Llamamiento e invitación

INVITACION
El sábado 4 de agosto a las 12hs. compañeros de distintas empresas del gremio, entre los que se cuentan comisiones internas y delegados protagonistas de algunas de las más importantes luchas del período, nos encontraremos en el Centro Cultural 20 de diciembre, en Ituzaingó 747, para realizar un gran plenario abierto con vistas al armado de un frente opositor para estas elecciones.

INVITACION
El sábado 4 de agosto a las 12hs. compañeros de distintas empresas del gremio, entre los que se cuentan comisiones internas y delegados protagonistas de algunas de las más importantes luchas del período, nos encontraremos en el Centro Cultural 20 de diciembre, en Ituzaingó 747, para realizar un gran plenario abierto con vistas al armado de un frente opositor para estas elecciones.
LLAMAMIENTO A LOS COMPAÑEROS DEL GREMIO

ES EL MOMENTO DE CAMBIAR EL RUMBO

Como no sucedía desde hace muchos años, en estos últimos meses los trabajadores de distintas empresas del gremio dimos importantes luchas por reclamos salariales que terminaron con grandes triunfos (El Cronista, La Nación, Perfil, Crónica TV, BAE, Página 12, El Popular y La U, entre otras). Esto hizo que en esos medios se dieran saltos importantes en la recuperación del poder adquisitivo de los ingresos que habían resultado brutalmente deteriorados por la inflación.

DESAMPARADOS

La realidad es bien distinta en muchas otras empresas, cuya organización sindical es más débil o no cuentan con ella y tienen que lidiar en soledad. Y esto cabe para empresas pequeñas, medianas y aún para algunas grandes. Entre estas últimas están, por ejemplo, los casos de Olé y otros productos de Clarín o el de las revistas de La Nación, donde campean los salarios bajos y la explotación de los pasantes.Otro tanto cabe para la masa de colaboradores, contratados y seudopasantes (porque en realidad hacen el mismo trabajo que cronistas o redactores). Las patronales se aprovechan del peso que ejerce la mano de obra desocupada que existe en el gremio y de la escasa fuerza que tienen esos compañeros para discutir individualmente sus salarios y les pagan miserias por su trabajo.

LA SALIDA

Para ellos, la realización de paritarias donde se impongan salarios básicos de convenio para todos los trabajadores de prensa tiene una importancia fundamental. Por eso resulta criminal la política de la actual conducción de la UTPBA de mantener al gremio fuera de las paritarias (quizá el único caso en todo el país) con el argumento de que “es mejor pelear por empresa” cuando, además, no impulsan ninguna “lucha por empresa” sino que, en el mejor de los casos, simplemente “acompañan” las que deciden los compañeros de cada medio.Las paritarias son decisivas para que haya un mínimo de convenio y una escala de categorías que comience con un salario igual a la canasta familiar (hoy de 2.500 pesos). Así, todas las empresas tendrán que atenerse a eso y no dependerá de la fuerza que se tenga en cada una para conseguir aumentos y mejores salarios.Esto se puede lograr. Para eso es necesario cambiar la política. Hay que quebrar la decisión consciente de la actual directiva de aislar a los trabajadores y delegados en cada empresa. Debe funcionar el cuerpo de delegados, debe convocarse a asambleas generales del gremio para que todos los compañeros puedan participar y eso nos permita organizar la lucha de conjunto por nuestros salarios, por el respeto a nuestros estatutos y convenios y por nuestras reivindicaciones postergadas.

DEMOCRACIA

La política de la burocracia que se enquistó en la UTPBA hace 23 años es la opuesta. No convoca a reuniones del Cuerpo de Delegados desde hace 16 años. Ya nadie recuerda la realización de una asamblea del gremio destinada a discutir salarios o condiciones de trabajo. Cuando las realizan, las hacen clandestinas, como la última que eligió a la “Junta Electoral “, de la cual no informaron a nadie salvo al “aparato propio” para evitar cualquier control sobre las próximas elecciones del gremio.Es más, la sede del sindicato, que debería ser un centro de reunión y organización de delegados y compañeros del gremio, hoy es un reducto cerrado, capturado como propio por la burocracia, donde se impide el ingreso a los trabajadores, se les niegan sus instalaciones a los delegados para que se reúnan y sólo se abre para acontecimientos mediáticos con figuras que garanticen alguna cámara pero que no lleguen con reclamos gremiales que puedan “molestar” a los directivos.Democracia son reuniones mensuales de delegados y asambleas generales del gremio para discutir y tomar resoluciones sobre los problemas más importantes. Democracia sindical es tener las puertas abiertas del sindicato para todos los compañeros, y no como coto cerrado de una burocracia.

UN ENGAÑO

Desde hace muchos años, la actual conducción quiso imponer la idea entre los trabajadores del gremio de que éste tiene vida porque uno o dos directivos “recorren” las empresas y se ponen “a disposición” de los compañeros cuando “pasa algo”. Pero una persona no es un gremio. Un gremio es el conjunto de los trabajadores organizados, para que puedan pelear por sus reivindicaciones contra patronales que se juntan en sus cámaras para discutir las políticas que van a descargar sobre los trabajadores de sus respectivas empresas.

JUBILADOS

Que el gremio tenga vida no es sólo importante para los activos sino también para los jubilados actuales y futuros. Si logramos mejores salarios para todos con las paritarias, las jubilaciones serán mayores. Pero, además, el sindicato debe darles una gran participación a los compañeros jubilados y, en conjunto con ellos, salir a la pelea por el 82% móvil de las jubilaciones. Para ellos también vale que rechacemos y enfrentemos la política que los aísla del resto de los pasivos. Necesitamos una dirección que, en cambio, les de un canal para que se organice la pelea por una jubilación mínima de $ 2.000 y la actualización de los montos por inflación.El deterioro de la Obra Social, que lleva años, también repercute sobre los jubilados de Prensa que la utilizan como alternativa al PAMI. La actual conducción nunca rindió cuentas de a dónde fue a parar la plata que aportaron años y años desde los cadetes hasta los más altos directivos de las empresas periodísticas hasta la desregulación, salvo cuando “saltaron” por presiones externas los desfalcos que realizaron algunos dirigentes como Agazzi, Quatromano o Delmastro.

SALUD

Activos y jubilados merecemos una mejor atención de la salud. Esto también es posible. Y el camino no debe ser la privatización con “ana-ana” con Galeno implementada por la directiva en algunas empresas y que, por otra parte, ya está haciendo agua.La salida es que las empresas paguen los aportes y el Estado las obligue a incrementar el porcentual para que se pueda cubrir una buena atención de la salud.La Obra Social, además, no puede ser otro coto para el enriquecimiento de directivos. Debe estar en manos de una comisión elegida por los trabajadores y bajo control de los mismos.

CONVOCATORIA
Todo esto nos plantea un viraje, nos plantea la necesidad de un cambio. La conducción de la UTPBA realizó el llamado a elecciones generales del gremio para el 27 y 28 de septiembre próximo. Los delegados, activistas y trabajadores que lucharon en toda esta última etapa tienen la responsabilidad de poner en pie una alternativa. Luego de 23 años de losa burocrática que ha vaciado la organización sindical, la ola de luchas que ha vivido y vive hoy el gremio hace posible y necesario organizarnos para poner tener el sindicato que el gremio se merece y necesita.Por eso es que llamamos a todos esos compañeros a formar una lista única para recuperar el gremio y la democracia sindical al servicio de las luchas por nuestras reivindicaciones.

A QUE NOS ENFRENTAMOS
La conducción está montando las condiciones para realizar un gigantesco fraude.En la mayoría de las empresas la cantidad de afiliados es ínfima. Esto se debe al repudio o la indiferencia de los trabajadores respecto de la directiva del sindicato. El padrón de los colaboradores es enorme e incontrolable en manos de esta burocracia. Aislados del conjunto del gremio, la burocracia también busca manipular a los jubilados en las elecciones.A esto se le suma que, esta vez, las elecciones se realizarán a lo largo de ¡¡¡48 horas!!!, una forma de dificultar el control sobre las 100 urnas que la directiva suele colocar hasta en los lugares más insólitos. Ellos, por supuesto, cuentan con un aparato rentado para fiscalizar, pero a nosotros se nos plantea la necesidad de contar con una masa descomunal de afiliados, que no están rentados sino que trabajan, para controlar esa cantidad de urnas durante dos días. Por eso es necesario que decenas y decenas de compañeros tomen en sus manos la recuperación del sindicato. Este es el sentido de este llamamiento.Así podremos abrir otra perspectiva para los trabajadores del gremio.

INVITACION

El sábado 4 de agosto a las 12hs. compañeros de distintas empresas del gremio, entre los que se cuentan comisiones internas y delegados protagonistas de algunas de las más importantes luchas del período, nos encontraremos en el Centro Cultural 20 de diciembre, en Ituzaingó 747, para realizar un gran plenario abierto con vistas al armado de un frente opositor para estas elecciones.