Repudiamos la censura en revista Veintitres

 La Naranja de Prensa repudia la censura de la patronal de la Revista Veintitrés, propiedad del ultraoficialista Sergio Szpolski, contra un artículo del periodista Tomás Eliaschev que reproducía las denuncias de trabajadores y delegados ferroviarios sobre la asociación corrupta entre la empresa concesionaria del grupo Cirigliano y el Estado nacional que llevó al vaciamiento de la Linea Sarmiento y, por supuesto, al ‘Cromañon’ ferroviario que dejó 51 muertos y 700 heridos ocurrido en la Estación de Once.

 La Naranja de Prensa repudia la censura de la patronal de la Revista Veintitrés, propiedad del ultraoficialista Sergio Szpolski, contra un artículo del periodista Tomás Eliaschev que reproducía las denuncias de trabajadores y delegados ferroviarios sobre la asociación corrupta entre la empresa concesionaria del grupo Cirigliano y el Estado nacional que llevó al vaciamiento de la Linea Sarmiento y, por supuesto, al ‘Cromañon’ ferroviario que dejó 51 muertos y 700 heridos ocurrido en la Estación de Once.

La acción de la patronal, que incluyó la intervención personal de Szpolski, apuntó a distorsionar el contenido de la información volcada por el periodista con el fin de eximir de responsabilidad a los funcionarios estatales en esta nueva masacre, producto de la desidia empresaria. Son los mismos funcionarios cuestionados por sus vínculos con las privatizadas y la burocracia sindical en el asesinato de nuestro compañero, Mariano Ferreyra, en octubre de 2010.

La censura en medios oficialistas no es, lamentablemente, una novedad. Hace no mucho, la patronal del diario Página 12, censuró un párrafo del artículo del periodista Dario Aranda sobre el carácter oficialista del gobierno provincial de Santiago del Estero, cómplice de las masacres que los terratenientes llevan adelante para desalojar a sus campesinos de sus tierras.

El ‘periodismo militante’ impulsado por el oficialismo, que pondría fin a la censura y el terror de las patronales sobre los trabajadores de prensa, termina su corto recorrido copiando los métodos de ‘la Corpo’, sin nada para envidiar a La Nación o Clarín. Lo revela la cobertura de los medios oficialistas respecto de la reciente masacre ferroviaria.

Esta coincidencia en los metodos esta presente en la unidad que mantienen las patronales oficialistas y opositoras en las paritarias del gremio, donde buscan desconocer el Estatuto del Periodista para defender un régimen de bajos salarios y precarización laboral, dejando a los trabajadores en una situación de extrema vulnerabilidad y allanar asi el camino para cualquier tipo de arbitrariedad patronal.

La pelea contra la censura en los medios capitalistas, por tanto, requiere la organización independiente de los trabajadores respecto de sus patronales en defensa de sus condiciones de trabajo y de sus conquistas, como la unica forma de garantizar la libertad de expresión de los periodistas.

Apoyamos la decisión tomada por los compañeros de la revista de realizar una inmediata asamblea para repudiar la censura patronal y enviamos nuestra total solidaridad a Tomás Eliaschev.

Exigimos juicio y castigo a los responsables de la masacre de once.

Fuera Schiavi.

Fuera TBA.

Agrupacion Naranja de Prensa