Martes 9 de noviembre, todos a la marcha

17 horas, de Corrientes y Callao a Plaza de Mayo

Las organizaciones que nos movilizamos masivamente el 21 de octubre pasado a Plaza de Mayo, 24 horas después de la emboscada de Barracas, resolvimos convocar a una nueva movilización para el próximo martes 9 de noviembre a la Jefatura de Gabinete, en Casa de Gobierno. La nueva marcha fue anunciada formalmente en una conferencia de prensa, en la que participaron representantes políticos, sindicales y estudiantiles que se pronunciaron exigiendo el avance de las investigaciones en dirección a José Pedraza (jefe de la UF), a las policías Federal y Bonaerense, a los concesionarios ferroviarios y “a la red corrupta que integran (los concesionarios) junto a la Secretaría de Transporte”. Este pronunciamiento fue suscripto por más de 500 organizaciones, personalidades y dirigentes, y continúa sumando decenas de firmas cada día. Allí también se señala que el gobierno nacional rechazó la audiencia solicitada por las organizaciones convocantes a la marcha del 21, luego de calificar el atentado criminal de la patota de la UF como un “enfrentamiento entre grupos”.

17 horas, de Corrientes y Callao a Plaza de Mayo

Las organizaciones que nos movilizamos masivamente el 21 de octubre pasado a Plaza de Mayo, 24 horas después de la emboscada de Barracas, resolvimos convocar a una nueva movilización para el próximo martes 9 de noviembre a la Jefatura de Gabinete, en Casa de Gobierno. La nueva marcha fue anunciada formalmente en una conferencia de prensa, en la que participaron representantes políticos, sindicales y estudiantiles que se pronunciaron exigiendo el avance de las investigaciones en dirección a José Pedraza (jefe de la UF), a las policías Federal y Bonaerense, a los concesionarios ferroviarios y “a la red corrupta que integran (los concesionarios) junto a la Secretaría de Transporte”. Este pronunciamiento fue suscripto por más de 500 organizaciones, personalidades y dirigentes, y continúa sumando decenas de firmas cada día. Allí también se señala que el gobierno nacional rechazó la audiencia solicitada por las organizaciones convocantes a la marcha del 21, luego de calificar el atentado criminal de la patota de la UF como un “enfrentamiento entre grupos”.