Gran movilización por el salario

Más de 200 trabajadores de prensa se movilizaron al Ministerio de Trabajo el viernes 2 en defensa de la paritaria de diarios, amenazada de vaciamiento por la patronal.

Más de 200 trabajadores de prensa se movilizaron al Ministerio de Trabajo el viernes 2 en defensa de la paritaria de diarios, amenazada de vaciamiento por la patronal.

La concentración se dio en el marco de paro de 3 horas en todos los diarios y agencias de la Ciudad de Buenos Aires. Estuvieron presentes compañeros de Clarín, Muy, Crónica, Perfil, Tiempo Argentino, BAE, Página 12, La Nación, El Cronista y Ámbito Financiero; de las agencias Telam, DyN, ANSA y NA; de las revistas del Grupo La Nación (Rolling Stone, Brando y Living, entre otras) y del Grupo 23 (revista 23, Newsweek); y de los portales Infonews e Infobae.

Esta presencia masiva de trabajadores de prensa pone de manifiesto que en las redacciones toma cada vez más fuerza el convencimiento de que la lucha por el salario y mejores condiciones de trabajo ha dejado de ser algo que deban encarar los compañeros de cada diario en particular, como ha sido hasta ahora, aislados del resto del gremio.

Además, esta ampliación de la pelea paritaria se hace sin perder los mecanismos democráticos, como la asamblea, que ya son parte de la vida de las redacciones y que ahora se han extendido a la votación del pliego común de reivindicaciones, la elección de paritarios por empresa y la realización del plenario de delegados.

Durante la audiencia en el piso 18 del Ministerio de Trabajo, la cámara patronal (AEDBA) se mantuvo en su posición provocadora. Rechazó todos los planteos de los trabajadores, incluidos aquellos puntos en los que la propia cámara había avanzado en su negociación, como la antigüedad y el pago de guardería. Respecto del salario, propuso una escala salarial que Trabajo ya impugnó meses atrás y que tiene el absurdo de que el salario de la categoría mínima es inferior al salario mínimo, vital y móvil.

La excusa para este accionar irresponsable es que la vigencia de acuerdos por empresa impide desarrollar un acuerdo general. La representación de los trabajadores ya ha dado respuesta a esa condición, planteando que se establezcan sumas puente en los casos de los que ya vencieron y cláusulas particulares de adecuación para los que aún no hubieran vencido.

La estrategia de la cámara patronal es observada sin intromisión por el Ministerio de Trabajo, cuya autoridad es cuestionada permanentemente por la prepotencia empresaria. Diversas intimaciones del ministerio han sido desoídas por la cámara, incluida la del mismo viernes 2, cuando tendrían que haberse presentado directivos de los diarios y agencias y en su lugar apareció un solitario abogado.

Pero el Ministerio ampara este comportamiento: en lugar de volver a intimar, con mayor rigor, la presencia de los directivos, derivó esa obligación al presidente de la cámara quien deberá presentarse en la audiencia del 13 de diciembre… dos días de que venza su mandato.

El desafío de los trabajadores de prensa será superar este bloqueo, que ha empantanado la paritaria desde hace meses, para triunfar en su lucha por mejores salarios y condiciones de trabajo.