Preocupación ante nuevos hechos de manipulación informativa

Los trabajadores de prensa de la TV Pública queremos expresar, una vez más, nuestra preocupación ante nuevos hechos de manipulación informativa y censura.

Enumeramos aquí sólo algunos de los casos más recientes:

Los trabajadores de prensa de la TV Pública queremos expresar, una vez más, nuestra preocupación ante nuevos hechos de manipulación informativa y censura.

Enumeramos aquí sólo algunos de los casos más recientes:

  • Aerolíneas Argentina. Luego de varios días de evitar informar sobre la cancelación de vuelos, que afectó a miles de pasajeros, la Gerencia de  Noticias de la Televisión Pública decidió recién el día miércoles 22 de julio abordar el tema, pero sólo a través de la palabra del Presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. De esta manera, nunca se dio cobertura a las cancelaciones y tampoco a la desmentida de la Federación Argentina de Personal Aeronáutico, que emitió un comunicado negando que haya impulsado medidas de fuerza que pudieran afectar el normal funcionamiento de la compañía de bandera. Ese enfoque parcial, se reiteró al día siguiente, el jueves 23, cuando –una vez más- se convocó a Recalde quien salió al aire a través de móviles en vivo en los principales noticieros, y se prohibió, nuevamente, difundir la palabra de los trabajadores aeronáuticos.
  • Cresta Roja: En ninguna de las 4 emisiones diarias de Visión 7 se informó sobre el cierre de la empresa de productos avícolas que, en principio, dejó en la calle a 1500 trabajadores. En ese sentido, queremos destacar que el periodista que el miércoles 22 entrevistó en vivo al ministro de Trabajo Carlos Tomada, en consonancia con la “línea editorial” tendenciosa de la Gerencia Periodística, evitó en todo momento consultar al funcionario sobre conflictos gremiales paradigmáticos en curso y aún sin resolución, como el mencionado de Cresta Roja y el de la línea 60 de colectivos. Se trata de un claro alineamiento, que no hace más que depreciar y despreciar la deseable rigurosidad en el ejercicio del periodismo, que debería guiar a la conducción del Noticiero de la TV Pública. Esto, con el agravante de que el día 21 de julio la Gerencia envió un equipo periodístico a la localidad de Cañuelas, donde se desarrolló un acto encabezado por la Presidenta y se decidió no cubrir las protestas de los trabajadores que se extendieron por varias horas muy cerca de allí.
  • Paro y protesta de los trabajadores municipales de Río Gallegos. Nunca se informó sobre el tema. El conflicto lleva 120 días.  Sin embargo, sí se emitió completo el acto de campaña de varios integrantes de la familia Kirchner realizado el 23 de julio en esa ciudad, camuflado como cadena nacional, del que luego se repitieron fragmentos en los noticieros.
  • Igual procedimiento se aplicó a la causa Hotesur, que fue borrada de la agenda periodística de la Gerencia. No obstante, la única oportunidad en la que se abordó el tema fue a través del apartamiento del magistrado por parte de la Cámara Federal, sin haberse informado nunca sobre los etalles de la causa judicial que motivó el corrimiento del juez Claudio Bonadío.

Estos casos de desinformación no hacen más que devaluar nuestra tarea periodística y menoscabar la calidad informativa de nuestro Noticiero. Seguiremos informando sobre estos hechos que lesionan seriamente nuestro funcionamiento como Noticiero y como colectivo de trabajadores de prensa que viene expresando durante años su compromiso con lo público y la excelencia periodística.

Fuente: http://trabajadoresdeprensacanal7.blogspot.com.ar/2015/07/preocupacion-ante-nuevos-hechos-de.html