La Naranja de Prensa se solidariza con Víctor Hugo Morales

Desde la Naranja de Prensa nos solidarizamos con Víctor Hugo Morales, tras el embargo preventivo que sufrió el jueves 16 de julio en su domicilio por una causa judicial, que tiene 15 años, impulsada por el Grupo Clarín.

Desde la Naranja de Prensa nos solidarizamos con Víctor Hugo Morales, tras el embargo preventivo que sufrió el jueves 16 de julio en su domicilio por una causa judicial, que tiene 15 años, impulsada por el Grupo Clarín.

El procedimiento judicial se llevó a cabo en el marco de un juicio que la empresa Cablevisión le inició a Víctor Hugo por haber puesto al aire en su programa “Desayuno”, en 2000, un tramo del partido en que Boca Juniors le ganó a Real Madrid la final de la Copa Intercontinental, y cuyos derechos de transmisión eran exclusivos de Cablevisión. El Grupo Clarín le reclama 800 mil pesos a Morales, según precisó el abogado del relator.

Este avasallamiento de Clarín está situado en medio de la ‘guerra’ entre Magnetto y el gobierno nacional —del cual Víctor Hugo Morales es un férreo defensor— que, lejos de pelear por la ‘democratización de la palabra’, es un puja capitalista por la redistribución de los medios de comunicación.

Víctor Hugo viene de defender hace días a los periodistas “carneros” de Radio Nacional que le dieron la espalda a sus compañeros en las medidas de lucha por las paritarias. De ningún modo es una contradicción respaldarlo ahora: la libertad de expresión y de opinión son derechos inapelables y también su defensa ante cualquier atropello, como es el caso de este embargo preventivo. El propio periodista fue víctima de la censura K cuando las autoridades de la TV Pública le levantaron el programa “Desayuno”, en 2006, por ser crítico, en ese entonces, de la Rosada.

Repudiamos este ataque contra el periodista. La libertad de expresión no tiene como abanderada a las Corpos (la Corpo con C y con K), sino al trabajador de prensa, a su conciencia y su palabra.

La Naranja de Prensa