Desde la Naranja de Prensa decimos #NiUnaMenos! Basta de violencia hacia la mujer

El 3/6 a las 17 horas, todos al Congreso 

El crimen de Chiara fue solamente la gota que rebalsó el vaso. La adolescente de 14 años fue encontrada enterrada en el patio de su novio. Estaba embarazada cuando fue asesinada a golpes. 

Como dice la convocatoria a la movilización, antes de Chiara “fueron Ángeles, Lola, Melina, Wanda, y tantas otras”. Según cifras de organizaciones de mujeres, sólo en el 2014, 277 mujeres murieron a causa de la violencia de género.

El 3/6 a las 17 horas, todos al Congreso 

El crimen de Chiara fue solamente la gota que rebalsó el vaso. La adolescente de 14 años fue encontrada enterrada en el patio de su novio. Estaba embarazada cuando fue asesinada a golpes. 

Como dice la convocatoria a la movilización, antes de Chiara “fueron Ángeles, Lola, Melina, Wanda, y tantas otras”. Según cifras de organizaciones de mujeres, sólo en el 2014, 277 mujeres murieron a causa de la violencia de género.

La responsabilidad del Estado

La abrumadora cantidad de casos desmienten por sí solos la efectividad de los programas que a nivel provincial o nacional, oficialismo y oposición han presentado ante este flagelo. Esto a pesar de que ni el Indec ni el Consejo Nacional de Mujeres, ni el Ministerio de Seguridad ni ningún otro organismo público se responsabiliza por medir el número de femicidios. 

No se ponen los recursos para la asistencia o se entregan subsidios miserables; tampoco hay presupuestos asignados para los refugios de acogida de las mujeres que necesitan abandonar su hogar por situaciones de violencia. El botón antipánico, presentado en su momento como una medida de auxilio, ha demostrado su fracaso completo. 

Por su parte, la justicia tampoco ha dado una respuesta a los cientos de mujeres que son víctimas de violencia doméstica; mucho menos lo ha hecho la policía, que en la mayoría de los casos se niega a tomar las denuncias de este tipo. 

La ilegalidad del aborto, que somete a miles de mujeres a abortos clandestinos, y la trata de personas, cuyas redes funcionan amparadas por el Estado, dan cuenta de todo un régimen político que es responsable de la violencia que pesa cotidianamente sobre las mujeres. 

La Naranja de Prensa se suma a la convocatoria del 3 de junio, impulsada por un grupo de mujeres entre las que figuran varias periodistas, y llama a todos los trabajadores de prensa a participar de la movilización; varias redacciones ya han tomado la iniciativa con una foto en respaldo. 

Además, reiteramos nuestro reclamo para que se cumpla con los jardines maternales en los lugares de trabajo o un pago equivalente, la ampliación de licencias por maternidad y por paternidad, el derecho al día femenino y por enfermedad familiar, entre otro reclamos. 

Naranja de Prensa