores de las punto.com “Infonews”,” Infobae” y “Minutouno”, quienes el viernes de la primera audiencia por las paritarias de la prensa escrita dejaron las “máquinas” vacías por tres horas de paro, y marcharon todos juntos para aportar una de las principales columnas de la movilización que ese día acompañó al Ministerio de Trabajo a los delegados que fueron a enfrentar a la patronal. No rompieron las máquinas, pero cuando volvieron probablemente ni ellos ni las “máquinas” eran los mismos de un rato atrás.