Reincorporación de Sergio Gonzáles del Diario Crónica (dirigente de la Naranja Gráfica)

A días de que el sindicato notificara la convocatoria electoral para volver a tener delegados en Crónica, la patronal K, en un indisimulado acto antisindical, despidió a los dos candidatos postulados por el sindicato y a nuestro compañero Gonzáles, reconocido dirigente de la Naranja Gráfica -a quien, en forma canallesca, le inventaron una “causa” con la que pretenden birlarle 20 años de antigüedad, una vida de trabajo dentro del diario.

A días de que el sindicato notificara la convocatoria electoral para volver a tener delegados en Crónica, la patronal K, en un indisimulado acto antisindical, despidió a los dos candidatos postulados por el sindicato y a nuestro compañero Gonzáles, reconocido dirigente de la Naranja Gráfica -a quien, en forma canallesca, le inventaron una “causa” con la que pretenden birlarle 20 años de antigüedad, una vida de trabajo dentro del diario.

Crónica por dentro,desde que es “un medio K”

 Desde 2005 -y como parte del crecimiento de los medios K- Raúl Olmos (dueño de “Forjar Salud”, gerenciadora de la obra social de la UOM; hombre vinculado a Moyano y al kirchnerismo), aprovechando la crisis del diario y de su fundador (Héctor García), se hizo del control del diario.

Lo que supuestamente era un “rescate” (financiado con un frondoso aporte estatal), se transformó en una pesadilla para los obreros: Olmos ingresó eliminando la edición vespertina con 72 despidos en prensa, los que fueron sostenidos con patovicas que irrumpieron a los golpes en una asamblea que luchaba contra los mismos. En la parte gráfica, en combinación con una comisión interna corrupta, mantuvo un régimen de explotación, arbitrariedad y deudas salariales, con delegados que formaban una patota de capataces.

En el 2009, la patronal barrió a 120 gráficos -incluyendo a los delegados que le habían sido funcionales-, lo que dejó sin representación gremial alguna al diezmado grupo de obreros que “sobrevivieron” al recorte.

La persecución a la actividad gremial y a periodistas disidentes no es una excepción en los medios oficialistas. De diversas maneras se ha dado en Página/12, Radio Nacional, Canal 7 o el propio BAE (también manejado por Olmos, quien acaba de sumar Crónica TV a su emporio mediático). Como se ve, los medios K no tienen nada que envidiarle al negrero grupo Clarín en materia de dictadura patronal.

Luego de los despidos, la situación empeoró con ataques contra el convenio, el salario y la dignidad de los trabajadores. Como ejemplo, en las últimas semanas, abusando de la necesidad de los compañeros, la patronal los compelió a quedarse días enteros trabajando sin descanso. Algunos obreros llegaron a estar ¡hasta 5 días dentro de la planta! ¡Peor que los talleres clandestinos! Un peligro para su salud y para la de sus compañeros, con altas chances de accidentes de trabajo.

Reincorporación contra los despidos ilegales y elección de delegados ya

En este contexto, un grupo de afiliados fue al sindicato y obtuvo la convocatoria a elecciones de delegados. La patronal respondió despidiendo a dos candidatos ya postulados por el sindicato -quienes han informado en la puerta del diario que ya han obtenido una reinstalación judicial- y, a días de notificarse la convocatoria, despidieron a nuestro compañero en forma “preventiva”, para evitar lo que la patronal consideraba un hecho seguro: su propia candidatura.

Sergio era el único militante gremial reconocido públicamente que aún quedaba en el diario. Para “disimular” el carácter absolutamente arbitrario y discriminatorio del despido, inventaron una causa (un supuesto insulto al jefe de planta) contra el compañero, que tiene un legajo intachable, además de una sobrada templanza y experiencia como para cometer semejante torpeza (por eso en el taller no se la cree nadie). El intento es un hecho gravísimo, que demuestra la falta de escrúpulos de la patronal y sus alcahuetes.

El despido de Sergio es una afrenta contra los trabajadores de Crónica y la agrupación Naranja Gráfica, que tomará la lucha por su reincorporación como una prioridad inclaudicable. Ya se han iniciado los primeros pasos para reclamar judicialmente la reinstalación: reclamamos al sindicato que denuncie ante el Ministerio el despido arbitrario y lo llamamos a convocar a una movilización común en defensa de la reincorporación efectiva de Sergio y de todos los compañeros, así como por la elección de delegados.

Pablo Viñas, congresal Naranja Gráfica de AGR Clarín