Despidos masivos en Crónica

Despidos masivos en Crónica

La patronal de Crónica ha lanzado un nuevo ataque contra sus trabajadores. Juntamente con el anuncio de que no saldrá más la edición vespertina que aún quedaba en pie, la patronal informó que dejará en la calle a 72 trabajadores del sector de prensa. Al cierre de esta edición, una asamblea masiva de prensa resolvió parar por completo el diario y permanecer en el edificio en defensa de los puestos de trabajo.

Despidos masivos en Crónica

La patronal de Crónica ha lanzado un nuevo ataque contra sus trabajadores. Juntamente con el anuncio de que no saldrá más la edición vespertina que aún quedaba en pie, la patronal informó que dejará en la calle a 72 trabajadores del sector de prensa. Al cierre de esta edición, una asamblea masiva de prensa resolvió parar por completo el diario y permanecer en el edificio en defensa de los puestos de trabajo.

Despidos masivos en Crónica

La patronal de Crónica ha lanzado un nuevo ataque contra sus trabajadores. Juntamente con el anuncio de que no saldrá más la edición vespertina que aún quedaba en pie, la patronal informó que dejará en la calle a 72 trabajadores del sector de prensa. Al cierre de esta edición, una asamblea masiva de prensa resolvió parar por completo el diario y permanecer en el edificio en defensa de los puestos de trabajo.

El ataque perpetrado contra los compañeros, exactamente el día después de unas elecciones a las que los medios patronales se empeñan en caracterizar como “plebiscitarias” de la gestión K, tipifica al gobierno “nacional y popular”, cuya presunta “legitimación” pretende ser bandera de largada para todo tipo de atropellos contra los trabajadores.

Tipifica, por sobre todas las cosas, a las direccciones burocráticas de gráficos y prensa, tributarias –cada una a su manera–, de la administración pingüina, a la que le ofrendaron un mes de “paz social” para no afectar la marcha de la campaña hacia el 23 de octubre.

En ese interín, dejaron pasar toda una serie de despidos hormiga, se abrazaron a la perspectiva patronal de intercambiar retiros voluntarios por reincorporaciones y dilapidaron de esa manera el enorme triunfo alcanzado por los compañeros cuando lograron la reincorporación de la anterior tanda de despidos y el impacto público y político de la multitudinaria movilización de Crónica al Ministerio de Trabajo, dos hechos que podrían haber sido base para una ofensiva mayor por todas las reivindicaciones, pero tras los cuales no se adoptó absolutamente ninguna iniciativa.

La Naranja de Prensa llama a todo el gremio a movilizarse y apoyar con todo a los trabajadores de Crónica. Esta lucha debemos enfrentarla de conjunto, mediante el método de la autoconvocatoria para superar el inmovilismo de las burocracias sindicales.

Corresponsal de La Naranja de Prensa