plebiscito prensa

Vamos por el nuevo sindicato

El gremio de prensa ha dado un paso decisivo hacia la formación de un nuevo sindicato. Un masivo Plenario Autoconvocado de Delegados resolvió la realización de un plebiscito el 17 y 18 de diciembre en todas las empresas periodísticas de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de resolver la puesta en pie de una nueva organización gremial.

El plenario había sido convocado frente a la posibilidad de que la burocracia de la Utpba realizase, luego de 14 meses de mandato vencido y un sin fin de impugnaciones judiciales, una farsa electoral con el objetivo de perpetuarse en el poder.

El gremio de prensa ha dado un paso decisivo hacia la formación de un nuevo sindicato. Un masivo Plenario Autoconvocado de Delegados resolvió la realización de un plebiscito el 17 y 18 de diciembre en todas las empresas periodísticas de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de resolver la puesta en pie de una nueva organización gremial.

El plenario había sido convocado frente a la posibilidad de que la burocracia de la Utpba realizase, luego de 14 meses de mandato vencido y un sin fin de impugnaciones judiciales, una farsa electoral con el objetivo de perpetuarse en el poder.

En este largo año, la burocracia sólo pudo mantenerse por el sostenimiento del Ministerio de Trabajo que le prorrogó el mandato y le dio la exclusividad en la negociación salarial. Esto terminó en una vulgar entrega de nuestros salarios, con un incremento del 21% para todo el año.

Tomada convalidó a esta burocracia para quebrar de raíz el excepcional proceso de reorganización del gremio, en el marco de un ajuste brutal y una reorganización capitalista en los medios de prensa. En los últimos años, con eje en el reclamo de paritarias impulsado por La Naranja de Prensa, se puso en pie el Plenario Autoconvocado. Mediante paros generales y movilizaciones se lograron escalas salariales únicas y se obligó a la cartera laboral, a la burocracia y a las patronales a reconocer a los paritarios electos por asamblea de empresas.

La camarilla de la Utpba ya demostró que es nefasta ¿Cómo llamar sino al aval a las patronales para que impongan comisiones internas truchas para hacer pasar la polifuncionalidad? ¿O el silencio a lo largo de todo el año sobre la causa penal que la patronal de Perfil le inició a la comisión interna con vistas a imponer un nuevo régimen laboral basado en la flexibilidad laboral y los despidos?

Durante todo el año La Naranja de Prensa ha insistido en mostrar esta situación. Hemos desarrollado una campaña dentro de las empresas del gremio y en la calle. Hemos constatado que los trabajadores de prensa escrita, radial y televisiva no esperan más nada de esta burocracia.

Con el plebiscito convocado para mediados de mes se abre una nueva perspectiva para los trabajadores de prensa. Miles de compañeros se expresarán en forma contundente. Llamamos a todos los integrantes del Plenario de Delegados, a los activistas y al conjunto de los trabajadores de prensa, a hacer el balance de este año de luchas y resistencia para enfrentar los desafíos del futuro con una nueva herramienta: un sindicato democrático, de lucha, al servicio de los intereses de los trabajadores, independiente de las patronales y el Estado.