Fracasó el fraude preparado por la conducción de la UTPBA

GOLAZO… EN CONTRA

Fracasó el fraude preparado por la conducción de la UTPBA

GOLAZO… EN CONTRA

Fracasó el fraude preparado por la conducción de la UTPBA

Dos votos en Télam. Sí, sólo 2 votos en una urna puesta desde las ocho de la mañana hasta la medianoche en una empresa donde trabajan casi 400 compañeros. Menos de 50 votos en Clarín-Olé, donde trabajan más de 1.300 compañeros (no votó prácticamente nadie en la redacción); 15 votos en Perfil; 1 voto en BAE; 46 votos (8 en blanco, 1 impugnado) en Página 12, sobre 112 afiliados y más de 200 trabajadores de prensa, con la yapa de que la conducción llevaba en su lista, 5 candidatos que trabajan en el diario. En la Revista XXlll hubo 24 votos (8 de ellos en blanco). En Crónica, donde hubo una votación mayor -y destacada por la conducción de la Utpba- sólo votó el 25% de los trabajadores. Todos estos datos aportan al dato clave de la elección del 27 de setiembre: en las empresas periodísticas no votó ni el loro! . A pesar del esfuerzo cuasi histérico de algunos "punteros" de la Utpba (que se acuerdan de la lucha sindical el día de las elecciones del gremio), los trabajadores de prensa les hemos dado la espalda al fraude.Tan trucha fue la elección que a pesar de tener el "control" absoluto de las urnas, la caída de la votación en relación a la anterior elección es abrumadora. Aunque antes de las elecciones la conducción de la UTPBA anunció que había "más de 1.500 afiliados nuevos" (que nadie sabe de donde salieron, en un gremio que ha soportado centenares de despidos en el último año) y que los el recuento fue realizado sin ningún tipo de control, la cifra "oficial" de votantes es un 25 % menor que tres años atrás.El fraude y la mentira tienen patas cortas: de los 2.481 votos que supuestamente se emitieron, casi 2.000 serían de jubilados, colaboradores y colaboradores "fantasmas" (incluidos en este rubro los más de 1.500 "nuevos afiliados" que nadie vió ni conoce). El resultado electoral "cero" en las grandes y medianas empresas es la radiografía de un sindicato vaciado y destruido, que ha dejado de respirar.El odio de los trabajadores de prensa a una conducción que vació al sindicato, que destruyó la obra social, que traicionó las principales luchas, dio lugar a una desafiliación masiva (más del 80% de los compañeros de las empresas se ha desafiliado) y ahora se reflejó en el abstencionismo mayoritario. Los compañeros del gremio le han dado la espalda.La conclusión del 27 de setiembre es clara: Los dirigentes de la UTPBA han perdido toda legitimidad, ya no representan a los trabajadores de prensa.La Lista Naranja, integrante del Encuentro de Trabajadores de Prensa, hace un llamado a la refundación de un sindicato al servicio de los trabajadores de prensa. Por una Obra Social al servicio de la atención de la salud, contra la arancelización y degradación de los servicios de la Ostpba. Por el Plenario de delegados y la Asamblea General. Contra los despidos y la rebaja salarial. Por la defensa irrestricta del Estatuto del Periodista y de los Convenios Colectivos. Contra la reforma laboral de la Banelco, por paritarios elegidos en asambleas de las empresas.La Lista Naranja te convoca a sumarte al Encuentro de Trabajadores de Prensa.
————————————————————–
La Naranja de Prensa

La Utpba convoca a una asamblea a espaldas del gremio

La Utpba convoca a una asamblea a espaldas del gremio

Nos reunimos hoy a las 20 horas en Sarmiento y Rodríguez Peña para repudiar esta convocatoria

La Utpba convoca a una asamblea a espaldas del gremio

Nos reunimos hoy a las 20 horas en Sarmiento y Rodríguez Peña para repudiar esta convocatoria

Mientras en Tiempos del Mundo hay 11 despidos, en La Nación hay 13, casi 100 en el Grupo Clarín, hay despidos en las radios, en El Gráfico y los trabajadores de prensa somos víctimas de la rebaja salarial, los despidos y la flexibilización, la conducción de la Utpba convoca en el mayor sigilo a una asamblea con la finalidad de elegir a la junta electoral.Esta forma de convocatoria apunta a un claro objetivo: impedir que el gremio participe como tal, atomizarlo e impedir una discusión sobre la situación por la que atravesamos los trabajadores de prensa y de cómo hacerle frente.El balance de las últimas luchas en el gremio ha hecho nacer una profunda convicción entre los trabajadores:

Queremos que la Utpba vuelva ser un sindicato

Por eso debemos concurrir e invitar a la mayor cantidad de compañeros para repudiar esta convocatoria, y reclamar por la realización de una asamblea general para discutir un plan de lucha.

La Naranja de Prensa, 28 de junio 2001