La burocracia, contra los delegados de base por empresa. Los trabajadores tenemos que defender nuestra organización gremial

La ofensiva de la UTPBA contra los trabajadores de prensa ha demostrado no tener límites.

Ahora, y ante el vencimiento de los mandatos de algunos de los delegados y comisiones internas, la conducción del sindicato ha optado por el silencio y el abandono, negándose “por omisión” a dar el aval para la realización de nuevas elecciones. 

La ofensiva de la UTPBA contra los trabajadores de prensa ha demostrado no tener límites.

Ahora, y ante el vencimiento de los mandatos de algunos de los delegados y comisiones internas, la conducción del sindicato ha optado por el silencio y el abandono, negándose “por omisión” a dar el aval para la realización de nuevas elecciones. 

La paritaria 2014 había sido un anticipo, cuando la UTPBA bloqueó la participación de los delegados paritarios electos por las asambleas en las negociaciones en el Ministerio de Trabajo, lo que resultó en un aumento salarial absolutamente deplorable, en tres cuotas y varios puntos por debajo de la inflación. 

Con esto, el sindicato no sólo perjudica a nuestros delegados, que ante la pérdida de fueros quedarán en una situación de desprotección ante los ataques de las patronales, sino que ha dado un paso más en su intento de desarticulación y en la destrucción de la que hoy es la verdadera organización gremial de los trabajadores de prensa. 

Este cuadro debe reforzar nuestros esfuerzos por la construcción de un nuevo sindicato: no podemos permitir que se pisotee la organización que durante tantos años trabajamos en construir. Defendamos a delegados gremiales y paritarios por empresa, a las asambleas y al Plenario Autoconvocado que expresa el desarrollo más elevado de la organización sindical de los trabajadores de prensa.