El Cronista: logramos ampliar la licencia por paternidad

Los trabajadores de El Cronista logramos el viernes pasado que la empresa acepte ampliar de dos a cinco días hábiles la licencia por paternidad. Ahora, con el agregado del doble franco semanal,  un compañero podrá gozar de al menos una semana completa para estar con su pareja y su bebé en esos primeros y tan especiales días. El acuerdo fue establecido dentro de la empresa y luego firmado en el Ministerio de Trabajo, como un reaseguro, para que sea un derecho adquirido de los trabajadores de El Cronista, cualquiera sea la patronal que maneje las riendas del diario.

Los trabajadores de El Cronista logramos el viernes pasado que la empresa acepte ampliar de dos a cinco días hábiles la licencia por paternidad. Ahora, con el agregado del doble franco semanal,  un compañero podrá gozar de al menos una semana completa para estar con su pareja y su bebé en esos primeros y tan especiales días. El acuerdo fue establecido dentro de la empresa y luego firmado en el Ministerio de Trabajo, como un reaseguro, para que sea un derecho adquirido de los trabajadores de El Cronista, cualquiera sea la patronal que maneje las riendas del diario.

El régimen vigente de tan sólo dos días hábiles (Art. 158, inciso a, de la Ley de Contrato de Trabajo, o Artículo 22, de “licencias especiales” del Convenio de prensa escrita y oral 301/75) expresa una idea anacrónica, para decir lo mínimo, que parte del supuesto de que el cuidado de un niño recae o debe recaer exclusivamente sobre la mamá.

Somos consientes de que llevarlo a cinco días hábiles no resuelve el problema. Igualmente sigue siendo extremadamente poco. Pero se trata de una  ampliación de derechos, que –con la conveniente difusión, en el movimiento sindical de prensa, al menos- podría impulsar al gremio en su conjunto y a otros sectores del movimiento obrero a llevar planteos similares a sus patronales y a reabrir el debate acerca de esta cuestión con vistas a que se reactiven algunos proyectos de ley que, sobre el particular, se encuentran cajoneados hace tiempo en el Congreso. Por ejemplo, hace un par de años desde Diputados salió un dictamen favorable para que los hombres gocen de quince días corridos después del nacimiento de su hijo. En el Senado, en tanto,  la comisión de Trabajo y Previsión Social también alcanzó a emitir un despacho que propone una licencia de cinco días corridos. El lobby patronal, tan afecto a llenarse la boca con la defensa de la familia, bloquea su tratamiento para que alguno de ellos se convierta en ley.

La ampliación de la licencia por paternidad en El Cronista es, además, una conquista de carácter convencional, de la misma manera que lo son la extensión de dos a cuatro años del pago de la guardería a las mamás en empresas como Perfil y BAE. En todos los casos se han hecho al margen de la dirección del sindicato, y operan como una refutación práctica del inveterado planteo Utpbista que reza que cualquier modificación del convenio abre paso a su avasallamiento indefectible. Con la excusa de la “correlación de fuerzas “, desfavorable desde 1975 en adelante y por toda la eternidad, la burocracia de nuestro gremio, que permitió que el convenio sea letra muerta en los hechos en la mayoría de las empresas,  omite que esa esquiva “correlación” se alimenta de la propia pelea de los trabajadores para mejorar, también, sus condiciones de trabajo.

  • Vamos por la extensión a todo el gremio de la ampliación de la licencia por paternidad y del pago de la guardería hasta los cuatro años calendario
  • Vamos por licencias por enfermedad de familiar, inexistentes en nuestro convenio
  • Vamos por una corriente clasista que defienda nuestros estatutos y convenios de todos los atropellos patronales