La salida es un nuevo sindicato para luchar por nuestros reclamos

El Ministerio de Trabajo avaló una vez más el fraude en las elecciones citadas por la conducción de la UTPBA y desechó los reclamos de impugnación a 2.500 integrantes truchos del padrón, además de avalar a la cuestionada conducción del gremio y a la Junta Electoral oficialista, elegida de manera fraudulenta.

La burocracia se vio obligada a suspenderlas nuevamente porque una jueza aceptó el reclamo de que antes de realizarse los comicios el Ministerio de Trabajo debe revisar las impugnaciones presentadas.

El Ministerio de Trabajo avaló una vez más el fraude en las elecciones citadas por la conducción de la UTPBA y desechó los reclamos de impugnación a 2.500 integrantes truchos del padrón, además de avalar a la cuestionada conducción del gremio y a la Junta Electoral oficialista, elegida de manera fraudulenta.

La burocracia se vio obligada a suspenderlas nuevamente porque una jueza aceptó el reclamo de que antes de realizarse los comicios el Ministerio de Trabajo debe revisar las impugnaciones presentadas.

Limpiar el padrón no es la voluntad ni la orientación de Tomada. Por eso se negó a hacerlo. No va a querer dejar el antecedente de que puede meterse en los padrones truchos de la burocracia nada menos que para limpiarlos. Por ese camino se va a una encerrona. Más allá de los varios fallos postergatorios, no habrá elecciones limpias y democráticas.

Además, el tiempo pasa y las necesidades de los compañeros son cada día más acuciantes. Las paritarias están demoradas y los salarios se han deteriorado brutalmente con la inflación.

La burocracia patotera, que agredió a compañeros de la oposición y al abogado de los compañeros de Perfil, ha convertido a la UTPBA en un sindicato vacío, completamente alejado de los trabajadores del gremio y del que no forma parte la inmensa mayoría de los compañeros que ganaron la calle por las paritarias y que enfrentaron todos los días los atropellos patronales.

El gremio real se organiza alrededor del Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva, que agrupa a un centenar de delegados que estamos enfrentados a la burocracia de la UTPBA y que ha sido el motor de los paros y grandes movilizaciones del gremio en las últimas paritarias y en las distintas luchas del gremio.

La Naranja de Prensa llamó a no participar de las elecciones por su carácter fraudulento. Y 18 delegados y activistas que integraban la opositora Multicolor renunciaron a la lista, denunciando el carácter fraudulento de los comicios.

Las otras agrupaciones decidieron mantener la presentación y su estrategia centrada en reclamos administrativo-judiciales, o peor, en un reclamo de intervención del sindicato por parte de un Ministerio que ya dio sobradas muestras de apoyo a la conducción actual. Con esta orientación, se legitima a la burocracia, se traba la organización independiente cuyo presente está en el Plenario Autoconvocado y se retrasa el inicio de las paritarias y la lucha por el salario.

En ese contexto, el nuevo fallo judicial -aunque suspende la elección por falta de transparencia- al mismo tiempo le otorga una sobre-vida a una burocracia agotada. Ya hemos recorrido la experiencia electoral con esta conducción fraudulenta, hemos agrupado nuevos sectores gracias a la campaña desarrollada y hemos logrado constituir el Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva que agrupa a la enorme mayoría de los trabajadores de prensa. 

Es hora de dar un paso adelante y decir basta. Basta al fraude en un sindicato copado desde hace 30 años por una burocracia corrupta que lo ha convertido en un aparato vacío, de mera expoliación de nuestros aportes, y que ha sido superada por la organización independiente y de base de los trabajadores. 

Hay que comenzar la tarea de poner en pie a un nuevo sindicato para los trabajadores de prensa. Las condiciones para hacerlo ya están planteadas. Vamos por un sindicato democrático, de lucha e independiente de las patronales y el Estado.