¡Vamos por todos los reclamos que votamos en las empresas!

 

La convocatoria a una paritaria de la rama diarios –la más numerosa del gremio- es una conquista de La Naranja y del conjunto de los trabajadores de prensa. Esto pese a que dista de ser única y para todo el gremio, como la que nuestra agrupación ha reclamado y por la cual viene batallando desde hace años. Es que en la actual quedan por fuera los trabajadores de las radios, de los canales de televisión, de la mayoría de las agencias de noticias, de los sitios de internet y de las revistas.

 

La convocatoria a una paritaria de la rama diarios –la más numerosa del gremio- es una conquista de La Naranja y del conjunto de los trabajadores de prensa. Esto pese a que dista de ser única y para todo el gremio, como la que nuestra agrupación ha reclamado y por la cual viene batallando desde hace años. Es que en la actual quedan por fuera los trabajadores de las radios, de los canales de televisión, de la mayoría de las agencias de noticias, de los sitios de internet y de las revistas.

Pero las cámaras que agrupan a las principales patronales del gremio se han sentado por primera vez en décadas a negociar el pliego de reclamos que presentamos en conjunto y que surgiera de asambleas de las distintas empresas.  Y esta es también una conquista de los trabajadores y de las comisiones internas combativas que durante muchos años llevaron adelante la pelea por el respeto a nuestros estatutos y convenios y para que los salarios no fueran carcomidos por la inflación.

Otra importante conquista es que los delegados paritarios hayan sido elegidos por las asambleas de base de cada una de las empresas y que sean responsables ante ellas.

Claro que la cámara que encabezan Clarín y La Nación, no está dispuesta a hacerla fácil. Llevamos más de tres meses de reuniones y aún no conseguimos alcanzar un acuerdo en ninguno de los puntos presentados. Apenas hay una propuesta patronal –rechazada por nuestros paritarios- de otorgar $15 por año de antigüedad y $650 mensuales por guardería.

Es decir que luego de más de tres meses de reuniones plantean cifras, para esos rubros, que no suponen ningún aumento para casi el 80% de los trabajadores involucrados en la paritaria, porque ya cobran lo mismo o más de lo que ofrece la cámara.

Al día de hoy, entonces,  la paritaria se encuentra virtualmente en el punto de partida.

Ahora las patronales han acordado conformar dos comisiones para que se discutan todos los temas, incluido el de los mínimos de la escala pero, plantean, con aplicación a partir de enero del 2012. Esto, entre otras cosas, pretende colocar un parate a cualquier reclamo de actualización salarial durante este año, aunque la inflación ya se está comiendo los aumentos conseguidos.

Y, a su vez, regimentar los aumentos salariales del año próximo colocándoles ahora un techo, tratando también de ahogar, así, eventuales reclamos y la lucha que pueda desatarse en las empresas y que fue el motor de los incrementos de sueldos que conseguimos en estos últimos años.

Este es un peligro que tenemos por delante en esta paritaria con la cámara de los Clarín y La Nación, donde están acompañados por todas los otros empresarios del sector, como los de Página 12, Perfil, Ámbito o El Cronista, unos K y otros anti K, pero todos juntos a la hora de reventar los salarios y recortar las conquistas.

Los aumentos de sueldos conseguidos para este año con la lucha en la mayoría de las empresas del sector hacen que hoy no esté planteado imperiosamente el tema salarial aunque el golpe de la inflación se empiece a notar  cada día más. Esta, a su vez -como ya lo dijimos- es una de las limitantes que tiene esta paritaria llamada recién en el mes de julio.

Pero tenemos que estar atentos frente a cualquier pretensión patronal de maniobrar con la paritaria para reducir nuestros salarios y desvirtuar nuestros reclamos. Porque en esta primera paritaria después de 30 años se está jugando el destino de nuestras conquistas, de nuestros salarios y de los reclamos imperiosos que llevamos a la negociación con las patronales de la cámara.

¡¡Vamos por todas las reivindicaciones que votamos en las asambleas!!

Por $5.800 de mínimo y un aumento del 30% a partir del 1° de enero.

Por el 2% anual por antigüedad.

Por un mínimo de $600 por colaboración, actualizados con los aumentos de salarios.

Por $800 de guardería y un aumento del 30% a partir del 1° de enero.

Por la incorporación al convenio de los compañeros de las punto como y de todos aquellos no incluidos.

Por la generalización de las conquistas que se alcancen a todos los trabajadores del gremio.