Otro paro y otra movilización históricos: vamos por el triunfo!

Hoy, miércoles 26 de junio, los trabajadores de prensa escrita volvimos a protagonizar un impresionante parazo general de 24 horas y una movilización de más de 1.500 compañeros a las puertas de Clarín y Ámbito Financiero, donde realizamos importantes actos de lucha frente a cada una de esas empresas.

Hoy, miércoles 26 de junio, los trabajadores de prensa escrita volvimos a protagonizar un impresionante parazo general de 24 horas y una movilización de más de 1.500 compañeros a las puertas de Clarín y Ámbito Financiero, donde realizamos importantes actos de lucha frente a cada una de esas empresas.

Hoy, miércoles 26 de junio, los trabajadores de prensa escrita volvimos a protagonizar un impresionante parazo general de 24 horas y una movilización de más de 1.500 compañeros a las puertas de Clarín y Ámbito Financiero, donde realizamos importantes actos de lucha frente a cada una de esas empresas.

En Clarín, los compañeros delegados y paritarios del diario describieron el proceso de reorganización gremial interno y destacaron el rechazo de los trabajadores a las maniobras de la patronal por quebrar la paritaria general. En Ámbito, paritarios de distintas empresas denunciaron la experiencia de la actual paritaria, aún bloqueada por la miseria salarial ofrecida por la patronal y la complicidad del Ministerio para imponerla, y convocaron a reforzar la lucha.

Mucho más que un paro

Los trabajadores de más de 26 empresas de diarios, revistas, agencias y portales, marchamos para reclamar a las cámaras empresarias (AEDBA y AFERA) por su intransigencia en las negociaciones salariales y sus constantes provocaciones.

El paro tiene lugar a dos meses de iniciadas las discusiones salariales en el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, como demuestra la importante jornada de hoy, la voluntad de lucha de los trabajadores sigue intacta.

Lejos de menguar en su capacidad de organización y movilización, las recientes medidas de lucha contaron con la novedad de la participación de los compañeros de Clarín y La Nación con paros parciales, y del fortalecimiento de la organización en tantas otras empresas que quebraron los ataques patronales.

Hay una crisis en curso al interior del frente patronal por el impacto de las medidas de fuerza en las empresas, lo que habilitó la presentación de una propuesta sobre salario reales, que aún está lejos de de nuestro requerimiento, pero que es un resultado claro de nuestra lucha.

Los trabajadores de prensa estamos llevando adelante una batalla histórica en defensa de nuestras reivindicaciones, que fueron postergadas durante décadas, y no estamos dispuestos a retroceder. Por el contrario, vamos a redoblar las iniciativas organizativas, las medidas de fuerza y el conjunto del plan de lucha hasta ganar.

¡¡Vamos compañeros!!