Despiden a un trabajador de Perfil

Como en Clarín, la burocracia le hace un guiño a la patronal
Despiden a un trabajador de Perfil

Como en Clarín, la burocracia le hace un guiño a la patronal
Despiden a un trabajador de Perfil

Dos días después del brutal ataque lanzado por la directiva de la Utpba contra los trabajadores de la Editorial Perfil y su Comisión Interna, dos de cuyos integrantes son candidatos del Frente Naranja, Violeta e Independientes que lucha contra su proscripción para participar de las próximas elecciones del sindicato, la patronal de Jorge Fontevecchia despidió esta tarde a un redactor de la sección Cultura del diario.

Pese a que el periodista manifestó que no quiere retornar a la empresa, la reacción de los compañeros fue inmediata y en una asamblea de casi tres horas, virtualmente un paro, repudiaron la medida y votaron denunciar el lunes en el Ministerio de Trabajo el atropello de la patronal, que aprovechó la acción represiva y ruin de la burocracia de los Das Neves y los Camaño, con sus infamias contra la organización gremial interna de la Editorial, para avanzar de esta manera.

Como en Clarín en 2000 el mecanismo se repite y es un círculo vicioso. La Utpba tiene un acuerdo estratégico entreguista con las patronales de prensa, por eso no va a paritarias ni organiza al gremio para luchar por sus demandas. Para sostener ese acuerdo está obligada a proscribir y perseguir a la oposición de cualquier manera que ésta se manifieste: refundando la organización sindical en la principal empresa del gremio, en comisiones internas combativas, o en frentes electorales antiburocràticos. Para perseguirla no trepida en abrir la puerta a la represión patronal, que naturalmente ve un guiño en los ataques que lanza la burocracia contra sus “representados”, se envalentona y hace lo que en otras circunstancias difícilmente haría. Un circulo vicioso, podrido.

Agrupación Naranja de Prensa, en el Frente Naranja, Violeta e Independientes