Mañana todos a Tribunales, a defender a los compañeros de Perfil

DECLARAN LOS DELEGADOS, QUE SIENTAN NUESTRO APOYO

 

FONTEVECCHIA, ADEPA… NO PASARAN

  

MIÉRCOLES 17 DE SEPTIEMBRE – 8,30 HORAS

 

Lavalle 1638 – Juzgado Nacional en lo Correccional Nro. 1


El miércoles 17 de septiembre a las 9 de la mañana deberán prestar declaración los integrantes de la comisión interna de Perfil y el integrante de la Junta Electoral, a los que Jorge Fontevecchia les inició una causa penal por el paro que encabezaron para repudiar los despidos que la patronal propinó a fines del año pasado.

DECLARAN LOS DELEGADOS, QUE SIENTAN NUESTRO APOYO

 

FONTEVECCHIA, ADEPA… NO PASARAN

  

MIÉRCOLES 17 DE SEPTIEMBRE – 8,30 HORAS

 

Lavalle 1638 – Juzgado Nacional en lo Correccional Nro. 1


El miércoles 17 de septiembre a las 9 de la mañana deberán prestar declaración los integrantes de la comisión interna de Perfil y el integrante de la Junta Electoral, a los que Jorge Fontevecchia les inició una causa penal por el paro que encabezaron para repudiar los despidos que la patronal propinó a fines del año pasado.

La patronal pretende aplicarles el artículo 161 del Código Penal, que establece de uno a seis meses de prisión.  Es decir,  quiere meter presos a los representantes gremiales para imponer la flexibilización laboral, los despidos sistemáticos y un ajuste sin precedentes. Esto con la excusa de una supuesta crisis que no se condice con sus anuncios de nuevos negocios y faraónicos planes de infraestructura.

Claro que no es sólo Perfil. Mientras en Crónica y BAE armaron una división fraudulenta de la empresa para dejar afuera a los delegados, en Clarín acaban de desconocer un acuerdo con la comisión interna sobre la adaptación a esa empresa de la miserable paritaria 2014 que firmó la Utpba con las cámaras. Como síntesis, Adepa celebró ayer mediante un comunicado que “la Justicia haya decidido investigar el piquete que en diciembre del año pasado impidió la libre circulación del diario Perfil y de la revista Noticias, entre otros medios”.  Según la entidad patronal “el hecho representó una clara violación a la libertad de expresión y una censura ejercida arbitrariamente sobre los lectores..”

Es una hipocresía, viniendo de una entidad que no abrió la boca cuando la propia Editorial Perfil intentó hace más de una década suspender la vigencia del Estatuto del Periodista Profesional, la única norma operativa en el país  que, según especialistas, protege el ejercicio de la libertad de expresión.

Ni ADEPA ni Fontevecchia tienen  autoridad para hablar de libertad de expresión. Mucho menos de “censura a los lectores”, cuando los someten cotidianamente a la más pérfida manipulación informativa en función de los estrechos intereses capitalistas que defienden.

ADEPA, se sabe, es simplemente el chirolita de Clarín, conocido por haber convertido a sus redacciones en campos de concentración laboral y donde la libertad de expresión es simplemente una quimera. El pronunciamiento de ADEPA es un tiro por elevación para todos los trabajadores del gremio.

El contexto en el que se desenvuelven estos avances patronales está determinado por la traición de la Utpba contra todo el gremio de prensa, cuando se complotó con el Ministerio de Trabajo y las patronales para imponer una paritaria a la baja que sea, a su vez, un golpe al proceso de alza, reorganización desde abajo y recuperación de conquistas que ha marcado al gremio en los últimos tres años.

La lucha de los trabajadores de Perfil por el desprocesamiento de los compañeros, por la libertad sindical y contra el ajuste debe ser un punto de reagrupamiento de todo el gremio para frenar la ofensiva generalizada, que sirva también de palanca para debatir una salida de conjunto para los trabajadores en el marco del agotamiento total y definitivo de la Utpba como organización sindical. Es decir, para avanzar en la puesta en pie de un nuevo sindicato que preserve los avances logrados en la refundación gremial que hemos logrado y nos lleve a nuevos saltos organizativos y conquistas para todos los compañeros.

Vamos con los compañeros de Perfil.