En Prensa vamos con todo al paro del 6

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

En el debate desarrollado en las asambleas se abordó el tema de si no correspondía adherir al paro, pero cubriendo la información referida a él. Esta tesis fue rechazada prácticamente por unanimidad en Radio Nacional y en Télam al considerarse que, en un paro, los trabajadores de prensa no teníamos ninguna especificidad diferente al resto de los trabajadores del país que sufren la ofensiva contra sus condiciones de trabajo. Como antecedente inmediato, los delegados y la asamblea de Télam lograron que no se publicaran cables en ocasión de la marcha de la CGT del 7 de marzo, ya que los trabajadores habían realizado un paro masivo durante varias horas en la agencia estatal.

Esta decisión espectacular, inédita en los últimos años, solo puede comprenderse al calor de la enorme reconstrucción del tejido gremial en los medios de prensa corporizado en el nacimiento del Sipreba como sindicato real de todos los trabajadores de prensa.

La convocatoria a la medida de fuerza fue arrancada luego del gigantesco repudio popular a la burocracia sindical expresado en la movilización del 7 de marzo pasado. Con la exigencia a que pongan fecha al paro, los trabajadores denunciaron al triunvirato de la CGT como cómplice del ajuste.

A pesar de que se tomaron un largo mes para la fecha del paro, la burocracia sindical no ha podido evitar que más de un millón de trabajadores salieran a la calle durante marzo demostrando las enormes reservas de lucha para enfrentar el ajuste.

La movilización docente se ha convertido en la gran disputa que enfrenta al movimiento obrero contra Macri y los gobernadores. En la Provincia, el macrismo pretende cerrar la paritaria por decreto. ante la negativa de los docentes a aceptar un techo que deje sus salarios en niveles de pobreza. En Santa Cruz, Alicia Kirchner ofreció un 3 por ciento de aumento a los docentes, demostrando que no hay divergencias reales a la hora de ajustar contra el pueblo.

Lo mismo sucede en el gremio de prensa. Los primeros abanderados del ajuste macrista fueron los kirchneristas Szpolski, Garfunkel y Cristóbal López. Más de 1.500 despidos y una paritaria desastrosa que hundió nuestros salarios prepararon el camino para nuevos y más baratos despidos y el desconocimiento de nuestros convenios.

El paro del 6 de abril es una oportunidad para el SiPreBA en las vísperas de la apertura de las paritarias 2017, en donde nuevamente, se intentará usurpar la voz de los trabajadores de la mano de la burocracia propatronal de la Utpba.

El plenario de delegados del SiPreBA ha resuelto reclamar un 35% de aumento en una cuota como paliativo a la rebaja salarial sufrida durante los últimos años.

La masividad del paro será la ocasión para que en el gremio de prensa expresemos nuestro repudio al ajuste en marcha y nos movilicemos por todos nuestros reclamos.

Brutal represión en AGR: vamos por una jornada de solidaridad en todo el gremio

Desde La Naranja de Prensa repudiamos la represión del martes 17 de enero a los trabajadores de AGR-Clarín, a sus familias y a los manifestantes que estaban presentes en la planta de Pompeya. Las fuerzas represivas actuaron bajo la orden de la patronal de Clarín con palazos, gases y balas de goma contra los compañeros y compañeras que defienden los centenares de puestos de trabajo frente al lock-out de la empresa.


 

Desde La Naranja de Prensa repudiamos la represión del martes 17 de enero a los trabajadores de AGR-Clarín, a sus familias y a los manifestantes que estaban presentes en la planta de Pompeya. Las fuerzas represivas actuaron bajo la orden de la patronal de Clarín con palazos, gases y balas de goma contra los compañeros y compañeras que defienden los centenares de puestos de trabajo frente al lock-out de la empresa.


 “Nos han tirado balazos de gomas, han reprimido con gases y agua caliente a nuestras familias, tenemos compañeros baleados. Nos tiraron a la cabeza por defender a nuestros puestos de trabajo”, denunció Pablo Viñas, Secretario General de la Comisión Interna.

 Y explicó: “La ley dice que si una empresa de esta magnitud quiere despedir más del 15% de la planta tiene que iniciar un procedimiento preventivo de crisis; acá no hay concurso, no hay nada, son despidos ilegales de una empresa que está tapada de trabajo y que lo que quiere es barrer con nuestra organización, barrer con nuestra unidad, para despedirnos, reventar el Convenio Colectivo y tomar trabajadores precarizados”.

Mientras tanto, ese día se valló completamente el ingreso a la redacción de la calle Tacuarí —donde se realiza el diario— y se reforzó allí la presencia policial, la cual fue repudiada en asamblea, el lunes, por los propios compañeros y compañeras de AGEA-Clarín. Como en la asamblea, es fundamental volver a reclamarle a la empresa que retire inmediatamente la Policía, un hecho que ataca todo principio democrático de libertad de expresión y que busca intimidar toda reacción de solidaridad y lucha entre los trabajadores del Grupo.

La Comisión Interna de AGEA, asimismo, rechazó la represión en AGR y el difamatorio artículo publicado por el diario sobre los despidos, poniendo en debate la necesidad de discutir los contenidos editoriales de los medios de prensa. También repudiaron los despidos y la represión desde numerosas redacciones de prensa y comisiones internas: Página 12, Infobae, Perfil, Canal 13/TN, Telefé Noticias, Tiempo Argentino, Télam, La Nación, entre otras, como así también desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

La reacción del lunes de los compañeros de las redacciones de Clarín, Olé, Muy, La Razón, etc, saliendo a la calle, armando una colecta, rechazando la presencia policial y solidarizándose con los obreros gráficos de AGR ha marcado un camino para continuar la lucha.  En sintonía con el paro de los gráficos del jueves 19 de enero, es necesaria una jornada de solidaridad del Sipreba en todos los diarios, con eje en Clarín, para ese día. El caso de AGR es la punta de lanza de un mecanismo de precarización en todo el gremio.

“Vamos a seguir peleando con todos nuestros compañeros, con los que están afuera y los que están adentro,  reclamando todos por nuestros puestos de trabajo. No nos van a doblegar”, plantearon los trabajadores de AGR.

Acompañemos activamente esta lucha, que es la misma de todos los trabajadores de prensa.

La Naranja de Prensa, 18 de enero de 2017. 

 

 

 

Asamblea de AGEA-Clarín vota solidaridad con trabajadores de AGR

Los trabajadores de AGEA-Clarín realizaron una importante asamblea en la tarde del lunes 16 de enero, en solidaridad con los 300 trabajadores despedidos de AGR, perteneciente al Grupo Clarín. La Comisión Interna ya había participado de la vigilia realizada el fin de semana en la planta impresora. 


 

Los trabajadores de AGEA-Clarín realizaron una importante asamblea en la tarde del lunes 16 de enero, en solidaridad con los 300 trabajadores despedidos de AGR, perteneciente al Grupo Clarín. La Comisión Interna ya había participado de la vigilia realizada el fin de semana en la planta impresora. 


 

La asamblea votó el apoyo a los compañeros, el estado de alerta y el repudio a la presencia de la policía —más de cinco camiones de la Policía Federal— en la puerta del edificio de Tacuarí, desde donde se hace el diario Clarín, en un ataque a todo principio democrático de expresión. Se reclamó que se retire el operativo policial y se votó realizar una colecta de alimentos para ayudarlos a sostener la medida de lucha.

La permanencia de la policía tanto en Tacuarí — que remite a los despidos masivos que sufrió AGEA en 2000— como en las plantas gráficas de Zepita y de AGR, en Pompeya, demuestran un plan orquestado de ataque de la empresa, un dispositivo para generar intimidación y miedo contra el conjunto de los trabajadores del Grupo.  

 Lo ocurrido en AGR es la brutal punta de lanza del plan de vaciamiamiento en todos los medios del grupo: con retiros voluntarios en AGEA-Clarín (centenares en los últimos meses) y desvíos de tareas periodísticas en TN y Canal 13. La regla es una estrategia flexibilizadora bajo el mecanismo de la multitarea y la tercerización, camino al quiebre de los convenios colectivos.

Sin embargo, tal como reflejó la asamblea, los trabajadores de todos los medios de Clarín están unidos y en lucha.

Comunicado de los trabajadores de AGR-CLARÍN frente al lock out patronal

En la mañana de hoy mientras los trabajadores de la gráfica Artes Gráficas Rioplatense del grupo Clarín, ubicada en el barrio de Pompeya, se disponían a entrar a trabajar, se encontraron con un cartel de la empresa donde anuncia la decisión de cerrar la planta aduciendo una crisis que no es tal (aquí se imprimen Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, Guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc).

 

En la mañana de hoy mientras los trabajadores de la gráfica Artes Gráficas Rioplatense del grupo Clarín, ubicada en el barrio de Pompeya, se disponían a entrar a trabajar, se encontraron con un cartel de la empresa donde anuncia la decisión de cerrar la planta aduciendo una crisis que no es tal (aquí se imprimen Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, Guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc).

 

Se trata evidentemente de una maniobra que busca quebrar la organización de la planta para imponer el ajuste que al amparo de la política oficial ya ha avanzado en otros sectores del gremio.

Los trabajadores de AGR-CLARÍN se encuentran en este momento en su lugar de trabajo desarrollado un paro por tiempo indeterminado en defensa de sus puestos y condiciones de trabajo. Mientras en la puerta se está desenvolviendo un desproporcionado aparato represivo de la policía federal, gendarmería y personal de seguridad privada.

La comisión interna y los trabajadores de AGR convocan de manera urgente a todas las organizaciones políticas, sociales, de ddhh y personalidades a acercarse de manera inmediata para rodear de solidaridad el conflicto, y reclaman a la dirección del sindicato gráfico la urgente convocatoria al plenario de delegados para tomar medidas de conjunto.

Comisión interna de AGR-Clarín
16/01/17

AGR: Corrales 1393
Pablo Viñas 1141777168

 

 

Justicia por Lucía: la movilización del Sipreba

El Paro Nacional de Mujeres está calando profundamente en todas las redacciones en el marco de importantes luchas en el gremio de prensa. La semana pasada hubo un fuerte paro en Infobae por el despido de una compañera. En Página 12 fueron al paro de 24 horas en reclamo de la reapertura de las paritarias y en Télam se realizó una gran actividad en la puerta de la agencia en reclamo del funcionamiento del comedor de la empresa. 

El Paro Nacional de Mujeres está calando profundamente en todas las redacciones en el marco de importantes luchas en el gremio de prensa. La semana pasada hubo un fuerte paro en Infobae por el despido de una compañera. En Página 12 fueron al paro de 24 horas en reclamo de la reapertura de las paritarias y en Télam se realizó una gran actividad en la puerta de la agencia en reclamo del funcionamiento del comedor de la empresa. 

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires, a través de la Secretaría de Mujeres y Género, participó de la reunión donde 300 compañeras de distintos gremios y actividades resolvieron la convocatoria a la jornada de protesta del 19. El Sipreba promueve el cese de tareas de una hora y la participación en la marcha.

El reclamo fue tomado inmediatamente por los compañeros de Perfil para una foto extraordinaria reclamando “Justicia por Lucía”. Esta imagen de enorme impacto mediático fue la campana de largada de una gran iniciativa colectiva desplegada hora tras hora en todas las empresas periodísticas.

La asamblea de trabajadores de Atlántida-Televisa sacó una declaración de apoyo a la medida de lucha con una fuerte delimitación ideológica del contenido de las publicaciones (Gente, Para Tí, Billiken, Paparazzi, etc.) que esa editorial imprime.

En esas horas, también, la comisión interna de Télam —que viene librando una lucha importante por reclamos en la agencia— convocó al paro de 13 a 14 hs promoviendo una concentración en la puerta de la empresa. También pararán los trabajadores de Tiempo Argentino.

  

En Clarín, la principal empresa del gremio, una asamblea masiva resolvió salir a la calle con el cese de tareas al mediodía.

En El Cronista habrá dos medidas de lucha, al mediodía y a la noche, adecuadas al funcionamiento que tienen sus trabajadores.

 En revista Pronto, también, se hará paro a partir de las 15. En Perfil, los compañeros volverán a convocarse a partir de las 16 y se producirá una fuerte concurrencia a la Plaza de Mayo. En Ámbito Financiero y Revista Veintitrés se hará asamblea durante la jornada.

 En los canales también se está desplegando una intensa actividad para la convocatoria del miércoles. En Canal 13/TN sus delegados están desplegando una gran actividad a través de imágenes de los trabajadores del canal con el reclamo de #NiUnaMenos. En Telefé los compañeros decidieron extender de 15 a 16 su asamblea solidaria. En la TV Pública, la comisión interna está desplegando una gran agitación con el reclamo de Justicia por Lucía.

 En Radio Nacional el Sipreba y Atrana convocan al mediodía a salir de la emisora de 13 a 14 y, luego, a la concentración al Obelisco.

El “Paro de Mujeres” encarna una reivindicación colectiva de todo el gremio de prensa. Hora tras hora, los trabajadores de todas las empresas periodísticas se suman a la jornada de lucha.

 

El gremio de prensa enfrenta el ajuste. Movilizaciones en Página, Clarín y Perfil

La gran movilización nacional del 8J convocada por todos los sindicatos de Prensa del país, abrió una nueva etapa en la pelea contra el ajuste y los despidos que llevan adelante los trabajadores de nuestro gremio en la Ciudad de Buenos Aires.

La gran movilización nacional del 8J convocada por todos los sindicatos de Prensa del país, abrió una nueva etapa en la pelea contra el ajuste y los despidos que llevan adelante los trabajadores de nuestro gremio en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde fines del gobierno de Cristina el gremio de Prensa recibió innumerables golpes con el cierre de la mayoría de los medios K y un achique en los de la otrora “Corpo”, que se ahondaron con el triunfo del macrismo.

El vaciamiento de todos los medios del Grupo 23 pertenecientes al ex candidato a intendente del FpV por Tigre, Sergio Szpolski, vino acompañado por un ajuste con retiros voluntarios, prejubilaciones y despidos en Clarín, La Nación y el cierre de las redacciones de BAE y Crónica en Pompeya, donde se concentraba todo el activismo del grupo y sus delegados (que fueron despedidos).

Estos golpes -que provocaron más de 1.000 despidos y desvinculaciones- acompañaron la respuesta patronal represiva y de ataque a la vida sindical, frente al nacimiento del nuevo sindicato de prensa, el Sipreba, surgido de una decisión del plenario de delegados de la prensa escrita, radial y televisiva para sacarse de encima, de una vez por todas, a la repodrida burocracia de la Utpba.

A los despidos, las patronales le sumaron un acuerdo salarial con la burocracia que implicaba la firma de la peor paritaria del país, la negativa a que el Sipreba participara en la negociación, el desconocimiento de comisiones internas elegidas bajo el nuevo sindicato en algunas empresas y la persecución a delegados y activistas.

Los trabajadores de prensa reaccionaron primero, con una votación masiva a los que pusieron en pie al Sipreba en las elecciones del nuevo sindicato. Vino luego la enorme movilización de más de 3.000 compañeros al Ministerio de Trabajo en reclamo de todo un pliego reivindicativo.

A pesar de los ataques recibidos, la marcha demostró una enorme disposición de lucha que, aunque de manera desigual, ha crecido en fuerza e intensidad. En Página/12 hubo paro y corte de calle, con quema de neumáticos, en reclamo del 40% pisoteado en el acuerdo bochornoso entre las cámaras empresarias y un sindicato inexistente.

La patronal kirchnerista del “portero” Santa María logró en tiempo récord que el ministro Triaca decrete la conciliación obligatoria. El apuro ministerial contrasta aquí con el silencio cómplice del macrismo para con Szpolski a raíz del cierre de todos los medios del grupo 23.

A pesar de la conciliación, los trabajadores han resuelto quites de firmas que se cumplen masivamente.

Junto a Página 12, la comisión interna de Clarín lanzó un plan de lucha en todos los diarios del grupo con asambleas multitudinarias, cortes de calle y cacerolazos internos  y quite de firmas, también en reclamo de una modificación de las paritarias y exigiendo además, la reincorporación inmediata de un nuevo delegado de prensa del sector Expedición de la planta en Barracas.

Este compañero trabajaba desde hace años con un contrato diario, es decir que su “estabilidad”, para Clarín, dura 24 horas, lo que refleja el nivel de explotación de la patronal negrera que ha manifestado su negativa a cualquier cambio salarial. Hasta ahora, la empresa se ha negado a cumplir el fallo judicial que ordena la reinstalación del delegado despedido.

En Perfil, la patronal comenzó a desdoblar el pago de los salarios y anunció que iba a postergar el cumplimiento de la paritaria por varios meses y que los retroactivos recién los iba a abonar el próximo año.

Todo esto, luego de la fastuosa inauguración del nuevo edificio de la editorial con la presencia de Macri, Scioli, Massa, Stolbizer y el presidente de la Corte, días antes de las elecciones de octubre.

Los trabajadores de Perfil venían de soportar golpes profundos con más de 100 despidos en 2014/15 y el procesamiento de sus delegados acusados de violar la libertad de prensa por una huelga general contra los despidos que impidió la salida del diario.

A pesar de este cuadro, y en el marco de asambleas masivas con presencia, incluso, de los editores, los periodistas de la editorial organizaron dos cacerolazos  y un masivo quite de firmas en el diario que será acompañado por la redacción de la revista Noticias.

El Sipreba convocó un plenario de delegados que resolvió el llamado a asambleas en todas las empresas y una nueva movilización general a principios de julio.

La lucha contra el ajuste en el gremio de Prensa está comenzando a crecer y a fortalecerse.

Rubén Schofrin

Rechazo unánime a la paritaria 2016 por no ser representativa

El martes 24 de mayo se realizó en dos turnos, por la mañana y por la tarde, una asamblea con la participación de los trabajadores de Agea. Para comenzar los delegados dieron un informe de la reunión con la nueva gerente de Recursos Humanos, Valeria Genovese. 


El martes 24 de mayo se realizó en dos turnos, por la mañana y por la tarde, una asamblea con la participación de los trabajadores de Agea. Para comenzar los delegados dieron un informe de la reunión con la nueva gerente de Recursos Humanos, Valeria Genovese. 


La comisión evaluó que fue una reunión positiva que puede ser el comienzo en un cambio de las relaciones con una gerencia que siempre fue esquiva al diálogo con la Comisión Interna y poco interesada por la situación de sus empleados. En la charla con la gerenta se abordó, entre otros, el delicado tema salarial que atravesamos los que aquí trabajamos. Se le informó el deterioro sufrido en los sueldos año a año con las pésimas paritarias que la Cámara y la Utpba vinieron acordando. Y se destacó más aún la inquietud por el “acuerdo” cerrado hace unas semanas, que es, por lejos, la peor paritaria de todos los gremios.

A continuación la asamblea de Clarín-AGEA votó el rechazo unánime a la vergonzosa paritaria de prensa (inferior al 25 por ciento real para un período de 13 meses) firmada por la conducción de la UTPBA y las cámaras empresariales.Los trabajadores de AGEA denuncian, además, el carácter espurio de una negociación llevada a cabo a espaldas de los trabajadores, dibujada a la medida de los empresarios, que se valen de la nula representatividad de un gremio vaciado para imponer sueldos de miseria. 

Frente a esta situación se decidió realizar una medida de fuerza para expresar nuestro repudio y reclamar a la empresa una alternativa superadora. En una reñida votación que se saldó por 94 votos a 74, se impuso la opción de un quite de firmas progresivo frente a la alternativa del quite por tiempo indefinido. Las ediciones impresas y digitales de AGEA saldrán sin firma este jueves y viernes en reclamo del pliego votado por las asambleas de base del Sipreba, que tiene como puntos salientes un piso de 7 mil pesos de aumento garantizado y un 40 por ciento de recomposición salarial para todos los trabajadores.

Quite de firmas en AGEA-Clarín en rechazo a la vergonzosa paritaria de prensa

 Los trabajadores de AGEA-Clarín (Clarín, Olé, La Razón, Muy y suplementos), protagonizaron hoy el segundo día consecutivo de quite de firmas en rechazo unánime a la vergonzosa paritaria de prensa, inferior al 25 por ciento real para un período de 13 meses, y con un horizonte inflacionario anual calculado en el 45%. El acuerdo fue firmado por la burocracia de la Utpba y las cámaras empresariales, donde Clarín es una de las cabezas.

 Los trabajadores de AGEA-Clarín (Clarín, Olé, La Razón, Muy y suplementos), protagonizaron hoy el segundo día consecutivo de quite de firmas en rechazo unánime a la vergonzosa paritaria de prensa, inferior al 25 por ciento real para un período de 13 meses, y con un horizonte inflacionario anual calculado en el 45%. El acuerdo fue firmado por la burocracia de la Utpba y las cámaras empresariales, donde Clarín es una de las cabezas.

 La medida de lucha fue votada en asamblea, que resolvió un quite de firmas progresivo, el cual está previsto que continúe la semana próxima, durante tres días, sujeto a las respuestas de la empresa ante el reclamo de los trabajadores. Esto es: el pliego votado por las asambleas de base del Sipreba, que tiene como puntos más importantes un piso de 7 mil pesos de aumento garantizado y un 40 por ciento de recomposición salarial para todos los trabajadores.

 Los trabajadores denunciaron además, según consignó el comunicado de la Comisión Interna, “el carácter espurio de una negociación llevada a cabo a espaldas de los trabajadores, dibujada a la medida de los empresarios, que se valen de la nula representatividad de un sindicato vaciado para imponer sueldos de miseria”.

El rechazo y el malestar en Clarín -donde ya hubo más de 200 retiros voluntarios en los últimos dos años- al acuerdo salarial trucho y clandestino firmado por la Utpba se viene repitiendo en todas las asambleas de base realizadas en las empresas periodísticas de la Ciudad. En Ámbito Financiero, por ejemplo, también quitaron sus firmas en la edición de hoy, viernes 27 de mayo, en defensa del salario. En Página 12 hicieron paro de 24 horas a principios de mes.

El masivo quite de firmas de los trabajadores de Clarín es una expresión del repudio generalizado al desastroso acuerdo salarial. Más que nunca está planteado la necesidad de una respuesta unificada del Sipreba.

Para el sábado 28 está convocado el plenario general de delegados de la prensa escrita, radial y televisiva. De ahí saldrá la convocatoria a la movilización nacional del 8 de junio del Obelisco al Ministerio de Trabajo, con motivo del día del periodista, en el marco de un paro general en todas las empresas periodísticas.

Se trata de una marcha convocada por el Sipreba y todos los gremios de prensa nacionales para enfrentar el ajuste que se vive a nivel nacional y los despidos -con la cabeza en los medios del Grupo Szpolski y el Grupo Olmos- y los salarios de miseria firmados por la burocracia de la Utpba, en la peor paritaria del movimiento obrero.




Asambleas, ruidazo y persecución antigremial en Clarín

Desde hace semanas, los trabajadores de AGEA-Clarín se mantienen en estado de asamblea permanente por el reclamo salarial y contra la persecución gremial de los recientemente electos delegados en la planta gráfica de Zepita.


Desde hace semanas, los trabajadores de AGEA-Clarín se mantienen en estado de asamblea permanente por el reclamo salarial y contra la persecución gremial de los recientemente electos delegados en la planta gráfica de Zepita.


Los trabajadores de AGEA vienen reclamando un bono de 6.000 pesos, que se exige desde el año pasado en compensación por el salto inflacionario.

También un aumento del 20% a cuenta de la paritaria 2016, dado que el acuerdo vigente venció el 31 de marzo.

Se trata de un reclamo importante en medio de la ofensiva general de las patronales del gremio de prensa, que tiene su epicentro más brutal en el vaciamiento del Grupo 23.

El miércoles 30, ante la falta de respuesta a estos reclamos y de manera unánime, la asamblea de Clarín votó hacer un ruidazo que comenzó en la redacción, recorrió todos los pisos y llegó al subsuelo del diario.

Pese a que la Corpo intentó desactivar la avanzada con una docena de recategorizaciones, la asamblea decidió mantenerse movilizada enfatizando el deterioro constante de los salarios y la comprensión de que son las acciones de lucha las garantes de cualquier conquista.

La empresa, mientras tanto, le quitó tareas a uno de los dos delegados electos en Zepita aprovechándose de un régimen de precarización como es el trabajo “jornalero” -es decir el trabajo de contratos por día. Ahora, directamente, no lo convocan a trabajar. Este compañero, que tiene nueve hijos, está hace 11 años bajo estas condiciones de miseria.

A esto se sumó que esa elección organizada por el Sipreba (el nuevo sindicato de prensa nacido desde sus bases) debió hacerse en la vereda del diario porque la empresa no cedió ni lugar ni padrón. Se trata de una política sistemática: ahora se oponen a colocar las urnas dentro de Clarín para las elecciones generales del Sipreba del próximo 28 de abril.

Por estos motivos, durante la última asamblea realizada este martes 12, se votó en forma unánime realizar un petitorio para exigir la reincorporación inmediata para el delegado electo de Zepita y el respeto de sus fueros, así como también el reconocimiento pleno de esa elección. También reclamar a la empresa que se permita la elección general del Sipreba dentro de Clarín.

Se votó continuar con las asambleas para evaluar nuevos pasos. La lucha sigue.

El SiPreBA pidió un bono de fin de año de $6.000 para todos los trabajadores de prensa

En el contexto del deterioro salarial vía inflación, y potenciado por la devaluación del 40% aplicada por el macrismo, el SiPreBA votó en el que fue el primer plenario de delegados convocado por el sindicato, el pedido de un bono de fin de año de $6.000.

En el contexto del deterioro salarial vía inflación, y potenciado por la devaluación del 40% aplicada por el macrismo, el SiPreBA votó en el que fue el primer plenario de delegados convocado por el sindicato, el pedido de un bono de fin de año de $6.000.

La mayoría de las empresas, sin embargo, han tomado nota del amparo con que cuentan por parte del gobierno para poder aplicar su propio ajuste. Así,  -y con la crisis en el Grupo 23 mediante- por el momento sólo Agea-Clarín y Tiempo Argentino han logrado el pago por única vez de sumas de $1.000 y $1.500 respectivamente en tickets de compra. Se trata de un mecanismo patronal que denunciamos: con costos casi nulos para las empresas, las sumas en tickets no tributan para el aguinaldo. No se trata de un “premio”, por el contrario, es salario perdido vía la inflación. 

En otras empresas como Infobae y Dyn las patronales todavía evalúan el pedido, de la misma forma que los trabajadores evalúan en asamblea cuáles serán los pasos a seguir para conquistar el reclamo.