Un pacto entre el Estado y la iglesia contra la mujer

La reforma del código Civil y Comercial impulsada por el gobierno ‘nacional y popular’ condensa un fuerte ataque a la lucha por las conquistas de género, en particular por el artículo 19º —pactado entre la Rosada y la iglesia católica— que le da carácter jurídico de persona al embrión.

La reforma del código Civil y Comercial impulsada por el gobierno ‘nacional y popular’ condensa un fuerte ataque a la lucha por las conquistas de género, en particular por el artículo 19º —pactado entre la Rosada y la iglesia católica— que le da carácter jurídico de persona al embrión.

“La existencia de la persona humana comienza con la concepción en el seno materno. En el caso de técnicas de reproducción humana asistida, comienza con la implantación del embrión en la mujer, sin perjuicio de lo que prevea la ley especial para la protección del embrión no implantado”, especifica este artículo.

Esta reforma es parte del pacto del Estado con la iglesia (en el marco del giro clericalista de CFK ante la asunción de Francisco) y es un obstáculo para luchar por el acceso al aborto legal, seguro y gratuito.

Se estima que en la Argentina abortan clandestinamente 500.000 mujeres al año, y 100 terminan perdiendo la vida. Se trata de la primera causa de muerte materna en el país y las principales víctimas son  mujeres pobres.

Este articulado también es un obstáculo a los tratamientos de fertilización asistida e investigaciones científicas que trabajen con células madre.

La reforma del Código en este punto se traduce en que la violencia simbólica que ejerce históricamente la iglesia católica contra las mujeres va a adquirir estatus legal en el país.

Desde la Naranja de Prensa rechazamos la reforma y el articulado, convocamos a todas las mujeres del gremio a unirse en esta lucha y las invitamos a participar de la charla que el 28/6 a las 11, en Mitre 2162, dará Vanina Biasi, militante por los derechos de las mujeres.