Vayamos todos por el triunfo de la lucha de los trabajadores de Clarín

Por Atlántida, Publiexpress, el Popu, nuestros salarios y el convenio

 Los trabajadores de Clarín/Agea se encuentran sosteniendo un plan de lucha desde el 1° de mayo contra la decisión unilateral de la empresa de pagar el 40% del salario recién el 22 de mayo.

Con ceses de tareas de dos horas por turno, quites de firmas con masivo acatamiento y asambleas periódicas, los trabajadores del principal medio del país buscan torcerle el brazo a la decisión patronal que, por su lado, busca imponer una regimentación a los trabajadores con el propósito de correr la vara en su favor y, de esa forma, la de todas las patronales de prensa.

Por Atlántida, Publiexpress, el Popu, nuestros salarios y el convenio

 Los trabajadores de Clarín/Agea se encuentran sosteniendo un plan de lucha desde el 1° de mayo contra la decisión unilateral de la empresa de pagar el 40% del salario recién el 22 de mayo.

Con ceses de tareas de dos horas por turno, quites de firmas con masivo acatamiento y asambleas periódicas, los trabajadores del principal medio del país buscan torcerle el brazo a la decisión patronal que, por su lado, busca imponer una regimentación a los trabajadores con el propósito de correr la vara en su favor y, de esa forma, la de todas las patronales de prensa.

Por Atlántida, Publiexpress, el Popu, nuestros salarios y el convenio

 Los trabajadores de Clarín/Agea se encuentran sosteniendo un plan de lucha desde el 1° de mayo contra la decisión unilateral de la empresa de pagar el 40% del salario recién el 22 de mayo.

Con ceses de tareas de dos horas por turno, quites de firmas con masivo acatamiento y asambleas periódicas, los trabajadores del principal medio del país buscan torcerle el brazo a la decisión patronal que, por su lado, busca imponer una regimentación a los trabajadores con el propósito de correr la vara en su favor y, de esa forma, la de todas las patronales de prensa.

El Grupo gerenciado por Héctor Magnetto y propietario de, entre otras empresas, Cablevisión, Artear y Telecom abriendo sus balances difícilmente pueda demostrar que no dispone de los fondos para garantizar el pago en tiempo y forma de los salarios.

Avanzando de esta forma sobre los trabajadores pretenden regimentar al gremio, apuntalar los cierres y despidos y, principalmente, clausurar definitivamente la discusión pendiente de la paritaria de 2019 durante la cual sólo se obtuvo un incremento del 15% que enterró el salario de la categoría testigo de redactor muy por debajo de la línea de pobreza.

Si la principal empresa periodística que, a la vez, cuenta con una de las más grandes fortunas del país lograra imponer semejante arbitrariedad dejaría el terreno libre para que el resto de las patronales avancen con más despidos y cierres ilegales como en Publiexpress y Atlántida, descuentos y pagos de salarios diferidos como en La Prensa, Diario Popular, La Voz de Tandil, La Capital de Mar del Plata, Diario El Chubut, La Arena de La Pampa y El Litoral de Corrientes e incluso el avasallamiento del convenio en nombre de las nuevas tecnologías y el teletrabajo como en Editorial Perfil.

Por eso, el triunfo de los trabajadores de Clarín es de interés de todo el gremio de prensa cuyo destino inmediato depende en gran medida del desenlace de esta lucha. Puede significar un nuevo avance sobre las condiciones laborales y salariales del gremio o, por el contrario, un punto de inflexión para reunificar a los trabajadores de prensa alrededor de un plan de acción.

Es necesario que el SiPreBA impulse y organice asambleas virtuales de todas las redacciones con el propósito de que, a través de su cuerpo de delegados, se definan y adopten medidas de acción en común que empiecen por la solidaridad activa con los compañeros de Clarín, Publiexpress y Atlántida.

El reclamo debe estar dirigido a las cámaras empresarias pero también y especialmente al gobierno que es el responsable de garantizar los puestos de trabajo, el respeto de los DNU dictados, el cierre de la paritaria 2019, la preservación del convenio y las condiciones del teletrabajo como lo dispone la legislación vigente.

Es quién, además y a esta altura, tiene la obligación de reconocer la legítima representación de los trabajadores de prensa de CABA en el SiPreBA.

Se puede comenzar con un quite de firmas en medios gráficos o cualquier otra medida que sirva para tonificar y unificar al gremio, medir fuerzas y explorar la posibilidad de avanzar en un cese de tareas de dos horas que, además, con la mira puesta en el 7 de junio, día del trabajador de prensa, podría nacionalizarse en forma paulatina a través de la Fatpren.

¡Todos y todas con lxs trabajadores de Clarín!

La Naranja de Prensa

14/5/20