Sí, se puede: último boletín de La Naranja, con el balance de las elecciones en la Utpba

Gran votación del Frente Naranja, Violeta e Independientes en el gremio de Prensa

Gran votación del Frente Naranja, Violeta e Independientes en el gremio de Prensa
SI, SE PUEDE

Gran votación del Frente Naranja, Violeta e Independientes en el gremio de Prensa
SI, SE PUEDE

La burocracia de la UTPBA recibió un golpe demoledor en las elecciones. El Frente Naranja Violeta e Independientes triunfó en diez empresas, empató en otras dos, sacó importantes porcentajes en varias otras y recibió un caudal global de votos –cerca de 400– que derrumban la miserable campaña de la Celeste y Blanca en la que calificaba a nuestra lista como la de “secta minoritaria” a la cual iba a “desterrar” del gremio “con una avalancha de votos”.

La avalancha fue la que le cayó encima a la Celeste y Blanca. Retrocedió ¡¡¡mil votos!!! respecto de las elecciones de hace tres años, cuando se había presentado con lista única, con el truchopadrón oficial que ahora tiene 2.000 afiliados más.

De conjunto, nuestra lista sacó el 13% de los votos, sobre un total de 3.000. Con un truchopadrón que incluyó al doble de votantes entre los “colaboradores” (1.200 votos), que los computados en empresas reales y concretas. También, con 600 votos de jubilados y 400 provenientes de FM comunitarias del Gran Buenos Aires, con una masiva afiliación y votación de dudosa constatación, mientras en el conjunto de las empresas votaron 800 compañeros (sobre 7.000 trabajadores).

El Frente Naranja Violeta e Independientes sacó votos en todas las empresas organizadas del gremio. En algunas ganamos por paliza, como en Télam, Crónica, Perfil, Popular o Revista Veintitrés y en muchas otras sacamos un alto porcentaje de votos. Esto hace que, en el total de las empresas del gremio, hayamos logrado el 30% de los votos.

A esta votación extraordinaria hay que sumarle otra tendencia de repudio a la burocracia: la que se manifestó con la abstención y los votos en blanco. En Clarín, por ejemplo, una empresa de 1.200 trabajadores de prensa y 173 afiliados, sólo votaron 25 compañeros. En La Nación, donde la burocracia se jactaba de tener un peso abrumador, de 109 afiliados –sobre 700 trabajadores de prensa– sólo votaron 30 compañeros y 9 de ellos lo hicieron por la lista Naranja, Violeta e Independientes. En Página 12, sobre 133 afiliados, votaron 49 compañeros y, entre los sufragios al Frente y los en blanco, la oposición a la directiva logró 28 votos contra 21 de la Celeste y Blanca.

Ahora queda claro por qué no querían que nos presentáramos en las elecciones. No querían que la bronca del gremio se expresara en este proceso.

La directiva había desmoralizado al gremio hasta paralizarlo. Con el saboteo o la traición a las grandes luchas –Clarín, Télam, Perfil– había generado impotencia, que no se puede pelear contra las grandes patronales, que no se puede luchar por el salario en las paritarias, que el sindicato no sirve como organización de lucha de los trabajadores. En definitiva que la UTPBA debía convertirse en una ONG.

La presentación de la lista Naranja Violeta e Independientes, la pelea contra la proscripción y el matonaje, la batalla por los fiscales, la lucha permanente de decenas de compañeros durante las 48 horas corridas de votación para acotarles el fraude y el resultado de la votación, fueron un aporte decisivo de nuestra lista para revertir esta desmoralización.

La tendencia a la lucha que se había manifestado a lo largo de los años en muchas empresas del gremio donde se consiguieron importantes aumentos salariales, se reflejó ahora en las elecciones.

Este proceso también cierra la idea del paralelismo sindical, surgidas de la sensación de que era imposible cambiar el cuadro “desde adentro”.

Las tarea central que se nos presenta es la de agrupar a toda la oposición de lucha del gremio. Muchos delegados y activistas que no participaron del Frente manifestaron su apoyo a nuestra lista y acompañaron como propio a nuestro triunfo.

Una nueva y gran etapa se abre para el gremio de prensa.

Lista Naranja de Prensa
en el Frente Naranja, Violeta e Independientes

CUADRO DE VOTACION DEL FRENTE EN LAS EMPRESAS QUE PUDIMOS FISCALIZAR:

TELAM: 100%
CRONICA: 92%
PERFIL: 90%
BAE: 85%
REV. VEINTITRES: 70%
DIARIO POPULAR: 70%
AMBITO FINANCIERO: 60%
LA PRENSA: 50%
CANAL 13: 50%
AG. NOTICIAS ARGENTINAS: 45%
AG. DYN: 45%
PAGINA 12: 36%
AMERICA TV: 32%
LA NACION: 30%
CLARIN: 22%
RADIO NACIONAL: 12%
CANAL 7: 11%

Sentimos vergüenza ajena

Sentimos vergüenza ajena
La actual conducción de la UTPBA, a traves de su lista Celeste y
Blanca, ha distribuido en algunos lugares de trabajo un panfleto que
transcribimos adjunto a este texto para que lo conozcan todos los compañeros de prensa.
Es un panfleto que, por su léxico, los calificativos y las referencias
que hace respecto de nuestra lista, nos hace sentir vergüenza como
periodistas Y solo refleja las ideas de alguien que esta muy lejos del

Sentimos vergüenza ajena
La actual conducción de la UTPBA, a traves de su lista Celeste y
Blanca, ha distribuido en algunos lugares de trabajo un panfleto que
transcribimos adjunto a este texto para que lo conozcan todos los compañeros de prensa.
Es un panfleto que, por su léxico, los calificativos y las referencias
que hace respecto de nuestra lista, nos hace sentir vergüenza como
periodistas Y solo refleja las ideas de alguien que esta muy lejos del
sentir y del proceder de los trabajadores del gremio.
Que una dirección sindical se refiera a una lista opositora
integrada por trabajadores y delegados con diez, veinte y aún con más
de 30 años en el gremio, que fueron organizadores sus organizadores
bajo la dictadura militar, como una “secta, de un “partiducho con
vínculos con “los servicios de inteligencia” es algo que asquea
cualquier sentimiento democrático.
Una dirección sindical de periodistas no puede utilizar un léxico,
típico de las organizaciones de ultraderecha, contra una lista
integrada por compañeros que simplemente decidieron presentar una
alternativa frente a la parálisis y a la destrucción de nuestro
sindicato por parte de la actual conducción.
Una dirección sindical no puede calificar como” provocador y
supuesta víctima” al compañero Tomás Eliaschev, que fue literalmente
molido a golpes por matones del sindicato, dentro y fuera de la sede
gremial. Ese lenguaje puede ser del derechista Brito Lima, pero nunca el de una
dirección sindical del gremio de periodistas.
Una dirección sindical no puede decir con total ligereza que “llegó la
hora de ponerle fin a los provocadores”, en referencia a una lista que
está integrada por miembros de comisiones internas que fueron elegidos
por 1.500 compañeros en sus respectivos lugares de trabajo.
Ni puede referirse como “disfrazados de periodistas” a los
integrantes de una lista que, en su totalidad, trabaja todos los días
en sus respectivas empresas, como redactores, pero también como
diagramadores, fotógrafos, correctores y empleados de expedición, que
también forman parte del gremio, aunque para la actual conducción aparecen como olvidados.
Una dirección sindical no puede descalificar con la más perversa de
> las terminologías a compañeros que estuvieron a la cabeza de
impresionantes luchas como las de Perfil y Crónica. Lejos de
reflexionar sobre todos los atropellos cometidos contra la oposición,
esta dirección esta ciega frente a los problemas reales. En su
ceguera, pone en duda hasta la propia decisión del Ministerio de
Trabajo de no avalar que, sin ningún argumento valido, se proscriba a
una lista presentada en tiempo y forma. Esta tan ciega de odio que termina acusando a los luchadores de propatronales.
Cuando alguien razona así, es porque ha perdido el norte de su
accionar gremial, transformándose en un aparato ajeno a los
trabajadores. Solo puede ser alguien que pretende aferrarse a sus sillones.
Lo que no pudieron hacer al querer proscribir nuestra lista, lo
intentan ahora a través del fraude. Así como derrotamos la
proscripción, vamos a pelear contra el fraude .Queremos un sindicato
democrático, alejado de las patotas, de la infamia, del fraude.
Le guste o no a la dirección de la UTPBA, personalidades, organismos
de derechos humanos y veedores estarán presentes el dia del comicio,
para que no se vuelve a repetir el bochornoso episodio de patotear a
los trabajadores.

Para la dirección de la UTPBA se terminó la impunidad

> La dirección del gremio se ha atado a los sillones del sindicato
> porque eso es más cómodo que laburar todos los días, enfrentar a las
> patronales todos los días, soportar las presiones y los ritmos
> agobiantes de trabajo todos los días o tener que multiplicarse todos
> los días para sumar colaboraciones que nos permitan llegar con angustia a fin de mes.
> Es más fácil y más cómodo estar 23 años sin trabajar, sin siquiera
> gastarse las suelas de los zapatos recorriendo y organizando a las
> empresas del gremio que, si no cuentan con el empuje de los propios
> compañeros, quedan libradas a su suerte, como sucede con la más grande
> del gremio, Clarín, donde hace siete años que no hay delegados.
>
> Sólo por todo esto puede entenderse la saña cloacal contra nuestra
> lista, una lista de trabajadores. Pero una conducción así es ajena a
> las necesidades de los trabajadores de prensa. Ha comenzado su cuenta regresiva.

> Lista Naranja
> En el Frente Naranja, Violeta e Independientes

COBARDE AGRESION DE LA BUROCRACIA

8 días de paro en Perfil
COBARDE AGRESION DE LA BUROCRACIA
Luego de ocho días, los trabajadores de Perfil decidieron, por mayoría, levantar el paro de actividades contra el despido de Alejandro Wall, editor de la Puntocom de Perfil. La decisión fue tomada en asamblea, ante el desgaste miserable que la burocracia de la Utpba orquestó contra los periodistas del multimedios mediante la provocación, el macartismo y el matonismo propio de bandas fascistas.
El martes, previo al levantamiento del paro, se desarrolló una audiencia en el Ministerio de Trabajo. La cartera laboral se negó a dictar la conciliación obligatoria, lo que hubiera obligado a la patronal a retrotraer la medida.
La presentación de la Naranja-Violeta
La denuncia contra la proscripción y el fraude en las elecciones del gremio de prensa volvió literalmente loca a la burocracia. La gran agitación desplegada por nuestra lista puso al desnudo el carácter podrido de una secta que hace veintitrés años está atornillada a los sillones del sindicato. De los dieciséis años sin asamblea general ni plenario de delegados. De los treinta y dos, sí, treinta y dos años, sin paritarias. Del padrón trucho…
Dijimos que tenían miedo.
Era cierto.
Desesperada, la burocracia contragolpeó, como en Clarín en el 2000, buscando quebrar la organización gremial en la que se asienta el Frente Naranja-Violeta e independientes. Salió a golpear en Crónica, denunciando a la Comisión Interna porque la patronal no paga los aportes, y salió a atacar a la CI de Perfil, acusándola de alcahueta de Fontevecchia, y llamando a una movilización contra la organización gremial de los trabajadores. Igual que en Clarín, la patronal de Perfil vio la oportunidad de cobrarse las heridas producidas por los 43 días de huelga de principios de año. Vino el primer despido, de un periodista que denunció el ataque de la burocracia en asamblea. Luego, el despido de Wall, uno de los pocos editores que se había plegado a las medidas de fuerza de marzo y abril. Ante el despido, la asamblea decidió el paro de actividades denunciando el revanchismo empresario y la provocación de la burocracia. La Utpba ni siquiera concurrió a la primera audiencia ministerial en la que la cartera laboral negó el derecho a la Comisión Interna de Perfil a participar de la misma con el apoyo de la Federación Nacional (Fatpren).
A pesar del golpe recibido, los trabajadores resolvieron mantener el paro y exigir que la burocracia concurriera a una próxima audiencia. Un par de compañeros concurrieron al sindicato y recibieron evasivas y la promesa de una respuesta para el día siguiente.
Madonna “Das Neves” en acción
El jueves, en el momento en que comenzaba una nueva asamblea en la planta baja de la editorial, una combi de la burocracia arrojó un nuevo volante sobre el edificio con el título “Ni Fontevecchia, ni Partido Obrero (…) la UTPBA es una organización de periodistas afiliados, no de partiduchos y oportunistas”. La burocracia montaba una nueva provocación que provocó una conmoción en la editorial. La indignación provocada fue enorme.
En esas circunstancias, Tomás Eliaschev, periodista de la Puntocom, y compañero del despedido, resolvió concurrir solo a la sede gremial (que se encuentra a cien metros de Perfil), a pedir explicaciones. Fue molido a golpes y patadas dentro del edificio por una patota de la burocracia. La paliza, continuó en la calle. La presencia de la policía frenó a la patota que buscó refugio al interior de la sede gremial. Tomás, quedó tirado en el piso. Una ambulancia del Same lo trasladó al Hospital Argerich, en donde se constató que, debido a los golpes de la patota, sufrió una fractura de la pared ocular de su ojo derecho.
Alertados de la golpiza, cientos de trabajadores de Perfil se congregaron en la puerta del local de la burocracia para repudiar la barbarie. La burocracia no se esperaba la reacción. Durante siete horas, estuvieron cercados protegidos por un cordón policial, cagados en las patas, ante el odio feroz de los periodistas de Perfil y de distintas empresas que concurrieron en solidaridad. Los comunicados idiotas de una burocracia más idiota aún, demostraban la histeria y el cagazo que vivieron de ser echados a patadas.
Mientras el repudio al matonaje crecía en todo el gremio y en las organizaciones de derechos humanos, la burocracia se batía en retirada. Al día siguiente, un fallo del Ministerio de Trabajo, revocaba la decisión de la patota de proscribir al Frente Naranja-Violeta e independientes, pero dejando en pie todo el andamiaje fraudulento de la elección.
El futuro de Perfil, el presente del gremio de prensa
El levantamiento del paro no debe llamar a engaño. La asamblea final reivindicó los ocho días de paro. Sacó las conclusiones de una burocracia acabada, de un cartera laboral que deja correr los despidos, de la histórica movilización contra el crimen de José Luis Cabezas, de nuestras denuncias ante el juicio trucho a sus asesinos; de los veintitrés días de paro y ocupación contra el intento de liquidar nuestro Estatuto del Periodista; de las mil batallas contra los despidos; de la decisión de no firmar las notas en 2006 en exigencia del aumento salarial; de los 43 días de huelga en los primeros meses del año en que arrancamos el aumento más grande de la historia de la empresa; de la excepcional movilización contra los matones de la UTPBA, para barrer con la burocracia podrida. Una nueva etapa se ha abierto para todo el gremio de prensa.
Rubén Schofrin (candidato a Secretario General por el Frente Naranja-Violeta e Independientes

TENIAMOS RAZON

Transcribimos parte de la
resolución del Ministerio de
Trabajo de la Nación que
intima a la burocracia de
la Utpba a levantar la
proscripción contra el Frente
Naranja, Violeta e
Independientes.

SEÑOR DIRECTOR
NACIONAL
En estas actuaciones se presentan
los apoderados de la Lista Naranja,
Violeta e Independiente en el proceso
electoral convocado por la
UNION DE TRABAJADORES
DE PRENSA DE BUENOS
AIRES U.T.P.B.A. para la renovación
de Comisión General Administrativa,
Comisión Revisora de
Cuentas, Comisión de Colaboradores,
Secretario de Previsión
Social y delegados congresales a la
Federación Nacional para los días
27 y 28 de septiembre de 2007,
impugnando la decisión de la Junta
Electoral de fecha 21/08/07 por la
que resuelve no oficializar la lista
que representan, por no haber cumplimentado
los requisitos mínimos
estatutarios y legales con relación a
los avales válidos necesarios para
habilitar la participación en el proceso
electoral….
…Es por ello, y teniendo presente
que se encuentran comprometidos
principios consagrados y tutelados
por la Ley de Asociaciones Sindicales,
aconsejo al Señor Director
hacer lugar a la impugnación impetrada,
declarando la ineficacia jurídica
de la Resolución de la Junta
Electoral de fecha 21 de agosto de
2007 en la que resuelve no oficializar
la Lista “Naranja, Violeta e Independiente”.
Con relación a dicha lista deberá
emitir nueva Resolución tendiente
a la oficialización de la misma, ello
por cuanto no se advierte de la lectura
de estos actuados la existencia
de impedimento alguno, que no
sea el analizado en autos, que impida
la participación de la incoante
en la contienda electoral.
BUENOS AIRES, DIVISION
GESTION DE EXPEDIENTES:
Compartiendo el dictamen que
antecede a cuyos fundamentos me
remito debiendo considerarse al
mismo parte integrante del presente
proveído resolutivo,…
… DISPONGO:
1) Hacer lugar a la impugnación
impetrada por los apoderados de la
Lista “Naranja, Violeta e Independiente”
y declarar la ineficacia jurídica
de la Resolución de la Junta Electoral
de la Unión de Trabajadores
de Prensa de Buenos Aires de fecha
21 de agosto de 2007 tendientes a la
no oficialización de la Lista “Naranja,
Violeta e Independiente” .
2) Intimar a la Junta Electoral a
emitir nueva Resolución tendiente
a la oficialización de la Lista “Naranja,
Violeta e Independiente” .
3) Notificar a los Señores Andrés
Ernesto Carpintero y Jorge Vignoles,
Apoderados de la Lista “Naranja,
Violeta e Independiente” …
4) Notificar a la Junta Electoral de
la UNION DE TRABAJADORES
DE PRENSA DE BUENOS
AIRES, en el domicilio de Perón
1173, de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires.

Quebramos la proscripción, Ahora derrotemos el fraude

Quebramos la proscripción

Ahora derrotemos el fraude

Con fecha 13 de septiembre, el Ministerio de Trabajo falló a favor de la presentación del Frente Naranja, Violeta e Independientes. En la resolución oficial se plantea que no hay razones valederas para proscribir a nuestra lista y se intima a la Junta Electoral de la Utpba para que la oficialice y permita su participación en las elecciones del sindicato. El fallo de la cartera laboral constituye, por sí mismo, una enorme victoria . Una victoria antiburocrática, una victoria de la democracia sindical y de la libertad de expresión. Es un gran triunfo para los centenares de trabajadores de prensa que avalaron nuestra lista y para aquellos que, aún sin estar afiliados a un sindicato que vació de trabajadores el gremio, se solidarizaron con nuestra lucha contra la proscripción.
Y es, también en sí misma, una gran derrota de las mentiras, la prepotencia y las provocaciones de la burocracia encaramada en la UTPBA, que quería proscribirnos para seguir, cómoda, eternizándose en los sillones del gremio, sin oposición y sin tener que dar cuenta de su política de cara al conjunto de los trabajadores de prensa.

Se viene una nueva batalla. Derrotar el fraude. El fraude que significa una padrón inflado hasta el absurdo, que aumentó en tres años en más de 2 mil afiliados cuando de lo único que se habla en el gremio es de la desafiliación masiva de compañeros al sindicato. Miles de afiliados que, bajo la denominación de “colaboradores”, no están en ninguna empresa y por lo tanto solo la burocracia conoce qué acredita su condición de afiliado. El fraude que significa una elección de 40 horas continuadas, día y noche, para dificultar el control de las casi 80 urnas, número que por otra parte también forma parte del fraude. El fraude que significa la pretención de la burocracia de que no haya escrutinio provisorio a medida que se cierra cada urna en cada lugar de trabajo, con la idea de que, hasta el cierre definitivo de todas urnas, éstas “duerman” en la sede sindical custodiadas por la “Junta Electoral”, es decir por ellos.

Así como peleamos contra la proscripción, vamos a pelear contra el fraude.

Por eso necesitamos de todos los compañeros honestos y democráticos del gremio. Los necesitamos como fiscales, para que nos acompañen en esta nueva gesta para cambiar el gremio de prensa y tener el sindicato que necesitamos, el que merecemos todos después de años de rompernos el orto en cada empresa por el salario, para frenar despidos, contra la censura, por el convenio

PORQUE NOS PRESENTAMOS

Muchos compañeros nos preguntan porqué, en las condiciones fraudulentas que describimos a lo largo de este boletín, hemos decidido igualmente presentarnos en estas elecciones:

Primero que nada porque no asumimos el fraude y vamos a pelear contra él con todas nuestras fuerzas.

Y después y es lo más importante, por todas estas razones:

Nos presentamos porque queremos un sindicato donde no haya matones que golpeen a los compañeros del gremio.

Nos presentamos porque queremos un sindicato democrático, abierto a todos los trabajadores del gremio y no un bunker de una burocracia que lo utiliza en su exclusivo beneficio.

Nos presentamos porque queremos un sindicato que haga plenarios de delegados, convocando a todos los compañeros que son votados para ese rol en las empresas, piensen como piensen, donde el único requisito sea su disposición a luchar en defensa de los compañeros.

No presentamos porque la actual conducción hace 16 años que no convoca a un plenario de delegados, ni de oficialistas ni de opositores ni de independientes, y porque tampoco realiza una asamblea general para tratar nuestros problemas y organizar la pelea por nuestras reivindicaciones.

Nos presentamos porque no queremos un sindicato que lance una provocación y abandone a su suerte a más de 500 trabajadores que luchan contra el despido de un compañero, como sucedió en Perfil hace minutos.

Nos presentamos porque no queremos más traiciones como la que la burocracia perpetró contra Clarín, donde la conducción del sindicato saboteó la lucha por la defensa de la comisión interna y los 120 compañeros despedidos.

Nos presentamos porque queremos un sindicato que, cuando Télam salga a la lucha otra vez, se ponga a la cabeza de esa pelea y no abandone a los compañeros durante 38 días buscando excusas estúpidas como lo hizo el año pasado durante el gran paro contra los despidos

Nos presentamos porque no queremos más a una dirección sindical que acepta elegir delegados casi exclusivamente bajo el impulso o la presión de los compañeros de las empresas. Y deje a empresas como Clarín –con más de 1200 trabajadores- sin comisión interna desde hace años.

Nos presentamos porque no queremos un sindicato “delivery”, al que haya que “irlo a buscar” para que se notifique de los problemas. Queremos, claro, un sindicato que vaya adonde no lo llaman.

Nos presentamos porque queremos un gremio que tenga paritarias, donde se discutan los salarios de convenio, para que ningún compañero gane menos de $2000.

Nos presentamos porque queremos una obra social para activos y jubilados que preste los servicios que se merecen los trabajadores que han aportado durante años -y mucho dinero- para mantenerla.

Nos presentamos porque queremos organizar a los compañeros jubilados para luchar por el 82% móvil. Y no dejándolos aislados con las miserables jubilaciones actuales.

NOS PRESENTAMOS PORQUE QUEREMOS

Paritarias en el gremio de prensa ya. Por delegados paritarios elegidos en asamblea general Un salario igual al costo de la canasta familiar.Establecimiento de mínimos convencionales por categoría Elevación de la antigüedad al 2% anual. Contra la estafa de las AFJP, por el 82% móvil para los compañeros jubiladosEl pase a planta de todos los colaboradores o ³factureros²l El monotributo es trabajo en negro.Elección de delegados en las empresas que no tienen Democracia sindical, que funcionen en forma regular el plenario de delegados, la asamblea general del gremio como método ineludible para lanzar los planes de lucha Un sindicato abierto a los trabajadores de prensa. La rotación en los cargos para que los dirigentes sindicales no desaparezcan de los lugares de trabajo. Por una nueva dirección sindical en la UTPBA

¿Acaso no vale la pena pelear por todo esto?

Ya estamos distribuyendo el Boletín de La Naranja de Prensa

A continuación reproducimos las notas y facsímils de las páginas de la última edición de nuestro boletín, que estamos distribuyendo por todas las empresas del gremio.

La Utpba, una historia hija de su tiempo

La Utpba, una historia hija de su tiempo

Por Héctor Sánchez, trabajador de Télam y de AM 530 – La Voz de las Madres, afiliado 10.387 de la Utpba.

La Utpba, una historia hija de su tiempo

Por Héctor Sánchez, trabajador de Télam y de AM 530 – La Voz de las Madres, afiliado 10.387 de la Utpba.

Buenos Aires, 20 de septiembre (Agencia Walsh). La reciente agresión física de una patota que responde a la conducción de la Utpba contra nuestro compañero Tomás Eliaschev, trabajador de la Editorial Perfil ; y las maniobras para proscribir a una lista opositora por parte de esa misma conducción gremial, han puesto blanco sobre negro en cuanto a las distancias que hay del dicho al hecho.

La conducción del gremio al que estoy afiliado desde 1983 (en su anterior etapa de Asociación de Periodistas de Buenos Aires, APBA, y desde su conformación en la Utpba ) y que estableció en los 90 una consigna tan eficaz como marketinera, “la peor opinión es el silencio”, aún no ha emitido opinión sobre el ataque contra Tomás, pero sí ha difundido varios comunicados con la historia oficial sobre el “incidente”.

En esos textos, hablan de una “horda de Perfil y del Partido Obrero” que estuvo a punto de tomar por asalto la sede gremial de Alsina al 700, una horda llamativamente pacifista por lo visto, ya que no hay una sola foto ni una sola imagen que muestre un (1) solo vidrio roto ni una sola cabeza de los dirigentes y empleados de la Utpba lastimadas por las agresiones de la “horda”.

Si hasta se pareció esta patoteada a aquella deliciosa anécdota futbolera de Maradona: cuando tenía 16 años y Diego ya brillaba en la primera de Argentinos Juniors, Perfumo lo revoleó de una patada después de una gambeta. Maradona quedó en el piso y el defensor de River se acercó y le dijo “Nene, ¿no tenés nada, no?”. Diego se levantó dolorido y le dijo “No, Roberto, todo bien… ¿vos te hiciste algo en el pié…?”.

Pero acá no hay chiste posible. Sí hay, en cambio, fotos e imágenes con la cabeza rota, el ojo amoratado y sangre en el rostro de Tomás Eliaschev, además de la certificación de la guardia del Hospital Argerich que lo atendió minutos después de la agresión. Y también hay una denuncia judicial por la agresión, con pruebas al canto.

Las imágenes ya han dado vuelta por toda la red: quien quiera ver, que vea. Tampoco hay opinión de la conducción de la Utpba , pero sí un llamativo silencio, sobre el trámite que convirtió a la lista opositora de asquerosamente ilegal, hasta la tarde del viernes 14/9, en lista legalizada el mediodía del lunes 17/9. Así, los avales que eran “truchos” y propios de maniobras de “partiduchos”, pasaron a ser válidos, y la lista quedó en condiciones de participar de las elecciones maratónicas de 48 horas, fijadas en principio para los días 27 y 28 de septiembre.

Claro, en el medio habían sucedido la agresión masivamente denunciada contra Tomás, y la denuncia de la lista opositora ante el Ministerio de Trabajo por el intento proscriptivo de la Utpba.

Aclaración a esta altura necesaria: no soy candidato de la lista opositora y ni siquiera firmé sus avales, por desencuentros de tiempo y espacio que tuve con los compañeros que la impulsan. Pero lo hubiese hecho con gusto, como lo hice siempre con todas las listas que se presentaron en otras épocas en que había varias listas, y cuando la conducción de la Utpba no se ufanaba de organizar y ganar elecciones con lista única.

Sí, lo mismo que hacen Cavalieri, Pedraza, West Ocampo, Barrionuevo, Genta-Datarmini, José Rodríguez y demás joyas del sindicalismo empresario. Pero con una diferencia importante: esos jeques sindicales tienen por lo menos el decoro de no vestirse con la camiseta del Che Guevara ni presumir de enseñarle a nadie cuál es la mejor opinión. Son lo que son, corruptos y traidores a la clase trabajadora, y entonces no hay confusiones a la hora de pelear contra ellos.

En cambio, la conducción de un gremio que insta a romper las vallas que oprimen la opinión popular, se arroga el derecho de ordenarle a sus afiliados de qué partidos no deben ser, con adjetivos des-calificativos sobre ellos.

De modo que si uno o varios afiliados de la Utpba quieren ser militantes, dirigentes o simples adherentes de un partido que esa conducción rechace, se exponen al escarnio público, tan insólito como absurdo.

Ni siquiera el sistema político merecedor en su momento del “que se vayan todos” del 19 y 20 de diciembre, prohibió a los partidos que la Utpba sí tacha y prohíbe.

Es sabido que una actitud correctiva por parte de una conducción gremial que perdió no sólo el hábito del TRABAJO cotidiano en actividades propias de los trabajadores de prensa, no llegará como por arte de magia.

Pero sí puede llegar si lo reclaman con firmeza muchos de los integrantes la oficialista lista Celeste y Blanca, compañeros que TRABAJAN en los medios y con quienes siempre nos hemos encontrado en los conflictos, defendiendo a nuestros compañeros, y defendiendo la libertad de expresión real, no la que se desprende de consignas vaciadas de contenido.

Podemos tener diferencias de criterio y de miradas, pero con esos compañeros nos unieron siempre luchas esenciales, como enfrentar juntos las patoteadas y las mentiras. Esos compañeros son los que deben exigirle explicaciones a esta conducción sobre la agresión cobarde contra Tomás Eliaschev; el intento prohibicionista contra una lista opositora a la que terminaron aprobando; y sobre las decenas de remises contratados para “llevar votantes” al mejor estilo de los punteros políticos que dicen despreciar en sus discursos.

En las últimas tres elecciones atendí llamados telefónicos realizados por la Utpba en dónde me preguntaban a qué hora quería que el remís me buscara. ¿Para qué?, fue la pregunta elemental. Para ir a votar, fue la respuesta de manual.

La obediente empleada no tenía la culpa de semejante tarea, de modo que la respuesta siempre fue la misma: si tengo convicciones para ir a votar, y no tuviese un mango para viajar, voy aunque sea caminando desde Villa del Parque al centro, pero voy. El remís que pagamos los afiliados, que lo sigan usando Das Neves, Camaño, Fagale, Sosa y que sigan las firmas.

Días atrás atendí un llamado telefónico a la casa en donde vivo con mi compañera. El dirigente Jorge De Diago preguntaba con insistencia por ella, y después del cuarto llamado consecutivo me dí a conocer. Fuimos compañeros en el diario Sur, delegados ambos cuando todas estas cosas nos asqueaban por igual.

De Diago dice que mi compañera puede ir a votar en la maratón de 48 horas. Le digo que ella sigue con su trabajo de docente, y que hace más de 10 años que no realiza tareas periodísticas, como las que desarrolló en la radio comunitaria de la Villa 21, que dejó de funcionar en 1997. En suma, que hace 10 años que no paga sus cuotas como colaboradora. Y que por lo tanto, no está en condiciones de votar.

Pero si De Diago la llama es porque ella sigue en el padrón ultrasecreto de la Utpba. “No hay problemas, hasta el día de la votación eso se puede arreglar”, me dice el dirigente gremial. Ella no va a pagar todas esas cuotas atrasadas, insisto yo. No hay problemas, insiste De Diago, eso lo arreglamos.

¿Cómo se arregla una situación como ésta?, es la intriga que tengo: muy simple, si quien figura en el padrón ultrasecreto fue o es amigo de la conducción de la Utpba , todo se puede arreglar.

Trabajadores de prensa que ya no lo son (o que no pueden ni quieren serlo) y que igual son autorizados a votar. Jubilados que votan dos veces, total, hay lista única y los fiscales son todos amigos. No hay urnas para poner en las pocas empresas grandes en donde quedan afiliados, pero sí hay de sobra para llevar a pequeñas radios FM y periódicos con incierta cantidad de afiliados.

Esas son las preguntas que muchos compañeros de prensa, con historia y con prestigio laboral y moral en el gremio, históricos adherentes a lista oficialista, deben hacerle a esta conducción a la que definitivamente se le escapó la tortuga.

Y seguir el camino de un ejemplar compañero TRABAJADOR como Alberto Ferrari, quien pasó por varias agencias y diarios, y que actualmente TRABAJA en Ansa, histórico adherente de la Celeste y Blanca.

Entrevistado en la Radio de las Madres, el Flaco Ferrari no dudó: “En repudio a la agresión contra Tomás Eliaschev, no voy a ser fiscal de esa lista, ni los voy a votar. Puede que vote en blanco o que no vote, pero no los voy a votar esta vez”.

Clarito como el agua que refrescó la cara ensangrentada de Tomás, como el agua que no logró limpiar la mugre en sede de Alsina. La sede de todos los trabajadores de prensa, y no la de un grupo que desde hace 23 años decidió dejar de TRABAJAR y dedicarse a regentear un gremio como si fuera un coto privado.

El Ministerio de Trabajo planteó que se debe legalizar a la lista Naranja, Violeta e Independientes

Derrotamos las mentiras de la burocracia de la UTPBA
El Ministerio de Trabajo planteó que se debe legalizar a la lista Naranja, Violeta e Independientes
Derrotamos las mentiras de la burocracia de la UTPBA
El Ministerio de Trabajo planteó que se debe legalizar a la lista Naranja, Violeta e Independientes

Con fecha 13 de septiembre, el Ministerio de Trabajo falló a favor de la presentación del Frente Naranja, Violeta e Independientes. En la resolución oficial se plantea que no hay razones valederas para proscribir a nuestra lista y se intima a la Junta Electoral de la Utpba para que la oficialice y permita su participación en las elecciones del sindicato.

El fallo de la cartera laboral constituye, por sí mismo, una enorme victoria . Una victoria antiburocrática, una victoria de la democracia sindical y de la libertad de expresión. Es un gran triunfo para los centenares de trabajadores de prensa que avalaron nuestra lista y para aquellos que, aún sin estar afiliados a un sindicato que vació de trabajadores el gremio, se solidarizaron con nuestra lucha contra la proscripción.

Ignoramos qué maniobras prepara la directiva de la Utpba, o qué otras trabas intentará poner para impedir nuestra participación, pero estamos dispuestos a seguir nuestra pelea para derribar todas los escollos que nos coloquen.

De esta gran batalla ganada importa que con la verdad, con argumentos sólidos y claros, con una decisión firme y con la movilización que desplegamos, derrotamos las mentiras, la prepotencia y las provocaciones de la burocracia encaramada en la UTPBA que quería proscribirnos para seguir, cómoda, eternizándose en los sillones del gremio, sin oposición y sin tener que dar cuenta de su política de cara al conjunto de los trabajadores de prensa.

La lucha contra el fraude, sin embargo no está terminada ni mucho menos. La resolución ministerial mantiene en pie todas las características fraudulentas de la elección. No responde a nuestro reclamo de que se postergue la fecha de los comicios para poder hacer campaña electoral y ni siquiera opina sobre la decisión de la burocracia de hacer -por primera vez en la historia del gremio- una elección de 40 horas continuadas, día y noche, para dificultar el control de las casi 80 urnas y poder facilitarle el fraude.

Sumado a esto, las urnas estarían instaladas arbitrariamente y con el mismo objetivo. Serían colocadas en una enorme cantidad de pequeñas FM del gran Buenos Aires y fueron eliminadas de diarios como Página 12 y el Cronista. La manipulación no tiene límites.

La resolución ministerial tampoco opina sobre el reclamo que realizamos de que nos entreguen una copia del superinflado padrón electoral para tener una elemental paridad de condiciones de acceso a los que figuran como potenciales votantes y para poder ejercer un mínimo de control sobre los miles y miles de nombres que la burocracia suma en cada elección como afiliados. Esto cuando en las empresas del gremio el nivel de desafiliación es impresionante.

Esta es la batalla que se abre. La Junta Electoral aún no ha dicho si va a acatar la resolución ministerial. Vamos a seguir. Queremos participar, queremos democracia sindical, queremos elecciones limpias. Cuando comenzamos esta lucha contra la proscripción dijimos que no íbamos a bajar los brazos. Y no los vamos a bajar.

Lista Naranja, En el Frente Naranja, Violeta e Independientes 14/9/2007

Matones de la Utpba agreden a periodista de Perfil



¡COBARDES!



¡COBARDES!

En el día de ayer matones de UTPBA golpearon brutalmente en la sede sindical a Tomás Eliashev, periodista de perfil.com, mientras solicitaba explicaciones por la negativa de UTPBA a cumplir con su responsabilidad sindical frente al reclamo que llevan adelante los trabajadores por el despido de Alejandro Wall, editor despedido por la patronal de la editorial.
La Naranja de Prensa se solidariza con los trabajadores de perfil y con el compañero agredido y abandonado en la calle ensangrentado.
Exigimos el esclarecimiento de este hecho y la reincorporación inmediata de Alejandro Wall.

Reproducimos comunicado de los Trabajadores de PERFIL.

Brutal agresión a periodista de Perfil

Los trabajadores de Editorial Perfil, Diario Perfil y Perfil.com repudiamos el despido de Alejandro Wall, editor de la empresa, en represalia a su participación en un reclamo salarial justo. Como consecuencia de la actitud de la empresa, desde el martes 11 septiembre los trabajadores nos encontramos en un paro total de actividades. El miércoles 12 de septiembre el Ministerio de Trabajo convocó una audiencia, que se vio frustrada por la ausencia de la UTPBA, parte indispensable para llevar a cabo la negociación. A partir de ese momento, los trabajadores acordamos sostener la medida de fuerza hasta lograr la reincorporación del compañero injustamente despedido, solicitando nuevamente la intervención del Ministerio de Trabajo y la presencia de la UTPBA.

El jueves 13 de septiembre, mientras se desarrollaba una nueva asamblea en la planta baja de la Editorial Perfil, una camioneta Traffic de color blanco estacionó en la puerta del edificio de Chacabuco 271, y una persona identifica por varios de los presentes como miembro de la UTPBA arrojó unos panfletos provocadores, en los que quedaba claro que el Sindicato se desentendía del conflicto.

En esta situación, Tomás Eliaschev, redactor de Perfil.com e hijo del reconocido periodista José “Pepe” Eliaschev, se presentó en la sede gremial ubicada a la vuelta de Perfil para solicitar explicaciones por los volantes y la negativa de la UTPBA de no cumplir con su responsabilidad sindical frente al reclamo. Eliaschev no sólo no fue escuchado, sino que fue agredido cobardemente en el interior del local sindical por varias personas. La agresión continuó afuera del local de la UTPBA y el periodista fue abandonado en la calle, con su cara ensangrentada y un corte en la cabeza, hasta que varios patrulleros de la Policía Federal llegaron a asistirlo. Minutos más tarde, una ambulancia del SAME trasladó a Eliaschev al Hospital Argerich donde recibió varios puntos de sutura y fue sometido a distintos estudios a causa de los fuertes golpes recibidos.

Siete horas más tarde y con la presencia de centenares de trabajadores de la editorial y de otras empresas periodísticas en la puerta del local sindical, los agresores se mantenían atrincherados y custodiados por la Policía Federal, a la cual no dejaron ingresar para tomar declaraciones e identificar a quienes golpearon a Eliaschev.

La asamblea de los trabajadores de Perfil repudia esta brutal agresión, perpetrada justamente en medio de un conflicto laboral y por aquellos que deberían defender los derechos de los trabajadores de prensa. Reclamamos a las autoridades el inmediato esclarecimiento de los hechos, la identificación de los agresores y el cese de los ataques de la UTPBA hacia los trabajadores de Perfil.

A todos los periodistas y trabajadores de prensa de la Argentina solicitamos la solidaridad para con Tomás Eliaschev, Alejandro Wall, los trabajadores de Perfil y todo aquel que quiera ejercer los derechos consagrados en la Constitución Nacional.

Asamblea de los Trabajadores de Diario Perfil, Perfil.com y Editorial Perfil. 13 de septiembre de 2007

PARA COMUNICARSE CON LA COMISIÓN INTERNA:

RAÚL MILLEO: 5169 8109

RUBÉN SCHOFRIN: 155 981 1006

MARCELO IGLESIAS: 15 5943 1086

Elecciones en la Utpba: la lucha contra la proscripción, más firme que nunca

Elecciones en la Utpba: la lucha contra la proscripción, más firme que nunca

Elecciones en la Utpba: la lucha contra la proscripción, más firme que nunca

La lucha contra la proscripción del Frente Naranja, Violeta e Independientes crece en masividad, intensidad y tenacidad. La repercusión de nuestra campaña en los medios (notas en revistas, reportajes a nuestros candidatos en varias radios) es una de las manifestaciones de un proceso que está recogiendo, paso a paso, tanto la solidaridad para que se permita nuestra participación como la indignación y el repudio a la dirección de la Utpba por violar el elemental derecho de elegir y ser elegido que debe regir en cualquier organización que se precie de democrática.

Decenas de pronunciamientos están llegando a nuestro blog: comisiones internas del gremio, personalidades, agrupaciones sindicales, periodistas, gente de la cultura, expresan un sentimiento colectivo muy profundo, que todavía no ha desplegado todo su potencial.

Los compañeros de los medios alternativos se sumaron activamente a nuestra denuncia a través de una militancia persistente, y brindando espacios en sus programas y páginas webs. Saben como nadie que bajo el slogan “La peor opinión es el silencio” se esconde el cinismo de una dirección que no puede ser canal para una visión contra hegemónica de la comunicación sencillamente porque ha abandonado completamente la lucha por las reivindicaciones de los trabajadores concretos y reales que son oprimidos por las patronales de prensa sobre las cuales descansa, precisamente, todo el aparato comunicacional “tradicional”.

El debate en los weblogs que más consultan los periodistas y trabajadores de prensa es lapidario para la conducción celeste y blanca. Casi se han retirado de la discusión los escasos directivos y acólitos del sindicato que pretendieron entreverarse en esas tertulias virtuales. Quiere decir que la Utpba no soporta ni siquiera discutir anónimamente en un foro de Internet. Debe uno imaginarse entonces la voluntad que puede tener de hacerlo en una asamblea general del gremio, en un plenario de delegados.

Es toda una conclusión: la Utpba no puede convocar a ninguna de esas instancias, herramientas decisivas y fundamentales para movilizar a un gremio, porque no puede enfrentar a los trabajadores de prensa reales.

Mientras se analiza nuestro reclamo en el Ministerio de Trabajo, esta semana redoblaremos la agitación en las empresas del gremio. Estaremos en la puerta de Clarín, en Crónica TV, en América, en La Nación, en La Prensa, en Atlántida, en ATC, en Radio Nacional.

Pero estaremos físicamente: nosotros no necesitamos tirar volantes desde arriba de un auto, como ha hecho en algunos medios la Celeste y Blanca, dentro de lo que es una “campaña” casi clandestina y selectiva que privilegia llegar sólo a los lugares en donde ellos creen no tener oposición.

La nuestra es, en cambio, una acción pública porque podemos ir a la puerta de las empresas a discutir con los compañeros cara a cara. Esa es otra de las diferencias. Vamos contra la proscripción. No aflojemos que esto recién empieza.