El FRENTE DE IZQUIERDA llama a parar activamente el 20, como inicio de un plan de lucha nacional

(Frente de Izquierda, 16/11/12) La CGT Moyano y CTA Micheli convocan a un paro general para el próximo 20 de noviembre. El Frente de Izquierda adhiere en forma decidida al paro, llama a parar y a asegurar el éxito de la huelga;  a promover asambleas, plenarios y reuniones de activistas que resuelvan el paro, e impulsar piquetes en todo el país para garantizar su cumplimiento, tanto en los sindicatos que están adheridos a las centrales convocantes como a los que no.

(Frente de Izquierda, 16/11/12) La CGT Moyano y CTA Micheli convocan a un paro general para el próximo 20 de noviembre. El Frente de Izquierda adhiere en forma decidida al paro, llama a parar y a asegurar el éxito de la huelga;  a promover asambleas, plenarios y reuniones de activistas que resuelvan el paro, e impulsar piquetes en todo el país para garantizar su cumplimiento, tanto en los sindicatos que están adheridos a las centrales convocantes como a los que no.

La necesidad de un paro nacional activo como inicio de un verdadero plan de lucha de las organizaciones obreras está fuera de toda duda. Una inflación cercana al 30% anual devora el salario y las jubilaciones. A ello se suma la confiscación del impuesto al salario a millones de trabajadores, más allá del anuncio de la presidenta de que no se aplicará para el medio aguinaldo de fin de año. También la pérdida de las asignaciones familiares para gran parte de los trabajadores. La ley de ART -impulsada por el gobierno con el entusiasta apoyo de Macri y otros políticos patronales-, es otro golpe a los derechos de los trabajadores, a la medida de las exigencias de la Unión Industrial. Hay barrios sin luz y sin agua y se sigue viajando como ganado. Mientras tanto, la política oficial destina los recursos estatales al pago de la deud! a externa y a subsidiar a las privatizadas.

El Frente de Izquierda llama a parar activamente con un claro programa obrero frente a la crisis nacional: por un salario igual a la canasta familiar (que hoy ronda los 7000 pesos) y su ajuste automático con la inflación; derogación del impuesto al salario y asignaciones familiares para todos; un plus de 4.000 pesos a fin de año para todos los trabajadores para paliar los aumentos de precios y el robo al salario con el impuesto; 82% móvil para los jubilados; abajo las ART del gobierno; contra el trabajo en negro y tercerizado y contra la criminalización de la protesta. En definitiva, contra el ajuste de Cristina Fernández que aplica junto al resto de los gobernadores. Lucha que debe estar ligada a la necesidad de pelear por un programa obrero y popular que de salida a la crisis por izquierda, que incluya el no pago de la deuda externa; reestatización de! todas las privatizadas bajo control y gestión de trabajadores y usuarios; nacionalización de la banca y del comercio exterior, entre otras medidas de fondo.

El paro nacional y el plan de lucha que necesita el pueblo trabajador es una oportunidad para que la clase obrera irrumpa en la crisis nacional con sus propios reclamos e intereses, que son contrarios tanto a los del gobierno K como a los de los políticos patronales como los Macri, Scioli, De la Sota, Binner, o de los Buzzi. Por eso es necesario luchar por un programa propio de los trabajadores, independiente de cualquier variante patronal.

La medida resuelta por la CGT-CTA carece de continuidad. Planteamos, por el contrario, que debe ser parte de un verdadero plan de lucha, hasta lograr todas las reivindicaciones planteadas.

Este 20N: ¡VAMOS AL PARO ACTIVO! 

FRENTE DE IZQUIERDA y de los Trabajadores