Dos meses de pelea en BAE y Crónica contra la persecución gremial

La lucha de los trabajadores de BAE y Crónica ya lleva más de dos meses desde que la patronal impulsó el cambio de razón social de un grupo de trabajadores y la mudanza a una nueva redacción de la cual excluyó a los delegados y a trabajadores que participaban activamente de la vida gremial.
La lucha de los trabajadores de BAE y Crónica ya lleva más de dos meses desde que la patronal impulsó el cambio de razón social de un grupo de trabajadores y la mudanza a una nueva redacción de la cual excluyó a los delegados y a trabajadores que participaban activamente de la vida gremial.
Esta pelea incluyó asambleas y aplausazos en todas las redacciones, movilizaciones al Ministerio de Trabajo y dos actos en la puerta de la nueva redacción, entre otras actividades gremiales. También se presentaron proyectos de declaración y apoyo en el Congreso nacional y en la Legislatura porteña con conferencias de prensa con diputados.
Los trabajadores enfrentaron los ataques patoteros de una patronal que recurre a la fuerza bruta para imponer su orientación. Dos delegados de prensa y militantes de la Naranja de Prensa fueron agredidos cuando afichaban un cartel sobre el conflicto y también realizaron un atentado en la redacción de BAE, en el cual arrancaron todos los carteles gremiales y robaron documentación y archivos de la PC del delegado.
A la empresa le costó cuatro asambleas poder votar la convocatoria a elecciones en la nueva redacción para hacer votar sus delegados truchos, pero aún así fracasaron en el intento. La floja actuación del Ministerio de Trabajo mostró la complicidad de Tomada con el objetivo antisindical de Olmos y su plan de precarización laboral llamado “convergencia”.
A 70 días de iniciado el conflicto, los trabajadores no convocados, entre ellos las comisiones internas, aún no logramos ingresar a la nueva redacción pero la patronal tampoco logró imponer su objetivo de dejar aislados a los compañeros “no convocados” ni pudo aplicar su plan de convergencia de redacciones.
La lucha que estamos dando los trabajadores de BAE y Crónica junto al Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa, marca un camino para enfrentar los planes de ajuste que preparan las patronales bajo los eufemismos de “convergencia” o “integración de redacciones”.