Utpba: una acción de aparato que no aporta nada

Los trabajadores de prensa de varios medios de la Ciudad se sorprendieron el miércoles al ver en las inmediaciones de sus lugares de trabajo un volante presidido por la leyenda “Viva la Utpba”, que incorporaba a su vez una suerte de repudio genérico a los “despidos” en el gremio. El panfleto cerraba con una nueva reivindicación autoproclamatoria de la Utpba, que planteaba una “defensa” contra un ataque no identificado, pero no planteaba a los trabajadores ninguna política para repeler ese ataque de no sabe quién.

Los trabajadores de prensa de varios medios de la Ciudad se sorprendieron el miércoles al ver en las inmediaciones de sus lugares de trabajo un volante presidido por la leyenda “Viva la Utpba”, que incorporaba a su vez una suerte de repudio genérico a los “despidos” en el gremio. El panfleto cerraba con una nueva reivindicación autoproclamatoria de la Utpba, que planteaba una “defensa” contra un ataque no identificado, pero no planteaba a los trabajadores ninguna política para repeler ese ataque de no sabe quién. Respecto de los despidos, en ningún momento se mencionaba los casos concretos y muchos menos de qué manera enfrentarlos.

La propaganda sorprende porque todo el gremio sabe que los reclamos salariales y contra los despidos que encaran los trabajadores de prensa son por empresa, y con una participación absolutamente secundaria de la dirección del sindicato, que se negó en todo momento a unificar los conflictos que muchas veces se dieron en simultáneo: la pelea en Crónica y Crítica, o la lucha contra los despidos en el primero junto a El Cronista.

De la misma manera se dio en Infobae, donde la UTPBA ni siquiera apareció, dejando completamente aislados a los compañeros que, sin embargo, fueron rodeados por la solidaridad de muchas comisiones internas.

Los trabajadores no necesitamos acciones aisladas de aparatos que buscan asegurar su supervivencia luego de largos períodos de no hacer nada por ellos, salvo sacar tímidos pronunciamientos, y en algunos casos, ni siquiera.

Los trabajadores no necesitan proclamas de autobombo que oculten, por ejemplo, que la conducción del sindicato y la Obra Social del gremio son investigadas por la Justicia en la causa de los medicamentos truchos.

Desde la Naranja de Prensa, señalamos que los trabajadores de prensa necesitamos una nueva dirección que pelee por la organización masiva del gremio en defensa de todos sus reclamos.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Prensa!

Parar y ocupar cada empresa que despida o cierre
Reunión inmediata del cuerpo de delegados para discutir una política de conjunto