Una gran lista clasista contra Yasky

Se ha presentado la Lista 3 de la Coordinadora Sindical Clasista a las elecciones de la CTA-Yasky del próximo 18 de noviembre.

Se ha presentado la Lista 3 de la Coordinadora Sindical Clasista a las elecciones de la CTA-Yasky del próximo 18 de noviembre.

Se ha presentado la Lista 3 de la Coordinadora Sindical Clasista a las elecciones de la CTA-Yasky del próximo 18 de noviembre.

La integran centenares de dirigentes y delegados docentes del país, la dirección clasista del Sutna San Fernando, delegados del Neumático de diferentes fábricas, delegados del Subte, de la UOM Villa Constitución, docentes universitarios de la Conadu y judiciales. Un gran reagrupamiento del sindicalismo clasista y de la izquierda, que también integran sectores del Colectivo Docente de la provincia de Buenos Aires y de la agrupación Almafuerte del Suteba Escobar.

Son casi 1.500 candidatos, que conforman la lista nacional encabezada por Romina del Plá, secretaria general del Suteba Matanza, y por Maximiliano Bronzuoli, secretario ejecutivo del Sutna San Fernando. También se han integrado listas en ocho provincias (Capital, Buenos Aires, Santa Fe, Río Negro, Tucumán, Córdoba, Mendoza y Salta) y más de 20 ejecutivas seccionales y regionales. La provincial de Buenos Aires está encabezada por el directivo del Sutna San Fernando Alejandro Crespo, y por Amelia García, secretaria general del Suteba La Plata. La lista de Capital la encabezan Lourdes Alfonso (UTE) y David Carballo, delegado de la Línea B del Subte. Con él, tres de los cuatro delegados de la Línea B, además de delegados y activistas de otras líneas, se han colocado a la cabeza de la lucha contra la dirección K de Pianelli.

¿Está en juego efectivamente la dirección de esa central? No, no sólo por la relación de fuerzas, sino por el carácter mismo del padrón, absolutamente manipulado, y de votaciones que con seguridad serán “infladas”, tal como ocurrió con la CTA antes y después de su división. La intervención de la Lista 3 es parte de la batalla de fondo por una nueva dirección del conjunto del movimiento obrero. En ese punto, es una oportunidad de lucha y desarrollo político.

Se trata de una batalla estratégica contra la burocracia sindical más kirchnerista de todas, la de Hugo Yasky, Pedro Waseijko y Roberto Baradel. Una central que realiza su elección bajo el amparo de un “normalizador” del Ministerio de Trabajo -es decir, piloteada por Carlos Tomada. Es una lucha contra el gobierno del pago a los buitres y el ajuste contra el movimiento obrero, y contra la burocracia más integrada al Estado.

La lista va por un voto en defensa de los Suteba combativos y de los docentes que luchan en todo el país, del Sutna San Fernando recuperado, del objetivo de los compañeros del Neumático de disputarle el sindicato a Waseijko en las próximas elecciones de su gremio, de los docentes universitarios que, enfrentando al yaskismo, salieron a la huelga junto con Conadu Histórica en Tucumán, Rosario y San Luis; una política para fortalecer a los metalúrgicos antiburocráticos de Villa Constitución, a los trabajadores aeronáuticos que enfrentan a la patronal de Aerolíneas y La Cámpora, apoyada por la dirección K de APA, a los delegados combativos del Subte, que enfrentan a Roggio y a la dirección K de la AGTSyP. Desde el punto de vista de los gremios que participan de esta elección, se trata de una lucha política del clasismo de más alcance que la librada en la elección de la CTA Micheli.

La Lista 3 va por un voto que trasciende los límites del padrón. Se trata de un reagrupamiento del clasismo en la CTA que fortalezca a todo el movimiento obrero combativo. A los miles de candidatos se sumarán ahora miles de fiscales: en Acindar, en las federaciones universitarias, en judiciales, en toda la docencia de Ctera, en el Neumático, en el Subte, en aeronáuticos.