Genocidio laboral en Canal 9

Genocidio laboral en Canal 9

Genocidio laboral en Canal 9
Frente al riesgo concreto al que estaban exponiendo su salud, y luego de que tres compañeros debieran ser hospitalizados como consecuencia de la penosa situación en la que se encontraban (sin agua, ni ventilación, ni acceso a servicios sanitarios de ningún tipo), los compañeros despedidos del 9 desalojaron hace algunas horas las instalaciones del hall de la emisora, y discuten ahora cómo proseguir la lucha por sus puestos de trabajo.Los compañeros habían quedado atrapados desde el lunes en un sector de las instalaciones del canal, luego de que, tras ingresar para retomar sus tareas vencida la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, la empresa les bloqueara el acceso a su lugar específico de trabajo, dejándolos allí encerrados sin agua, ni ventilación y clausurándoles el único baño al que podían acceder desde ese sitio.Hoy La Naranja de Prensa distribuyó entre los trabajadores de Canal 9 una carta dirigida “a los compañeros de todos los gremios de la emisora”, en la que denunciamos el “Genocidio laboral en Canal 9”, y advertimos que “la patronal mexicana viene por todo”, porque “su brutalidad en el cercenamiento de los derechos laborales no tiene antecedentes”.El texto realiza un llamamiento, sin distinción de gremios, “a apoyar la permanencia de los compañeros de prensa, defendiendo su derecho a ser reincorporados, tal como sostuviera el Ministerio de Trabajo”.Los argumentos de nuestra carta al 9 son extensivos a todo el gremio de prensa: “En defensa del derecho al trabajo y a una vida digna, exijámosle a la patronal que cese su acción inhumana para con los compañeros de prensa. Por la reincorporación de todos los despedidos. No permitamos el genocidio laboral en Canal 9.La Naranja de Prensa renueva su compromiso con la lucha de los trabajadores del 9, que vienen resistiendo heroicamente la brutal ofensiva de la patronal que dirige el grupo mexicano-estadounidense presidido por Remigio Ángel González González.