La nueva: el redactor junior

Desde que comenzó el fenómeno denominado “periodismo digital”, las patronales de los medios han aprovechado para avanzar sobre las conquistas de prensa. Los trabajadores de las .com sufren de manera descarnada la flexibilización laboral y la polifunción, siendo obligados no solo a escribir notas, sino en la mayoría de los casos a cortar audio, video y fotos.
A su vez, el salario promedio de las .com se encuentra muy por debajo del resto gremio porque las patronales los consideran trabajadores de una menor calificación, cuando en realidad, realizan más tareas aún.

Desde que comenzó el fenómeno denominado “periodismo digital”, las patronales de los medios han aprovechado para avanzar sobre las conquistas de prensa. Los trabajadores de las .com sufren de manera descarnada la flexibilización laboral y la polifunción, siendo obligados no solo a escribir notas, sino en la mayoría de los casos a cortar audio, video y fotos.
A su vez, el salario promedio de las .com se encuentra muy por debajo del resto gremio porque las patronales los consideran trabajadores de una menor calificación, cuando en realidad, realizan más tareas aún.
No conformes con esto, ahora las patronales buscan avanzar contra los trabajadores con la creación de una categoría “basura” llamada “redactor junior”, que ya fue aplicada en el efímero proyecto de Daniel Hadad, Esparavos.com, pero que se encuentra en la carpeta de varias patronales.
El objetivo es evitar, por un lado, que el redactor reciba el salario mínimo de convenio de la empresa a la que ingresa, al tiempo que la patronal se evita cumplir con la nueva ley de pasantías.
Entonces, las empresas tienen un redactor tiempo completo que no es redactor como tal, pero que tampoco es pasante, por lo que puede mantenerse en esa situación de precarización de manera indefinida. Las patronales, cuando de tecnologías se trata, no son ni lentas ni perezosas.

Los trabajadores de prensa necesitamos Plenario de Delegados y Asamblea General

En defensa de las luchas y por un aumento de salarios del 30%

Nuestro gremio está siendo recorrido por una cantidad creciente de luchas contra los despidos, los atropellos patronales y la pretensión de las empresas de postergar la negociación salarial para el año 2010.

El parazo de los compañeros gráficos y de prensa de La Nación hizo retroceder a la patronal del diario en su intento de dejar en la calle a 10 compañeros, incluidos integrantes de la recientemente elegida Comisión Interna de Prensa, a la que aún se niega a reconocer.

En defensa de las luchas y por un aumento de salarios del 30%

Nuestro gremio está siendo recorrido por una cantidad creciente de luchas contra los despidos, los atropellos patronales y la pretensión de las empresas de postergar la negociación salarial para el año 2010.

El parazo de los compañeros gráficos y de prensa de La Nación hizo retroceder a la patronal del diario en su intento de dejar en la calle a 10 compañeros, incluidos integrantes de la recientemente elegida Comisión Interna de Prensa, a la que aún se niega a reconocer.

Los compañeros de El Cronista realizaron hace pocos días un contundente paro de 24 horas contra el “peronista disidente” De Narváez y continúan con las medidas de lucha como respuesta a la pretensión de la patronal de negarse a abrir la negociación salarial “hasta el año próximo”. Otro tanto los trabajadores de la agencia DyN, que comenzaron paros por turno frente a una oferta patronal de $200 no remunerativos y los de Crítica que están dando una dura pelea por la apertura de las paritarias frente a la pretensión patronal de postergar para el año próximo cualquier tipo de aumento de sueldos.

Estas luchas son una muestra clara de que los trabajadores de prensa no estamos dispuestos a que la crisis sea descargada sobre nuestras espaldas y a dejar que las patronales nos quiten los conquistas de estos últimos años, alcanzadas por la acción decidida y la lucha de los compañeros en muchas empresas del gremio.

En ese período, los compañeros de aquellas empresas que están más organizadas gremialmente lograron aumentos salariales importantes, mejores condiciones de trabajo y la puesta en pie de comisiones internas.

Las patronales debieron aflojar ante la fortaleza de las luchas.

Todo esto se logró a pesar de la burocracia de la UTPBA, que ha seguido un camino aún peor que el de las burocracias de la CGT y la CTA, que han aceptado aumentos misrables o postergado sin fecha las paritarias de este año. En nuestro gremio no tenemos paritarias, por decisión de la “conducción” de la UTPBA, desde que ella se enquistara en el sindicato hace 25 años.

En los recientes años de reactivación, la política de los Camaño y los Das Neves fue la de bloquear la fuerte decisión de los trabajadores de ir a fondo por lo perdido. Fue una política conciente para desmoralizar y quebrar las tendencias profundas a la lucha en el gremio de prensa.

Ahora las empresas pretenden retomar la iniciativa para imponer sus condiciones y cortar el ciclo anterior de luchas y conquistas. Quieren que, si las afecta la crisis, las consecuencias las paguemos nosotros y no ellos.

De cara a las actuales y a las próximas luchas, este escenario nos plantea a los trabajadores de prensa la necesidad de dar un salto en la organización y el agrupamiento. Es que, en muchos casos, ya no alcanzará con las peleas aisladas.

Se hace necesaria una acción conjunta con un planteamiento salarial que nos abarque a todos.

Porque, además, sólo así las conquistas llegarán a todas aquellas empresas que, por falta de organización gremial, quedaron marginadas de los logros alcanzados en los últimos años.

Las instancias elementales de debate y decisión colectivos son el Plenario de Delegados y la Asamblea General. La burocracia que conduce la UTPBA las eliminó de la vida del gremio hace tantos años que prácticamente ningún trabajador se acuerda de cuando existían. Pero son una necesidad imperiosa.

Por eso, la Agrupación Naranja de Prensa inicia una gran campaña por la exigencia a la dirección de la UTPBA de una inmediata convocatoria de ambos organismos democráticos de deliberación y toma de decisiones del gremio.

Juntemos cientos, miles de firmas con esta exigencia y marchemos a la lucha común de todo el gremio por una paritaria única con un reclamo salarial unificado para todo el gremio, la defensa de todas las luchas, los puestos de trabajo, las Comisiones Internas y nuestro estatuto y convenios y por la discusión paritaria y salarial.

Agrupación Naranja de Prensa