Siguen el fraude y las maniobras de la burocracia

La burocracia de la Utpba ha convocado nuevamente a elecciones para el 6 y 7 de marzo. Es la cuarta convocatoria en seis meses.

 

La burocracia de la Utpba ha convocado nuevamente a elecciones para el 6 y 7 de marzo. Es la cuarta convocatoria en seis meses.

 

Las anteriores se cayeron por las sucesivas impugnaciones efectuadas por La Multicolor de Prensa, las que demostraron que la burocracia quería que las elecciones se realizaran sin dar a conocer el padrón de afiliados para hacer pasar el fraude escandaloso mediante un padrón trucho.

 

Fue todo tan grotesco que hasta la Justicia y el Ministerio de Trabajo tuvieron que intervenir suspendiendo los comicios. Eso sí, la cartera laboral se tomó su tiempo, permitiendo primero, que la asamblea fraudulenta de Junta Electoral se realizara en horario de trabajo y a 25 km de la Capital, y luego, convalidando las elecciones truchas de septiembre del año pasado, suspendidas finalmente por la Justicia.

 

En un cuadro de crisis propiciado por el fallo judicial, el ministerio encabezado por Tomada ha buscado en estos meses un punto de equilibrio que permita la supervivencia de la burocracia y contenga la irrupción de una expresión independiente de los trabajadores, en un escenario de inflación y paritarias que se estiman “calientes”. Por eso, no se ha pronunciado sobre el fondo del problema, que es la existencia de un padrón inflado sin trabajadores de prensa, contracara de la ausencia de miles de reales trabajadores de prensa en ese padrón, expelidos por la política de la burocracia.

 

Esta nueva convocatoria para marzo se realiza con el mismo padrón y con la misma Junta Electoral que ningún trabajador de prensa eligió. La impugnación de más de 2500 personas ajenas al gremio sirve para dejar de manifiesto rápidamente este hecho. Sin embargo, la Junta Electoral fraudulenta es la que deberá pronunciarse sobre estas impugnaciones, por lo que no hay ninguna garantía para que haya elecciones limpias y transparentes.

 

Desde el momento en que conformamos la Multicolor y el Plenario Autoconvocado de Delegados, hemos sido claros en fijar como condición ineludible para participar en las elecciones la limpieza total del padrón y la renuncia de la Junta Electoral de la burocracia, responsable del fraude orquestado. De lo contrario, una participación en los comicios con estos padrones truchos serán un salvavidas para una dirección sindical agotada y un golpe mortal para el proceso de recuperación del gremio de prensa que ha dado lugar a los paritarios electos en asamblea, la elección de delegados en todas las empresas y el surgimiento del Plenario Autoconvocado que representa a la enorme mayoría de los trabajadores.

 

Si estas condiciones no se cumplen, resulta imposible participar del proceso electoral. Llamamos al resto de las agrupaciones que integran la Multicolor, a la Intercanal y a la Interradial a realizar un plenario abierto de delegados y trabajadores para elaborar una postura común del Frente Unidad para Luchar ante a esta “nueva” convocatoria electoral.

 

La Naranja de Prensa

 28-1-2014