La vuelta de los plenarios de delegados, una conquista histórica

Después de veinte años, el gremio de prensa conquistó la convocatoria a un plenario de delegados para discutir medidas de acción en defensa de los salarios. El llamado fue promovido por los delegados paritarios, con mandato de las asambleas de las empresas periodísticas, en lo que se convirtió en una segunda conquista histórica de la lucha del gremio en esta etapa. La primera había sido la propia convocatoria a paritarias en la rama diarios, una instancia ausente en los últimos 35 años.

Después de veinte años, el gremio de prensa conquistó la convocatoria a un plenario de delegados para discutir medidas de acción en defensa de los salarios. El llamado fue promovido por los delegados paritarios, con mandato de las asambleas de las empresas periodísticas, en lo que se convirtió en una segunda conquista histórica de la lucha del gremio en esta etapa. La primera había sido la propia convocatoria a paritarias en la rama diarios, una instancia ausente en los últimos 35 años.

El plenario funcionó con la presencia de representantes de Página/12, La Nación, Perfil, El Cronista, Ambito Financiero, BAE, Crónica, Tiempo Argentino, DyN y Noticias Argentinas, a los que se sumaron delegados de Télam, Revista Veintitrés, Infonews y Publirevistas. Se votó comenzar un plan de lucha con asambleas y aplausazos en todas las empresas y un paro de tres horas con concentración en el Ministerio de Trabajo, en coincidencia con una reunión con la cámara patronal.

El plenario fue convocado por la conducción ante la enorme presión de los trabajadores de las empresas por el empantanamiento en que se encuentra la paritaria. Este impasse es producto, en gran medida, de las limitaciones de la propia convocatoria, realizada sólo para la rama diarios, dividiendo la fuerza del gremio y encima convocada una vez que estuvo cerrada la mayoría de los acuerdos en cada diario.

La cámara está tratando de explotar al máximo esta situación, al tiempo que actúan en consecuencia con el giro dado por el gobierno, que se ha lanzado a una serie de ataques a las organizaciones sindicales y pregona la “moderación salarial”.

Las paritarias, sin embargo, están desenvolviendo conquistas democráticas estratégicas para los trabajadores de prensa. Los paritarios fueron elegidos en asamblea y concurren a la negociación con un pliego reivindicativo común votado en las asambleas.

Este cuadro pronostica un verano de lucha del gremio de prensa.