Télam: Una nueva batalla

Los trabajadores de Télam decidieron por unanimidad en asamblea ratificar la continuidad de las medidas de fuerza en demanda de la inmediata reapertura del jardín maternal que funciona en la sede central de la empresa desde febrero de 1996. Las medidas son la “retención de tareas” de cuatro horas por turno.

Los trabajadores de Télam decidieron por unanimidad en asamblea ratificar la continuidad de las medidas de fuerza en demanda de la inmediata reapertura del jardín maternal que funciona en la sede central de la empresa desde febrero de 1996. Las medidas son la “retención de tareas” de cuatro horas por turno.
Los trabajadores rechazaron la decisión patronal de ratificar el cierre y repudiaron la terminología utilizada por el presidente del directorio, Martín Granovsky, en un comunicado difundido anoche, en el que sostuvo que el mantenimiento del jardín maternal provocará “un Cromagnon en Télam”.
Claro que, si bien por ahora está diluido entre los planteos, los compañeros salieron “a rechazar nuevamente la metodología utilizada en el servicio periodístico, que censura y prohíbe informar verazmente a los abonados y al conjunto del pueblo argentino”, según reza un comunicado de la Comisión Interna. Es que allí se vive en la carne de los trabajadores la regimentación del gobierno sobre los trabajadores de los medios oficiales.