La recaudación descansa sobre la espalda de los trabajadores

 Se realizó la quinta y anteúltima clase del curso-taller de economía para periodistas, organizado por La Naranja de Prensa. En su transcurso se discutió la recaudación tributaria a partir de los datos de agosto proporcionados por la AFIP y su tratamiento en los diarios.

 Se realizó la quinta y anteúltima clase del curso-taller de economía para periodistas, organizado por La Naranja de Prensa. En su transcurso se discutió la recaudación tributaria a partir de los datos de agosto proporcionados por la AFIP y su tratamiento en los diarios.

Randy Stagnaro, periodista de Tiempo Argentino, destacó que los ingresos fiscales del mes pasado fueron los terceros mejores del año. Durante el período abril-junio, las subas interanuales de la recaudación habían caído a un promedio del 22,4% desde el pico de 30,1% de enero. En todo 2011 la expansión de la recaudación fue del 32,4% respecto de 2010.

Stagnaro señaló que el tributo que había experimentado el mayor crecimiento fue el IVA impositivo -aquel que grava con el 21% el consumo de la población- con una suba interanual del 45%, la mayor del año. La recaudación por IVA ha crecido bastante por arriba del promedio general (36% versus 25,6%). Una causa de ello, explicó Stagnaro, es el aceleramiento del incremento de los precios internos. No obstante, esto no explica todo ya que ninguna medición de inflación supera el 25% anual a agosto pasado. Stagnaro señaló dos posibilidades más: cuotas salariales de julio otorgadas por paritarias y el consumo derivado del cepo al dólar.

Los mejores ingresos de los trabajadores logrados por paritarias también están detrás del incremento de la recaudación en el impuesto a las Ganancias, cuya expansión fue del 36,6% en agosto (la mayor del año) y acumula un salto del 23,6% en el año, un promedio bajo porque las subas interanuales de abril y mayo se derrumbaron (13,4% y 6,5%, respectivamente).
 
La última clase la dará el periodista de Clarín Ismael Bermúdez el próximo sábado 15 de septiembre, desde las 11 y hasta las 13, en Venezuela 818, Capital Federal. A su finalización se entregarán los certificados de asistencia.

Inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

 

 

El mito urbano del desendeudamiento

 

Próxima clase: sábado 8, de 11 a 13 en Venezuela 818

 El sábado 1 de septiembre se realizó la cuarta clase del curso de economía para periodistas. En esta oportunidad se discutieron las características del endeudamiento público y las causas por las que esta deuda crece.

 

Próxima clase: sábado 8, de 11 a 13 en Venezuela 818

 El sábado 1 de septiembre se realizó la cuarta clase del curso de economía para periodistas. En esta oportunidad se discutieron las características del endeudamiento público y las causas por las que esta deuda crece.

 El periodista de Clarín, Ismael Bermúdez, demostró que el argumento central del gobierno, el desendeudamiento, es falaz.

En primer lugar, porque el crecimiento de la deuda se sigue dando a partir de las necesidades de financiamiento del déficit público. En ese sentido, Bermúdez mostró como se está acrecentando el déficit fiscal, que en julio fue de casi 2.900 millones de pesos. “El pago de intereses de la deuda pública en julio supera al déficit porque alcanza a 3.422 millones de pesos”, explicó con los números del último informe de la Secretaría de Hacienda sobre la planilla de la Cuenta ahorro-inversión-financiamiento.

“Como hay un mayor déficit, se incrementa la deuda pública que toma el gobierno para cerrarlo”, afirmó Bermúdez. Así, en julio pasado, el gobierno pagó casi $600 millones más en intereses de deuda que en julio de 2011.

En este escenario, ¿por qué el gobierno habla de desendeudamiento? Porque ha disminuido en términos relativos la deuda que está en manos de privados. Pero como contracara, creció enormemente la que está en manos de organismos estatales, especialmente en el Banco Central y la Anses. “Así, hablar de desendeudamiento equivale a plantear que no se va a pagar la deuda intraestatal, o que se plantea su refinanciación permanente y en términos gravosos para esos organismos”, dijo Bermúdez. El Banco Central entrega reservas a cambio de bonos a 10 años intransferibles a una tasa de interés menor que la que paga el propio Banco Central por tomar los pesos excedentes. Por su parte, la Anses ha concentrado el 60% de los bonos que actualizan por CER (es decir, la inflación del Indec).

En segundo lugar, el gobierno apela a la relación deuda/PBI para “demostrar” que hay una política de desendeudamiento. Pero, señaló Bermúdez, en la medida que ese PBI esté sobrevalorado en dólares, la relación será baja: según el gobierno llega al 42%; sin embargo, basta que la presión de los especuladores sobre el dólar apure la devaluación que realiza el gobierno para que esa relación sea mayor.

Pero, además, el déficit público está oculto por los ingresos truchos que se consignan como propios, provenientes de ganancias contables del Banco Central, y el superávit del Anses. De lo contrario, el défcit del sector público sería de más de $9000 millones sólo en julio pasado.

La próxima clase será el sábado 8 de septiembre, de 11 a 13, en Venezuela 818, Capital Federal

Inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

 

La crisis de los subsidios en el curso de economía

Este sábado 1 de septiembre se llevará a cabo la cuarta clase, que dictará Ismael Bermúdez y cuyo eje será el del financiamiento del gasto y la deuda pública. A las 11 (puntual) en Venezuela 818. Inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

En la tercera clase del curso de economía para periodistas, organizado por la Naranja de Prensa, se analizaron los subsidios, tanto desde el ángulo de su tratamiento en el presupuesto como en su aspecto político, económico y social.

El primer aspecto que resaltó el periodista de Tiempo Argentino, Randy Stagnaro, fue el de la escasa información pública que existe sobre los gastos por subsidios a pesar de que se calcula que este año pueden alcanzar un valor equivalente al 5% del PBI.

En la tercera clase del curso de economía para periodistas, organizado por la Naranja de Prensa, se analizaron los subsidios, tanto desde el ángulo de su tratamiento en el presupuesto como en su aspecto político, económico y social.

El primer aspecto que resaltó el periodista de Tiempo Argentino, Randy Stagnaro, fue el de la escasa información pública que existe sobre los gastos por subsidios a pesar de que se calcula que este año pueden alcanzar un valor equivalente al 5% del PBI.

Por caso, los subsidios no están mencionados en el articulado del Presupuesto nacional 2012 y sólo se los entrevé en las planillas anexas detrás de eufemismos técnicos como “Formulación y ejecución de políticas de transporte automotor” y así por el estilo.

En ese contexto, Stagnaro remarcó que si bien a los efectos del curso, se consideraban subsidios los montos destinados a las empresas de servicios públicos (luz, agua, gas y transporte), el Presupuesto 2012 autoriza muchos más cuyo sentido es reducir los costos empresarios, como los que apuntan a sostener la capacitación, la adquisición de bienes de capital o de tecnología nueva, y que en conjunto suman varios miles de millones de pesos.

Durante el curso se contrastó el nivel de créditos autorizados en las distintas “formulaciones” del Presupuesto con lo que efectivamente se viene gastando en cada rubro subsidiado. Estos últimos datos se encuentran dispersos, en parte en las planillas de la Secretaría de Hacienda (sin desagregados) y en parte en las páginas web de dependencias oficiales, como el Ministerio del Interior y Transporte. De esa comparación surgió (datos de julio) que prácticamente ya se usaron todos los fondos del año destinados a subsidiar el transporte público de pasajeros, el ferroviario y el aerocomercial, quedando un pequeño margen en el caso de la energía (gas y electricidad).

El curso también discutió el sentido social de los subsidios, desmintiendo que sean salario indirecto –como señaló recientemente la presidenta Cristina Fernández- por varias razones: el gobierno fondea los subsidios con recursos generales públicos o con fondos fiduciarios que se alimentan con impuestos específicos (como el del gasoil o el cargo al gas importado) que pagan los trabajadores con sus salarios; el gobierno aplica los subsidios sin dar a conocer los ingresos y ganancias reales de las empresas de servicios públicos (por ejemplo, ¿cuál es el peso del pago de deuda –que se arrastra desde el estallido de la convertibilidad- en los resultados negativos de las firmas de electricidad?) aunque defiende que esa ganancia debe estar contemplada a la hora de establecer una tarifa subsidiada; y porque la política del gobierno de trasladar a la población el costo del subsidiar a las empresas apunta a sostener a éstas y no a defender el bolsillo del trabajador.

Este sábado 1 de septiembre se llevará a cabo la cuarta clase, que dictará Ismael Bermúdez y cuyo eje será el del financiamiento del gasto y la deuda pública. A las 11 (puntual) en Venezuela 818. Inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

El curso de economía discutió las cifras de pobreza e indigencia

La tercera clase se realizará el próximo sábado 25 de agosto, en Venezuela 818, desde las 11 y hasta las 13. Para inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

Se realizó la segunda clase del curso de economía para periodistas, el pasado sábado 18. Al igual que en la primera, Ismael Bermúdez, periodista de Clarín, fue el encargado de dictar la clase-taller cuyos ejes giraron en torno de los datos del Indec sobre pobreza e indigencia y sus implicancias.

Se realizó la segunda clase del curso de economía para periodistas, el pasado sábado 18. Al igual que en la primera, Ismael Bermúdez, periodista de Clarín, fue el encargado de dictar la clase-taller cuyos ejes giraron en torno de los datos del Indec sobre pobreza e indigencia y sus implicancias.

Bermúdez hizo referencia a una reciente nota de su autoría en la que había puesto de relieve “el absurdo” de las cifras del Indec sobre indigencia, las que implicaban que una persona adulta podía sostener su alimentación diaria con solo seis pesos.

Con rigor y método, Bermúdez explicó paso a paso como fue la confección de esa nota, de la que destacó que todas las fuentes empleadas son organismos oficiales de estadística, tanto nacional como provinciales.

El recorrido de Bermúdez arrancó en las estadísticas sobre valorización mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que establece el nivel de indigencia, y que el Indec ubicó en $688,37 mensuales para una familia compuesta por dos adultos y dos niños.

El dato lo comparó con los números que arrojan los organismos de estadísticas de las provincias de Chubut y Tierra del Fuego, además de los provenientes de la ciudad de Rosario, en Santa Fe.

“La truchada del Indec no está en su metodo sino en los precios que están cargados en su base de datos. Eso hace que la CBA tenga un valor menor en Capital Federal y Gran Buenos Aires que el que tendría si los precios representaran realmente el promedio de lo que se paga por los alimentos”, subrayó Bermúdez.

Pero el periodista marcó otro elemento “trucho” en la estadística del Indec: los niveles de indigencia del interior se miden contra el valor de la CBA de Buenos Aires, la que es mucho menor que las de muchas zonas del resto del país, concretamente la Patagonia. “Si el Indec hiciera la contrastación de los niveles de ingreso con los valores que muestran los institutos provinciales de estadísticas para pobreza e indigencia, la cantidad de personas pobres e indigentes sería mayor”, resaltó.

Entre los presentes al curso se abrió un vivo debate acerca de la credibilidad de las cifras que entrega el Indec, sobre la importancia de mensurar correctamente los niveles de pobreza e indigencia, y sobre la desigualdad en la distribución del ingreso tras 10 años de kirchnerismo.

La tercera clase se realizará el próximo sábado 25 de agosto, en Venezuela 818, desde las 11 y hasta las 13.

Para inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

 

Arrancó el curso de economía para periodistas

Con la presencia de 40 trabajadores de prensa, comenzó el dictado del curso de economía para periodistas, organizado por La Naranja de Prensa. La primera clase, a cargo de Ismael Bermúdez, periodista de Clarín, giró en torno del análisis de las planillas de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía, en el marco de las pautas que estableció el Presupuesto nacional 2012.

Con la presencia de 40 trabajadores de prensa, comenzó el dictado del curso de economía para periodistas, organizado por La Naranja de Prensa. La primera clase, a cargo de Ismael Bermúdez, periodista de Clarín, giró en torno del análisis de las planillas de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía, en el marco de las pautas que estableció el Presupuesto nacional 2012.

Bermúdez realizó una radiografia de cada uno de los ítems que conforman los ingresos y los gastos consignados en esos documentos, vinculando sus conclusiones con las noticias que dan a conocer los medios de comunicación sobre esos mismos datos. Así, los participantes del curso pudieron practicar creando noticias a partir de la información dura proveniente del Ministerio de Economía.

Entre otros elementos, el curso pudo analizar la situación fiscal caracterizada por un déficit cada vez más acentuado, lo que implica un mayor endeudamento para cubrirlo. El endeudamiento se realiza con organismos públicos, en una práctica que el Gobierno nacional denomina desendeudamento y que por lo tanto preanuncia un default del Estado con sus propias organizaciones, como la ANSES, el PAMI, la Lotería Nacional y, especialmente, el Banco Central.

“El Gobierno habla de superávit primario, pero es falso porque el verdadero resultado, el llamado financiero, es el que cuenta”, observó Bermúdez. En el caso del año 2011, el Ministerio de Economía anunció un superávit primario de $4290 millones, al no contabilizar los $ 35.583 millones de pago de intereses de la deuda, con lo que el déficit financiero (o, mejor dicho, el resultado final) alcanzó los $ 30.663 millones.

“Pero a ese déficit hay que agregarle el artificio de las transferencias corrientes del Banco Central y la ANSES, por otros $ 23.000 millones”, señaló. Bermúdez explicó que mientras las transferencias de la ANSES son los intereses del Fondo de Garantia de Sustentabilidad, con lo que al tiempo que son reales su cesión al gobierno equivale a una descapitalización de ese Fondo; en el caso de las transferencias del BCRA se trata de emisión eminentemente inflacionaria, porque está generada por la ganancia contable provocada por la devaluación del peso y porque no está destinada a acompañar el crecimiento económico sino a cubrir el agujero fiscal.

“El uso de más de $35.000 millones para pagar intereses de deuda pública pinta de cuerpo entero cuáles son los intereses sociales que defiende este gobierno”, subrayó Bermúdez.

En la próxima clase, a realizarse el sábado 18 desde la 11 y hasta las 13, se analizarán los subsidios que aplica el Gobierno, sus fuentes de financiamiento y sus beneficiarios.

Las clases se dictan en Venezuela 818, Capital Federal.
Para inscripciones: curso@lanaranjadeprensa.com.ar

Curso de Economía para Periodistas

El objetivo del curso es otorgar herramientas que nos permitan, de un lado, analizar la economía más allá de los relatos vigentes, sean los del gobierno o los de la oposición política patronal, y del otro, mejorar nuestro desempeño como periodistas.

El objetivo del curso es otorgar herramientas que nos permitan, de un lado, analizar la economía más allá de los relatos vigentes, sean los del gobierno o los de la oposición política patronal, y del otro, mejorar nuestro desempeño como periodistas.

¿Por qué crece la deuda pública? ¿Cuáles son los sectores sociales que se benefician con los subsidios? ¿De dónde surgen los recursos con los que se financia el Estado y qué tipo de compromisos políticos genera con quienes lo proveen? ¿Por qué la crisis fiscal de las provincias es reflejo de la que afecta a la Nación? ¿Cuál es la correspondencia entre la crisis económica argentina y la crisis internacional?

Para contestar estas y otras preguntas igual de fundamentales, elaboramos un plan de estudios que indagará en cinco aspectos cruciales del presupuesto 2012:

  • El financiamiento del gasto público.
  • La deuda pública.
  • La coparticipación.
  • Los subsidios.
  • Los regímenes laborales del Estado.

En la primera clase habrá una introducción sobre la situación del periodismo económico y la necesidad de una visión propia de los trabajadores sobre la actual crisis económica global.

Para participar envianos un correo con tus datos a curso@lanaranjadeprensa.com.ar o escribinos usando el siguiente forumulario

Sábados 11, 18, 25 de agosto y 1 y 8 de septiembre de 11 a 13 hs.
En Venezuela 818 – Ciudad de Buenos Aires