Arrancó con todo el Taller de Periodismo de Investigación

Con casi 40 compañeros presentes, entre trabajadores de distintos medios y estudiantes de carreras de comunicación y periodismo, el sábado se realizó la primera jornada del Taller de Periodismo de Investigación, organizado por La Naranja de Prensa.

Con casi 40 compañeros presentes, entre trabajadores de distintos medios y estudiantes de carreras de comunicación y periodismo, el sábado se realizó la primera jornada del Taller de Periodismo de Investigación, organizado por La Naranja de Prensa.

Con casi 40 compañeros presentes, entre trabajadores de distintos medios y estudiantes de carreras de comunicación y periodismo, el sábado se realizó la primera jornada del Taller de Periodismo de Investigación, organizado por La Naranja de Prensa.

El periodista Alejandro Guerrero, a cargo del dictado de la primera reunión del taller, situó las coordenadas en las que se desenvuelven las posibilidades de investigación para un periodista, bajo el régimen del monopolio capitalista, estatal y privado, de los medios de comunicación. Pese a que describió el rol de ocultamiento que cumplen los medios, Guerrero se encargó de desalentar lecturas escépticas o derrotistas sobre las posibilidades de ejercer nuestra tarea: “El conglomerado mediático no es ni homogéneo ni compacto y está tan plagado de contradicciones como la sociedad capitalista de la que es parte, con su régimen de competencia y sus disputas de facciones entre empresarios rivales. En los medios esta situación se traduce en grietas, intersticios o brechas por las cuales podemos, valiéndonos de determinadas herramientas y en función, además, de una cierta correlación de fuerzas con la patronal, abrirnos paso para encontrar o develar lo que el poder quiere ocultar”.

A la introducción, siguió un pantallazo inicial y posterior debate sobre el manejo de fuentes, documentales y testimoniales, en la investigación periodística, lo que dejó planteada la puerta hacia la segunda reunión.

El sábado que viene será el ingreso del taller a su nudo programático: cómo investigamos,  búsqueda del objeto de investigación, la formulación de hipótesis, las fuentes,  institucionales y “vivas”,  el cruce de datos, entre otros temas.

Los compañeros que no pudieron asistir a la primera reunión pueden perfectamente sumarse a la siguiente. La modalidad taller permite adaptar el desarrollo de la clase a las necesidades que surjan de la configuración del público de cada reunión.

Tal como se dijo en la presentación de este primer encuentro, La Naranja ubica la organización del taller como parte de su lucha por defender los intereses de los trabajadores de prensa, esta vez en el terreno de disputar con las patronales de prensa la formación profesional. Esto en un contexto donde las empresas abandonaron su responsabilidad de dar capacitación con fines de calificación laboral,  excepto en los casos en los que la actividad “formativa” pueda ser funcional a sus políticas de polivalencia y poli funcionalidad, es decir que sirvan a la flexibilización laboral. Pretendemos, además, hacer un aporte para mejorar las herramientas con las cuales los compañeros lleven adelante, en las condiciones en las que les toque, su búsqueda de la verdad, sus denuncias contra la injusticia y la corrupción, es decir que el taller forma parte integrante de nuestra lucha por la libertad de expresión y por eludir la censura.

El sábado que viene, 11 de diciembre, a las 11, en Venezuela 818, es la cita. Los esperamos.