Radio Nacional: los trabajadores tuvieron la última palabra

La patota de la burocracia, otra vez derrotada

La patota de la burocracia, otra vez derrotada

Los trabajadores de Radio Nacional obtuvieron el miércoles pasado una nueva victoria. En el Ministerio de Trabajo, las organizaciones de base de los compañeros de la emisora rubricaron un aumento de 18,5% en el sueldo básico a partir de septiembre, que llega al 20% con el incremento de 220 a $290 del refrigerio; la conversión en remunerativos y bonificables de los $250 que se venían cobrando en negro y la fijación de un plazo de 15 días para el inicio de la discusión por “zona desfavorable” y de 30 para lo inherente a cada actividad. La conquista beneficia a los 1.000 trabajadores de Radio Nacional en las 40 filiales de todo el país.

El acuerdo firmado el miércoles supuso un tiro por la culata para la patronal, que debió pagar en constante y sonante el juego al que se prestó con FEJEPROC, AATRAC, FOECYT Y FOECOP. Esas burocracias se había negado a poner su firma en el acta que en mayo arrancaron los compañeros, que consistía en una suma fija no remunerativa de 600 pesos en junio, julio y agosto; un aumento remunerativo de 16,5% a partir de septiembre, y una suba de emergencia del 30% en el adicional que se paga por “zona desfavorable” como puente hasta reanudar las discusiones por ese ítem en 60 días.

La excusa de la directiva, que no había movido un dedo por todas estas conquistas, era que se “podía lograr más”. Pero los compañeros nunca dudaron de que estuvieran ante una burda maniobra para birlarles la victoria, un manotazo de ahogado para recuperar algún papel de intermediación ante las autoridades.

Apareció, entonces, una nueva acta, firmada entre gallos y medianoche por la patronal y las burocracias. Hacía un retoque -de 16,5 a 18,5%- en el porcentaje de aumento remunerativo general pero mandaba a las calendas griegas la reanudación de la discusión por “zona desfavorable” y congelaba la discucion salarial hasta junio de 2008! .

Los compañeros rechazaron la porquería y le hicieron pagar caro a la patronal su predisposición monetaria para reacomodar a la burocracia. Se movilizaron por más porcentaje de aumento remunerativo y exigieron que se comience ya con la discusión para regularizar el pago de “zona desfavorable”, lo que quedó establecido para de acá 15 días y debieron borral el condicionamiento para la proxima discuion salarial. Un triunfazo.

El día de la firma los compañeros volvieron a marchar al Ministerio de Trabajo. En la puerta, los esperaba una patota de lúmpenes, que dejaron exhibir armas de entre sus ropas. Los trabajadores no se amedrentaron y mantuvieron la manifestación para garantizar que no hubiera ninguna provocación contra sus representantes, que adentro de la sede laboral volvieron a defender fieramente sus derechos y conquistas.

Ya está en pie una campaña de denuncia y repudio por la intimidación y el intento de agresión sufridos en la puerta del Ministerio. También le fue enviada una carta al funcionario Ross del Sistema Nacional de Medios Públicos con el fin de exigirle garantías para todos los compañeros que participen y acompañen las discusiones paritarias, al tiempo que se le advierte que si esas patotas llegaran a agredir en el futuro a un solo trabajador, inmediatamente se comenzará con la toma de las instalaciones de la radio.

Corresponsal de La Naranja de Prensa