El Ministerio de Trabajo convocó a una primera audiencia de las paritarias 2014 para el miércoles 14 a las 11,30 en la sede de ALEM

La cartera laboral giró el aviso del inicio de las negociaciones a las cámaras patronales y la UTPBA, que se cortó sola y decidió ignorar el pliego reivindicativo aprobado en las asambleas, así como también pretende desconocer a la comisión de paritarios electos en asamblea y responsables ante sus bases.

La cartera laboral giró el aviso del inicio de las negociaciones a las cámaras patronales y la UTPBA, que se cortó sola y decidió ignorar el pliego reivindicativo aprobado en las asambleas, así como también pretende desconocer a la comisión de paritarios electos en asamblea y responsables ante sus bases.

La burocracia de la Utpba busca quebrar, de esta manera, el proceso de refundación del gremio articulado en torno a la conquista de las paritarias de rama y el funcionamiento regular del Plenario de Delegados, una tarea que le queda sobradamente grande pero para la que apela a la complicidad del Ministerio de Trabajo y las patronales, que naturalmente prefieren una negociación sin la presencia molesta de los trabajadores reales.

La Utpba ya le puso precio a la entregada: en el pliego que difundió hace unos días dibujó un ítem bajo la forma de un “fondo compensador” para los “compañeros jubilados” del gremio, que no es otra cosa que la aspiración de esta casta de ñoquis de obtener una sobrevida, aunque más no sea económica, en base a alguna clase de aporte patronal para que los subvencione. No es ni puede ser otra cosa este “fondo compensador” -un ardid de muchas burocracias para compensar la pérdida de afiliados que les ocasiona su política de traición a las bases- si se tiene en cuenta que la directiva de nuestro sindicato  abandonó hace siglos a nuestros jubilados, porque no reclama el 82% móvil y porque quebró y vació la obra social que debería atenderlos.

La entregada que pondrá la Utpba en la mesa de negociación no es una promesa de futuro, ni una especulación. La burocracia llevará la ofrenda ya amortizada largamente de su ausencia completa en cada conflicto que enfrenta el gremio y de su silencio cómplice ante cada avance de la flexibilidad laboral y del ajuste en general.

La burocracia, las patronales y el Gobierno del ajuste tienen, sin embargo, un problema. El conjunto de los trabajadores del gremio salió en bloque a rechazar esta maniobra y asamblea tras asamblea ratificó el pliego votado por las bases y el carácter de la representación electa por los compañeros, por las que además se movilizó ya masivamente  a la sede de la cartera laboral.

Quedó demostrado, de esta manera, que el gremio exhibe una comprensión muy profunda del significado que tiene para su presente y futuro la existencia del Plenario apoyado en las asambleas como método para arrebatarle a la Directiva el monopolio de la discusión salarial. Sabe que este proceso fue clave en la recuperación de conquistas que trascienden los puntos porcentuales de un acuerdo salarial y significa una consistente valla de contención a los brutales planes de ajuste que planean las empresas desde hace tiempo y por los que sólo pudieron avanzar hasta ahora a tientas pero que de ninguna manera impusieron en toda su magnitud. 

Todos al Ministerio de Trabajo – Alem al 600

Miércoles 14 – 11 hs.