Trabajadores de Infosic toman redacción del diario “La U”



Trabajadores de Infosic toman redacción del diario “La U”



Trabajadores de Infosic toman redacción del diario “La U”

El lunes 7, tras una intensa preparación, un grupo de trabajadores de la agencia de noticias Infosic ocupó la redacción del diario La U , parte del grupo empresario de Sergio Szpolski, Gastón Sokolowicz –de Página/12– y Luis Cetrá –dueño de Radio Rivadavia–, entre otros. La ocupación permitió realizar el reclamo por la reincorporación en el cuartel mismo de Szpolski, confraternizando con los compañeros del diario La U , en una acción que marca un hecho inédito en el gremio de prensa: la ocupación por parte de periodistas de una redacción que no es la propia.

El mismo Szpolski tuvo que aparecer para intentar poner orden e intimidar a los trabajadores de la agencia y del diario, pero sin resultados. En la madrugada, se llevaron las computadoras y el mobiliario para mudar la redacción a otro sitio.

Los trabajadores de Infosic permanecieron 24 horas en las que la patronal les prohibió el ingreso de alimentos y agua, y ni siquiera les permitió el uso del baño, hostigándolos permanentemente con varios patovicas.

Esta acción, llevada a cabo el día en que se cumplían dos meses de los despidos, obtuvo por resultado que la patronal hiciera, por primera vez durante todo el conflicto, una propuesta que significa un quiebre en su actitud provocadora. Frente a la comunicación oficial por parte del ministerio y este giro en la actitud patronal, los trabajadores decidieron salir a recibir a las columnas que se acercaban a ofrecerles su solidaridad, provenientes del acto en apoyo a Zanón. De este modo, obreros de la fábrica neuquina, trabajadores de Brukman, columnas piqueteras y de la Fuba realizaron, junto a los periodistas de Infosic, un acto en las puertas del edificio. Los diarios incautados por los estudiantes, fruto del boicot de la Fuba, fueron devueltos simbólicamente a Szpolski.

La exitosa medida de acción directa abre una etapa en la que, si mantienen el tesón que han demostrado hasta ahora, la victoria de los trabajadores será posible. Apoyemos con todo esta perspectiva.

Corresponsal de la Naranja de Prensa

Szpolski es Chabán…

LUNES 14 DE FEBRERO A LAS 19 EN HUMBERTO 1° 2286 (Y PICHINCHA)
Todos al Encuentro de Trabajadores de Prensa en Infosic

Szpolski es Chabán…

LUNES 14 DE FEBRERO A LAS 19 EN HUMBERTO 1° 2286 (Y PICHINCHA)
Todos al Encuentro de Trabajadores de Prensa en Infosic

Szpolski es Chabán…

En diciembre de 2003, Sergio Szpolski se presentó ante los trabajadores de Infofax S.A, que también incluye la agencia Infosic, para anunciar que había comprado la empresa. Prometió regularizar el pago de salarios, y un plan de inversiones. Dijo que no venía solo, que formaba parte de un grupo empresario llamado Invermedia, integrado también por Fernando y Gastón Sokolowicz, de Página /12 y Luis Cetrá, propietario de Radio Rivadavia.

Un año después envió telegramas de despidos a 25 de los 28 trabajadores de la agencia, a quienes además no abonó los salarios de diciembre ni parte del aguinaldo, dio de baja la página web, cortó los servicios telefónicos y contrató guardias de seguridad armados, para amedrentar a los compañeros. Ante el reclamo de los trabajadores, el famoso grupo Invermedia parece haberse evaporado en el aire: Szpolski no figura en los papeles, los Sokolowicz dicen que no tienen nada que ver, Cetrá no se acuerda, y los otros no saben o no contestan.

En abril de 2004, Omar Chabán decía que había inaugurado República de Cromañón para "ganarle un espacio a la bailanta" y hablaba de inversiones y proyectos de todo tipo. Nueve meses después, el boliche se convirtió en la tumba de 200 jóvenes. A la hora de las responsabilidades, Chabán tampoco aparece en ningún papel que lo relacione con la disco y nos encontramos con que las sociedades comerciales propietarias del local eran ‘off shore’, o extranjeras.

Empresas fantasmas para despedir trabajadores y hambrear a sus familias, empresas fantasmas para matar. Todo es parte de lo mismo. Ante la complicidad del Estado, los Chabán nacen como Szpolskis. Empiezan violando los derechos laborales, pagando en negro, rebajando salarios y despidiendo. Después terminan matando.

Quien piense que acá hay una exageración debería tener en cuenta que, para impedir, ilegalmente, el ingreso de los delegados gremiales, Szpolski convirtió a la sede donde funciona Infofax, en el barrio de Palermo, en una bomba de tiempo: sin salidas de emergencia, bloqueó con una pared de aluminio el único acceso a un edificio repleto de materiales altamente inflamables.

¿Es nuestro gremio ajeno a estas situaciones? En absoluto. Estamos plagados de Szpolskis y Chabanes, que hacen su agosto con empresas de ocasión, que si andan bien mantienen indefinidamente en negro o facturando a los periodistas, para cuando anden mal despedirlos sin reconocerles ningún derecho.

Los Szpolski / Chabán del gremio de prensa se llaman "Tiempos del mundo", que una madrugada del 2003 lo único que dejó a sus trabajadores fue una dirección postal donde ir a ver un abogado trucho; diario gratuito Metro, cuyos dueños de origen sueco también desaparecieron en 2002 dejando como único rastro 150 telegramas de despido; Jorge Fontevecchia, que en julio de 1998 anunció el cierre del diario Perfil desde una contratapa, plantada dos horas después del cierre, dejando en la calle a más de 300 periodistas; Héctor García, que cerró la página web de Crónica y pretendió no reconocerla como propia, descargando en testaferros y gerentes éstas y otras responsabilidades. Y siguen las firmas.

Por todo esto, en la lucha de Infosic hay mucho en juego. En ella se dirime si los trabajadores de prensa estamos dispuestos a convertirnos en una legión de factureros, periodistas golondrina, que saltan de un medio a otro según las oscilaciones y conveniencias empresarias, superexplotados, sin estabilidad ni acceso a la seguridad social y la salud, con salarios de miseria, o si aspiramos a otra cosa.

En la lucha por la reincorporación de todos y cada uno de los trabajadores de Infosic, el gremio de prensa en su conjunto tiene una excelente oportunidad para seguir expresando su convicción de que no se resigna a ser el pato de la boda de más enjuagues empresarios.

Los compañeros de Infosic, por su parte, no han cedido un milímetro en su predisposición a la lucha, ni se ha resquebrajado un ápice su ánimo combativo. Mantienen la ocupación de la agencia y diariamente realizan acciones de propaganda, piquetes y manifestaciones.

Ahora lanzaron otra importante iniciativa. Han convocado a un segundo Encuentro de trabajadores de prensa, que se realizará el lunes 14 de febrero a las 19, en las instalaciones de la agencia ocupada, en Humberto 1º 2286 (y Pichincha).

La Naranja de Prensa llama a todos los trabajadores del gremio a movilizarse en solidaridad con los compañeros, y a concurrir al Encuentro, por ningún despido en Infosic, por el pago de los salarios, por la defensa de los puestos de trabajo.

La Naranja de Prensa 9 /02/05

Infosic: sigue la movilización y la lucha por reincorporar a todos los despedidos

Infosic: sigue la movilización y la lucha por reincorporar a todos los despedidos

A un mes de iniciado el conflicto en Infosic/Infofax luego del despido de 25 trabajadores del área de agencia de noticias, los compañeros no han cedido un milímetro en su predisposición a la lucha, ni se ha resquebrajado un ápice su ánimo combativo.

Infosic: sigue la movilización y la lucha por reincorporar a todos los despedidos

A un mes de iniciado el conflicto en Infosic/Infofax luego del despido de 25 trabajadores del área de agencia de noticias, los compañeros no han cedido un milímetro en su predisposición a la lucha, ni se ha resquebrajado un ápice su ánimo combativo.

Se mantiene la ocupación de la agencia, con sus respectivas guardias nocturnas, y diariamente se realizan acciones de propaganda, piquetes y manifestaciones, cuyo punto más alto fue el masivo festival que se realizó el sábado 29 de enero en las puertas de la agencia, donde se congregaron centenares de compañeros.

En la otra división de la empresa, la auditora de medios Infofax, la situación represiva, antisindical y de persecución se ha agravado. Los delegados siguen sin poder entrar, arrecian las suspensiones y se mantiene la militarización de la planta.

Por otro lado, la masiva solidaridad popular y del gremio de prensa que ha concitado el conflicto obligó al Gobierno nacional a tomar cartas en el asunto, al punto que los trabajadores fueron recibidos directamente por el ministro de Trabajo Carlos Tomada, quien por ahora no ha hecho más que “comprometerse” a “buscar una salida al conflicto”. Los trabajadores, sin embargo, siguen confiando en sus propias fuerzas y en las perspectivas de movilización del gremio prensa, las únicas garantías de victoria.

El domingo pasado provocaron un enorme revuelo en el ambiente bucólico que rodea el country “La Escondida”, en Tigre, adonde fueron a escrachar a Szpolski. Ayer volvieron a realizar una manifestación frente a la revista 23, y la FUBA tiene en plena preparación las medidas de boicot al diario universitario “La U”, que es parte del grupo empresario que lidera Szpolski.

Además, para el viernes se ha convocado a un nuevo encuentro de trabajadores de prensa, que será plataforma para poner fecha y lugar a una gran movilización de todo el gremio hacia los poderes del Estado, que hasta ahora no ha dispuesto ni una sola medida contundente que obligue a Szpolski y sus secuaces, como Luis Cetrá, dueño de Radio Rivadavia, Fernando y Gastón Sokolowicz, de Página 12, a acatar la conciliación obligatoria, comparecer y dar alguna respuesta a la situación.

Corresponsal de la Naranja de Prensa
4/02/05

No permitamos ningún despido en Infosic

Todos a Callao 110, el lunes a las 14, para apoyar a los compañeros

No permitamos ningún despido en Infosic

Todos a Callao 110, el lunes a las 14, para apoyar a los compañeros

No permitamos ningún despido en Infosic

Los trabajadores de la agencia nacional de noticias Infosic se encuentran desde el viernes 7 de enero pasado en estado de asamblea permanente dentro de las instalaciones de la empresa ante un nuevo intento de la patronal de cerrar la fuente de trabajo tras decidir el despido de 24 compañeros, es decir la casi totalidad de la planta. Además, en una acción terrorista, la patronal cortó por su propia mano el servicio de envío de noticias a los clientes e hizo caer la página de Internet, para darle un golpe mortal a la empresa y cerrar cualquier intento de los trabajadores de sostener, como en otras oportunidades, ellos mismos el servicio ante el vaciamiento patronal.
La ofensiva es tan brutal que para quebrar la ocupación de Infosic la patronal presentó hoy domingo una denuncia por usurpación de la sede de la empresa y montó un piquete policial para impedir el ingreso de los compañeros que tienen que renovar las guardias de la toma, lo que fue sorteado por los trabajadores.
En tanto, los compañeros de Infofax, el otro sector de la empresa controlada por el vaciador profesional Szpolski, – dueño del diario universitario “La U” y quien acaba de comprar la revista “Veintitrés” por cientos de miles de dólares- han emprendido acciones de lucha para solidarizarse con los trabajadores de la agencia pero deben lidiar con la presencia de por lo menos diez patovicas armados contratados por la patronal para copar el lugar de trabajo e impedir que se suelde la unidad que tantas veces fue decisiva para frenar las agresiones y alcanzar la victoria.
El gremio de prensa, por su parte, ya está involucrado en el asunto. Desde las primeras horas del mismo viernes en que se anunciaron los despidos, comenzaron los pronunciamientos de solidaridad de distintas comisiones internas del gremio, las colectas para sostener el fondo de huelga y desde el fin de semana se inició un desfile incesante de activistas y delegados que visitan la sede de Humberto 1º y Pichincha para apoyar la lucha.
No es la primera vez que Szpolski pretende cerrar la agencia, tampoco fue el único que quiso hacerlo. Pero tanto él como los anteriores patrones que lo intentaron fueron derrotados.
El gremio de prensa ha tomado en cada oportunidad la lucha de Infosic/Infofax como una cuestión de honor, pero también como un punto de reagrupamiento y emblema. Entiende, agudamente, que el enfrentamiento con las distintas patronales que, desde César Mansilla en adelante (responsable de la imagen del otrora candidato a jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri), han intentado cerrar Infosic, es una pelea contra una estrategia patronal mayor.
Bajo la batuta, ahora, de personajes impresentables e inescrupulosos como Sergio Szpolski, en este caso amigo de Ibarra, ligado a la quiebra del Patricios y denunciado por estafador por los familiares de víctimas de la AMIA; Luis Cetrá, dueño de Radio Rivadavia; Fernando y Gastón Sokolowicz, del grupo pagina 12; se arman estructuras empresariales ad hoc que “entran y salen” del negocio comprando, vaciando y cerrando medios al servicio de una reestructuración que, seguida de cerca y /o orquestada por los grandes pulpos de la prensa, busca por todos los medios profundizar el proceso de concentración de empresas periodísticas, lo que dejará un tendal de despidos, rebajas salariales y más deterioro de las condiciones de trabajo.
La lucha tiene que ser, entonces, de conjunto. Tenemos que ir por ningún despido en Infosic usando los mas diversos métodos de lucha en todos los sectores de la empresa y por sostener la permanencia en las instalaciones de la agencia y por extender la lucha a todo el multimedio que armó Szpolski.
La Naranja de Prensa llama a todos los trabajadores del gremio a movilizarse en solidaridad con los compañeros. Tenemos, mañana mismo, una cita extremadamente importante, cuando los trabajadores de la agencia concurran, a las 14, a la sede del Ministerio de Trabajo de Callao 110, para sostener una audiencia con las autoridades laborales a la que ha sido convocada la patronal. Todos tenemos que estar ahí, para acompañarlos, para manifestarles nuestro apoyo.

La Naranja de Prensa

12-01-05

Triunfo en Infosic / Infofax: Les pararon la mano: ni cierre, ni despidos, ni rebaja salarial

Triunfo en Infosic / InfofaxLes pararon la mano: ni cierre, ni despidos, ni rebaja salarial

Triunfo en Infosic / InfofaxLes pararon la mano: ni cierre, ni despidos, ni rebaja salarial

Luego de casi cinco meses de intensa lucha, los trabajadores y las trabajadoras de Infosic / Infofax han obtenido un rotundo triunfo. Han obligado a los patrones (el grupo Devicom-Media Strategy, asociado con el consultor del poder Mansilla) a buscar otra alternativa: tuvieron que traspasar la empresa. Los nuevos dueños (el grupo Invermedia, en el que revisten Spolsky, Sokolowicz y Ramiro Agulla, entre otros) han aceptado respetar las actuales condiciones de trabajo y la totalidad de la planta laboral. Han anunciado, además, que respetarán los plazos que marca la ley para el pago de los sueldos y aguinaldos, y otras reivindicaciones levantadas desde hace mucho.
Los ex patrones de la empresa periodística habían anunciado una reestructuración que incluía una rebaja salarial del 35% en promedio y el despido de 25 compañeros. La alternativa a esta opción, decían, era el cierre y la pérdida de los 100 puestos de trabajo: si los trabajadores no aceptaban estas premisas, los salarios no iban a ser pagados. Pese a estas amenazas, los trabajadores decidieron luchar.
La difusión del conflicto logró sobrepasar la barrera de silencio que las patronales de la comunicación establecieron. Los trabajadores supieron aprovechar las elecciones porteñas ya que la patronal, no quería afectar sus profundas relaciones con Macri y con Ibarra. Desde otras empresas periodísticas se demostró la solidaridad de clase mediante diversas colectas de los trabajadores para el Fondo de Lucha, a pesar de que la burocracia no elaboró un volante ni un afiche (reclamado por los trabajadores en asamblea) y ni siquiera dedicó una línea de su periódico.
La cobertura solidaria se logró a través de la intervención de otras internas combativas del gremio y la relación que los trabajadores establecieron con el movimiento piquetero. Así, participaron tanto de la ANT de Lanús como de la gran marcha del 3/9, en la que una columna de piqueteros del Bloque Nacional acompañaron a los trabajadores para hacer un escrache a las lujosas oficinas patronales. También nos movilizamos al debate Macri-Ibarra, obteniendo la atención de las cámaras televisivas con una ruidosa columna.
En el Ministerio de Trabajo persiguieron a huevazos al gerente general de la empresa, ante sus anuncios vacíos. En el interior de la compañía comenzaron paros de incremento progresivo. Estas acciones obligaron a la empresa a abonar los salarios.
Esta situación produjo un debate entre los trabajadores: ¿qué hacer frente a una patronal que aduce una crisis terminal? En principio, la crisis no nos constaba y, de existir, debían pagarla quienes se habían enriquecido con la compañía a lo largo de los años anteriores y no el personal que la sostenía. Esta caracterización produjo una política de clase en defensa de los intereses de los trabajadores: se debía formar una Comisión de Fiscalización que abriera las cuentas de la empresa y tuviera poder de veto, y se debía establecer una Mesa de Trabajo con el Estado para analizar diferentes alternativas frente al curso de una patronal que había demostrado ser negrera. Esta propuesta fue defendida por la asamblea y por la Comisión Interna en las negociaciones en la cartera laboral. Mientras tanto, la lucha y la acción directa continuaban. Los trabajadores eran conscientes de que de ellos dependía la manutención de la fuente de trabajo, esto es, la gestión obrera.
Una vez más, los asalariados hemos demostrado que, cuando llevamos adelante una orientación clasista, somos los únicos garantes de la estabilidad y la manutención de los derechos laborales. Y que frente al chantaje de “la crisis”, la acción directa es la única alternativa efectiva. Resulta necesario que esta política sea levantada por un gremio que comienza a ponerse otra vez de pie.

Andrés y Judas
La Naranja de Prensa, 11 de diciembre de 2003

Frenan despidos en Infosic / Infofax

Un mes de cacerolazos y plan de lucha
Frenan despidos en Infosic / Infofax (Boletín Naranja, noviembre 2002)

Un mes de cacerolazos y plan de lucha
Frenan despidos en Infosic / Infofax (Boletín Naranja, noviembre 2002)

El jueves 31 de octubre los trabajadores de Infosic / Infofax frenaron el despido de dos compañeras. Como un reflejo del estado de movilización que reina en la agencia, la patronal no esperó a que terminara la asamblea que se había convocado para dar respuesta a la medida y reculó con su decisión, dada a conocer esa misma tarde. Los trabajadores, en tanto, estaban casi a punto de votar una firme resolución de lucha en defensa de las despedidas, que ni siquiera hizo falta poner en práctica: la patronal dio marcha atrás antes.

La victoria fulminante de los compañeros traduce, además, el estado de ánimo generado por el inicio, hace un mes, de un plan de lucha votado en una masiva y combativa asamblea. Todo esto luego de una serie de negociaciones llevadas a cabo en el Ministerio de Trabajo y de que, en las mismas, la patronal pateara el tablero, desdiciéndose de las propuestas conciliadoras a las que se había llegado.

Los trabajadores han decido actuar porque la agencia de noticias está casi paralizada por la decisión empresaria de no destinar fondos a su funcionamiento, en una medida que apunta a desmoralizar a los trabajadores (aunque les salga el tiro por la culata, creando indignación y ánimo para la lucha).

Por otro lado, la empresa ha manifestado su intención de dejar por fuera del estatuto y del convenio de prensa a todo un sector de trabajadores, con burdos argumentos. A todo esto, se le suma el retraso en el pago de los salarios y el intento de obtener un Procedimiento preventivo de crisis que la habilite a suspender trabajadores o bien despedirlos abonándoles indemnizaciones de miseria.

La asamblea votó iniciar un plan de lucha comenzando con cacerolazos en todos los turnos. La medida fue cumplida con vigor por la gran mayoría de los trabajadores. El primero de los cacerolazos provocó que apareciera el dinero de los salarios, ya que la empresa pretendía alargar más la demora en pagarlos.

Como parte del plan de lucha, los trabajadores empapelaron la empresa con las consignas reivindicatorias y se encontraban prestos a iniciar un nuevo cacerolazo, un “cementerio de sillas” para denunciar el estado deplorable del mobiliario de la agencia como parte del vaciamiento y la distribución, vía e mails, de un “álbum de fotos” para que la opinión pública conozca las condiciones lamentables en las que se encuentran trabajando. En esto la empresa también dio marcha atrás y compró sillas y computadoras bajo la presión de los trabajadores. Todas estas medidas conforman, sin embargo, los primeros pasos de un plan de lucha que continuará hasta lograr todos los objetivos.

Infofax/Infosic: una nueva etapa

Infofax/Infosic: una nueva etapa

Infofax/Infosic: una nueva etapa

Después de una serie de incumplimientos y de provocaciones por parte de la patronal, el mismo grupo de trabajadores que impidió el cierre de la empresa, paró despidos y reforzó su organización sindical va preparándose para dar pasos adelante. El mes pasado, por ejemplo, aún en un clima de franca hostilidad antisindical y de aprietes y maniobras, una asamblea de trabajadores decidió que no iba a permitir más postergaciones en el ya irregular sistema de cobro de su salario y, ante la mera percepción de que los compañeros estaban dispuestos a pasar a la acción, la patronal no tuvo más alternativa que hacer aparecer el dinero del sueldo de los trabajadores en tiempo y forma.

La parte empresarial, sin embargo, ha anunciado su intención de no convalidar el Convenio Colectivo ni los Estatutos para todo un sector de los trabajadores. Esta intención ha sido rechazada y se ratificó que la defensa de nuestros derechos está más vigente que nunca.

En este sentido, se decidió apoyar con todo la lucha de los compañeros de Perfil. Por eso Infofax/Infosic formó parte del centenar de redacciones que, en todo el país, cumplió con los aplausos convocados por los trabajadores de la Editorial en lucha, el 4 de julio, y una delegación se hizo presente, el día 8, en el acto convocado por los compañeros de la Editorial, cuando promediaba el conflicto. Las amenazas y las provocaciones no pudieron impedir, además, que se llevara adelante la colecta para el fondo de huelga de los compañeros de Perfil.

En una situación en la que los salarios se pagan con retraso, se intima a los trabajadores nuevos a no participar de las asambleas y un clima cada vez más tenso con la patronal, se perfila una intervención de lucha por parte de los trabajadores de la empresa. Las experiencias anteriores de Infofax/Infosic y la actual epopeya de Perfil demuestran que sólo con la lucha se logra parar los ataques de los empresarios. Es hora de pararlos.

Corresponsal, 6 de agosto de 2002
Publicado en el Boletín de La Naranja, de agosto de 2002

Organizados, los trabajadores de Infofax/Infosic inician una nueva etapa

Organizados, los trabajadores de Infofax/Infosic inician una nueva etapa

Después de una serie de incumplimientos y de provocaciones por parte de la patronal, el mismo grupo de trabajadores que impidió el cierre de la empresa, paró despidos y reforzó su organización sindical va preparándose para dar pasos adelante. Entre la gran lucha de finales del año pasado y la actualidad hubieron una serie de retiros voluntarios que plantearon una nueva situación y un tiempo de reagrupamiento que desemboca en esta etapa.

Organizados, los trabajadores de Infofax/Infosic inician una nueva etapa

Después de una serie de incumplimientos y de provocaciones por parte de la patronal, el mismo grupo de trabajadores que impidió el cierre de la empresa, paró despidos y reforzó su organización sindical va preparándose para dar pasos adelante. Entre la gran lucha de finales del año pasado y la actualidad hubieron una serie de retiros voluntarios que plantearon una nueva situación y un tiempo de reagrupamiento que desemboca en esta etapa.

La parte empresarial ha anunciado su intención de no convalidar el Convenio Colectivo ni los Estatutos para todo un sector de los trabajadores. Esta intención ha sido rechazada y se ratificó que la defensa de nuestros derechos está más vigente que nunca.

En este sentido, se decidió apoyar con todo la lucha de los compañeros de Perfil. Por eso se cumplieron los aplausos, una delegación se hizo presente en el acto convocado por los compañeros de la Editorial en lucha y se participó del Encuentro de Trabajadores. En este marco, se realizó una colecta para el fondo de huelga de los compañeros. El director de la empresa rompió entre gritos la urna en que juntábamos los pesos que expresaban nuestra solidaridad, en una clara provocación intimidatoria, que expresa también la solidaridad de clase entre las patronales de las distintas empresas de prensa (y de todas las patronales).

A este hecho opusimos nuestra propia solidaridad de clase, continuando con la recolección de fondos. Pero las provocaciones no cesaron, llegando hoy al punto de manifestar el cese del diálogo con la comisión interna.

En una situación en la que los salarios se pagan con retraso, se intima a los trabajadores nuevos a no participar de las asambleas y un clima cada vez más tenso con la patronal, se perfila una intervención de lucha por parte de los trabajadores de la empresa. Las experiencias anteriores de Infofax/Infosic y la actual epopeya de Perfil demuestran
que sólo con la lucha se logra parar los ataques de los empresarios. Es hora de pararlos.

Corresponsal

Anuncian despidos masivos en Infofax/Infosic

Anuncian despidos masivos en Infofax/Infosic

Anuncian despidos masivos en Infofax/Infosic

El empresario César Mansilla, jefe de la consultora de medios y asesora de imagen Nueva Comunicación, anunció hoy el despido de 60 trabajadores de la empresa Infofax SA, que desempeñan sus tareas en el sector de la agencia de noticias Infosic.Los trabajadores de Infofax/Infosic repudiamos esa maniobra y advertimos nuestra disposición a encarar todas las medidas, dentro de la ley, para defender nuestra fuente de trabajo. Al anunciar las cesantías, el empresario puso como argumento la crisis económica, a pesar de que meses atrás vendió parte de Nueva Comunicación en 20 millones de dólares, no sometidos a las restricciones del corralito.La empresa Infofax/Infosic factura más de 100 mil pesos mensuales y cuenta entre sus principales clientes a gran parte de la estructura del Gobierno, a los bancos más importantes del país (incluso ABA) y a empresas como Telefónica, Repsol-YPF, Aeropuertos Argentina 2000, Torneos y Competencias, Mc Donald’s, Siemens, Shell, Coca Cola, Visa, Metrogás, Edesur, Metrovías, Disco, Autopistas del Sol y Aguas Argentinas, entre otras.

TRABAJADORES INFOFAX-INFOSIC
————————————————————–
La Naranja de Prensa