UTPBA: La Multicolor denunció ante el Ministerio de Trabajo el fraude que prepara la burocracia

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires ha revelado las condiciones de realización de los comicios de renovación de autoridades convocados para el 26 y 27 de septiembre: en forma clandestina, sin padrones públicos y a espaldas de sus propios afiliados.

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires ha revelado las condiciones de realización de los comicios de renovación de autoridades convocados para el 26 y 27 de septiembre: en forma clandestina, sin padrones públicos y a espaldas de sus propios afiliados.

La lista “Multicolor – Frente Unidad para Luchar” –alternativa electoral que congrega a las cinco agrupaciones opositoras y a delegados independientes– denunció hoy esa maniobra, perpetrada por una conducción que se abraza al fraude para persistir en sus cargos, ante el Ministerio de Trabajo. La denuncia pone de relieve las condiciones de clandestinidad del acto electoral, en franca violación a la ley de asociaciones sindicales, y le reclama a la autoridad de aplicación su inmediata intervención en el proceso electoral para impedir el fraude.

Contra los principios más elementales de la democracia sindical, la conducción de la UTPBA ordenó a la Junta Electoral –elegida en el Palomar mediante una convocatoria ilegítima– la realización de la elección sin padrones, ni generales ni por empresa.

No hay padrones entregados a las listas opositoras; no hay padrones publicados en las carteleras del sindicato; no hay respuesta a las consultas individuales de los afiliados ni a las de las listas. No hay garantía ni control alguno sobre los electores que van a sufragar el 26 y 27 de septiembre.

Ese proceso se completó con una feroz depuración de los afiliados en las empresas periodísticas comerciales donde la conducción de la UTPBA ha desaparecido hace años. No hay huelga, conflicto ni lucha en las redacciones que tenga registro de la presencia de la conducción del sindicato, representada en la lista “Celeste y Blanca”, que ahora pretende su continuidad. Han desertado de la lucha y de la práctica profesional.

Miles de electores que no trabajan ni han trabajado en ninguna empresa periodística conforman el “padrón” de la lista “Celeste y Blanca”. No se trata de comunicadores de emisoras de baja potencia, ni de medios alternativos, ni de periodistas de medios sin fines de lucro. La Lista Multicolor saluda y celebra esa participación cuando es genuina, y lleva en su lista de candidatos a varios comunicadores que realizan cada día esa experiencia. Pero no saluda el fraude amparado en esa falsa apertura. Trabajadores de prensa de empresas comerciales y de medios alternativos perseguimos, necesariamente, un mismo objetivo: un sindicato representativo, democrático y abierto a sus afiliados.

Para eso es indispensable un proceso electoral legítimo, transparente. Por eso exigimos al Ministerio de Trabajo la inmediata respuesta a nuestro reclamo y reservamos nuestro derecho a acudir a la justicia en caso de no ver satisfechos nuestros pedidos, que son los elementales para que una elección sindical pueda ser considerada democrática.

LISTA MULTICOLOR – FRENTE UNIDAD PARA LUCHAR