Avanza el plan de lucha en Prensa por el 30% de aumento

El plan de lucha del gremio de prensa por un aumento del 30% y un mínimo de $5.500 ha dado otro salto muy importante.

Desde el miércoles hasta el sábado último, en la mayoría de los diarios y en las agencias que participan del plan de lucha se cumplieron de manera contundente los paros de dos horas por turno y los retiros de firmas decididos por el plenario de delegados.

El plan de lucha del gremio de prensa por un aumento del 30% y un mínimo de $5.500 ha dado otro salto muy importante.

Desde el miércoles hasta el sábado último, en la mayoría de los diarios y en las agencias que participan del plan de lucha se cumplieron de manera contundente los paros de dos horas por turno y los retiros de firmas decididos por el plenario de delegados.

En los diarios de “la Corpo” (Clarín, Olé y La Razón), pese a que no tienen organización sindical desde hace diez años, y en La Nación, donde se está saliendo de una etapa de golpes patronales que debilitaron la organización sindical, los compañeros acompañaron el retiro de firmas dispuesto por el plenario para el fin de semana.

Delegados de Diario Popular participaron por primera vez en la última reunión de delegados y compañeros ya se sumaron a las medidas.

Las patronales comienzan a dar muestras de creciente preocupación y de divisiones internas.

Están siendo sacudidas por esta lucha, la primera que se realiza en forma conjunta en muchos años.

Las medidas abarcan ya a miles de trabajadores de prensa.

Szpolski, dueño del mayor multimedios K intenta desactivar la lucha en sus empresas  por la vía de concesiones (en la revista Veintitrés ofreció casi el 27% y en Infonews, con salarios muy bajos, por encima del 30%).

Uno de los integrantes de la cámara dirigida por Clarin y La Nación (AEDBA), la patronal de La Prensa (donde tampoco hay organización gremial) ofreció más del 25 por ciento.

En la última reunión del Ministerio de Trabajo, la cámara patronal ofertó “informalmente” un 21%, pero planteó que sólo lo haría “oficialmente” si levantábamos el plan de lucha. Y los funcionarios del Ministerio apoyaron a la cámara y presionaron sostenidamente para que aceptáramos levantar las medidas.

El chantaje fue rechazado allí por los paritarios y luego por el plenario de delegados que votó una profundización de las medidas de lucha.

El lunes 9 está prevista una concentración frente al diario La Nación (que preside la cámara)  y luego una marcha al Ministerio, donde habrá una nueva reunión paritaria.

Y, si no hay una respuesta patronal que atienda nuestros reclamos, el martes se realizará una nueva reunión de delegados para profundizar las medidas.

Los compañeros de La Naranja de Prensa ratificarán allí los planteos que realizaran en el plenario anterior: hay que convocar a una asamblea general del gremio-de afiliados y no afiliados- para organizar un paro general de 24 horas, al cual hay que llamar a sumarse a los trabajadores de las distintas ramas del gremio que aún no han logrado quebrar la resistencia de las respectivas patronales.

Están dadas las condiciones para una victoria. Vamos por ella. 

Por 30% de aumento, $5.500 de mínimo, $700 de piso por colaboración, reconocimiento del Día del Periodista, respeto a nuestros estatutos y convenio, libertad sindical. Por la elección de delegados en Clarín y La Prensa.