Triunfazo en Crónica

Reincorporaron a los siete choferes despedidos
Crónica: una victoria clave para seguir luchando

5 de agosto de 2005

Con la vuelta de los compañeros a sus tareas habituales, y tres días antes del fin la extensión de la conciliación obligatoria, el viernes 5 de agosto concluyó en una enorme victoria la lucha por la reincorporación de los siete choferes despedidos por la patronal de Crónica.

Reincorporaron a los siete choferes despedidos
Crónica: una victoria clave para seguir luchando

5 de agosto de 2005

Con la vuelta de los compañeros a sus tareas habituales, y tres días antes del fin la extensión de la conciliación obligatoria, el viernes 5 de agosto concluyó en una enorme victoria la lucha por la reincorporación de los siete choferes despedidos por la patronal de Crónica.

El triunfo se fue gestando en etapas. Primero una serie de medidas de fuerza del sector prensa obligaron al Ministerio de Trabajo a dictar la conciliación, que la empresa se negó a acatar durante varios días hasta que la lucha de los compañeros les impuso el reingreso de los trabajadores. Una vez adentro, la patronal se negaba a darles tareas y mucho menos a pagarles el dinero que en materia salarial les adeudaba.

Los choferes, los delegados y los trabajadores se mantuvieron firmes e implementaron diversas acciones. Asambleas, colectas de solidaridad para con los compañeros que permanecían sin percibir sus haberes, una denuncia penal contra uno de los integrantes de la “gerenciadora” que vino a organizar el proceso de venta del diario para compradores nunca conocidos, y, sobre todo, la firme convicción de los choferes de no permitir que los enjuagues y desaguisados patronales se cobren sus puestos de trabajo.

Fue clave la actitud consecuente de los compañeros, que no abandonaron un minuto su presencia en las puertas de la empresa, que una vez adentro aguardaron a pie firme que les asignaran las tareas y que rechazaron todas las “salidas” alternativas que les planteaba la patronal, porque no eran tales. Tuvieron claro sus reivindicaciones y lucharon para obtenerlas.

La reincorporación de los trabajadores despedidos es un tesoro invalorable para enfrentar la etapa que se avecina en Crónica, inclusive mucho más importante todavía que los paros que se realizaron contra el atraso en los pagos, porque cada compañero que se solidarizó con los choferes expuso una comprensión más alta de lo que está en juego, aún cuando en ese momento no estaba siendo afectado en lo inmediato su bolsillo. De esa conciencia, de una lucha férrea por la unidad de gráficos y prensa y de una completa independencia frente a los cantos de sirena que una variante patronal hará sonar en detrimento de la otra estará hecha la tela de la bandera que flameará en la victoria definitiva de Crónica.

Corresponsal