perfil2

Hitos, crónicas de Perfil en lucha


Hitos, crónicas de Perfil en lucha

29 de junio: 6 días de paro en Editorial Perfil


Hitos, crónicas de Perfil en lucha

29 de junio: 6 días de paro en Editorial Perfil

Llevamos seis días de paro. Y los periodistas y trabajadores de prensa de Editorial Perfil continuamos la lucha mientras nuestras familias aguardan fuera, soportando la incertidumbre y el pesar de no poder acompañarnos físicamente en esta acción que nos reivindica como trabajadores, y que nos coloca en la lucha por la defensa de nuestros Estatutos y puestos de trabajo.

Mientras el señor Jorge Fontevecchia nos llama “terroristas intelectuales” y se manifiesta “feliz por la caída del Estatuto (La Nación 28-6)” cuya suspensión promovió él mismo con su pedido al juez que lleva el concurso de la empresa, circula por las redacciones la versión firme de que el lunes nos esperarían 116 telegramas para iniciar la ya anunciada “reestructuración” que dejará a más de 200 trabajadores en la calle, una de las más grandes liquidaciones ocurridas en nuestro gremio.

En tanto nosotros, los “terroristas”, permanecemos en el edificio para garantizar nuestro derecho, el de la huelga, resistiendo las presiones, los aprietes, los mensajes anónimos y difamatorios que buscan quebrarnos. Nosotros somos los “terroristas” a quienes Fontevecchia impide que esposas y esposos, hijos y amigos puedan visitarnos y abrazarnos para darnos fuerzas en esta lucha. Como si fuéramos presos, sólo podemos verlos a través de la rendija de una fría puerta en el garaje, porque la vigilancia del edificio no nos permite recibir visitas ni deja entrar a otros compañeros que quisieron ingresar a la editorial.

El concepto de “terroristas” no lo tienen, en cambio, todos aquellos que compartieron la lucha con los trabajadores y expresaron su solidaridad durante estos seis días: diputados, gremios, sindicatos, medios, periodistas, intelectuales y asambleas populares.

Luchamos por nuestros Estatutos y puestos de trabajo, ante la suspensión de Bavastro y el pedido de la empresa de abrir un “procedimiento preventivo de crisis”. En la Asamblea General de ayer ratificamos la medida hasta que Jorge Fontevecchia en persona y en el ministerio de Trabajo nos diga que no va a destruir el Estatuto y no va a despedir trabajadores. Por su parte, la ministra Graciela Camaño dijo que no permitirá “que se vulnere el Estatuto del Periodista” mientras ella ejerza su cargo

En nuestro sexto día de paro, los trabajadores de Perfil queremos mandar un mensaje claro: No somos terroristas. Somos periodistas. Y queremos recordar con tristeza, pero con mucha fuerza, en este día gris que nuestro compañero José Luis Cabezas fue víctima de verdaderos terroristas, como dijo su madre: “Son terroristas quienes mataron a mi hijo, no los trabajadores de Perfil. Si José Luis estuviese vivo, estaría luchando junto con todos sus compañeros”.

13 de Julio: 20 días de paro

Mientras continúan las negociaciones con la empresa, los trabajadores de Editorial Perfil permanecen en sus puestos de trabajo.

El viernes 12, los trabajadores de Perfil, la empresa y la secretaria de Trabajo, Norma Rial, sostuvieron una reunión y decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el día lunes a las 17 horas.

Por su parte, el próximo miércoles, Jorge Fontevecchia (propietario de Perfil) deberá compadecer ante las comisiones de Trabajo y de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, donde será interrogado acerca de su decisión de derogar el Estatuto del Periodista.

Ante la fuerza del paro de los trabajadores de Perfil, la revista Semanario no pudo estar esta semana en los kioscos como habitualmente, por falta de personal para realizarla.

Asimismo, muchos actores, actrices y políticos, solidarizándose con la posición de los trabajadores, se han negado a conceder entrevistas para las publicaciones de esta editorial.

Por último, los trabajadores que se encuentran dentro de la Editorial, organizaron para mañana, a las 14 horas, un encuentro con sus familias junto a distintas Asambleas Barriales, organismos sociales y movimientos piqueteros.

13 de Julio de 2002

Comisión Gremial Interna-UTPBA

Trabajadores de Editorial Perfil

Los piqueteros de la editorial y del Polo Obrero

MARIO DIAMONTE*

El viernes 12 de julio se cumplieron 19 largos días en la lucha de los compañeros de Perfil. El ánimo de los compañeros que mantienen la “permanencia” en el edificio de la empresa se mantiene muy alto y la solidaridad con ellos crece permanentemente.

De las numerosas circunstancias dignas de ser destacadas en esta lucha quiero señalar apenas dos que dan el tono de esta importante gesta obrera.

Desde el mediodía del viernes una nutrida delegación de militantes del Polo Obrero y el Partido Obrero se instaló en la puerta del edificio de Perfil a hacerle el “aguante” a los compañeros en lucha; allí mismo un compañero del Polo (de Parque Patricios) les explicaba a sus compañeros la enorme importancia de que un piquete de desocupados apoye activamente (como ellos lo estaban haciendo) una lucha sindical de trabajadores ocupados. Poco después el compañero Schofrin, de la Comisión Interna de Perfil, agradeció a los compañeros su presencia y les explicó brevemente la situación del conflicto, mientras les entregaba una cantidad de volantes en donde los trabajadores responden la solicitada de Fontevecchia, publicada días atrás en algunos diarios.

Desde una mesa colocada en la misma puerta de la editorial se repartían estos volantes y se ofrecía la Prensa Obrera –se vendieron 25 ejemplares–, mientras en una pared frente al edificio una gran bandera del Polo completaba esta presencia.

Mientras sucedía esto en la puerta, los compañeros del edificio armaban una gran batucada en el hall de la planta baja y en una breve asamblea se juramentaban que no permitirían un vaciamiento de la empresa, ya que habían detectado intenciones de ésta de llevarse computadoras para armar una redacción clandestina en la desactivada planta de Barracas. A todo esto, al “aguante” en la puerta se había sumado una delegación de compañeros de prensa de la Naranja.

Como después lo explicaría el compañero Schofrin en una asamblea, esta acción tuvo un fuerte impacto en la audiencia que en esos momentos se estaba desarrollando en el Ministerio de Trabajo con las partes en conflicto. Se podía entender también a la luz de esta experiencia que en la mencionada asamblea, en numerosas intervenciones se reivindicara con naturalidad al movimiento piquetero y de las asambleas populares como referentes de lucha.

* dirigente del Polo Obrero