Pronunciamiento del Plenario de Delegados de Prensa frente a las elecciones amañadas en la UTPBA

La Comisión General Administrativa (CGA) de la UTPBA fijó fechas de elecciones para la ratificación de sí misma los días 16 y 17 de abril próximos, en las que los afiliados tendrán la oportunidad de votar a una única lista de candidatos, la oficialista.

La Comisión General Administrativa (CGA) de la UTPBA fijó fechas de elecciones para la ratificación de sí misma los días 16 y 17 de abril próximos, en las que los afiliados tendrán la oportunidad de votar a una única lista de candidatos, la oficialista.

Los comicios se llevarán a cabo un año y medio después del vencimiento de los mandatos de la CGA, y con un padrón de afiliados que diversas agrupaciones opositoras denunciaron plagado de irregularidades ante la Justicia, que hizo lugar al reclamo, dispuso la suspensión de los comicios en tres oportunidades y pidió al ministerio de Trabajo una revisión del listado.

 Mientras tanto se aguardaba la decisión de Trabajo, gran parte de la oposición insistió con la presentación de una lista reformulada de candidatos a la conducción de la UTPBA que la Junta Electoral (oficialista) rechazó con el argumento de que habían sido confeccionadas con “planillas viejas”.

Para no quedar excluída de la elección, la lista opositora multicolor “Frente de Unidad” acreditó ante ése Ministerio su voluntad de presentarse, lo cual derivó en otra impugnación por parte de la Junta Electoral.

inalmente, Trabajo no revisó el padrón y luego de conceder sucesivas extensiones administrativas del mandato a la CGA que encabeza Lidia Fagale, habilitó las “elecciones”.

a fecha dispuesta se superpone con el período en el cual la organización sindical debería estar abocada prioritariamente a las Paritarias 2015, respecto de las cuales decidió excluir a los delegados paritarios electos por los trabajadores de prensa, tal como lo hizo en el 2014, negociando salarios a la baja.

Así las cosas, el Plenario autoconvocado de Delegados de prensa escrita, oral y televisiva denuncia esta amañada elección ante los compañeros trabajadores de prensa y resolvió NO AVALARLA CON EL VOTO.

Asimismo, y en base al reciente pronunciamiento de mas de dos mil compañeros a través de un plebiscito, se continuará trabajando, para poner en marcha una nueva organización sindical antiburocrática al servicio de los trabajadores y en defensa de los derechos contemplados en los estatutos y convenios que regulan la actividad.

Por la preservación de los puestos de trabajo.

Por salarios y condiciones de trabajo dignos.

 

Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa.

Una victoria por knock out

Sindicato de los trabajadores, ni con los gobiernos, ni con los patrones”.

Con este canto, surgido de las gargantas de los presentes, se celebró la excepcional participación del gremio de prensa en el cierre del plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva.

Sindicato de los trabajadores, ni con los gobiernos, ni con los patrones”.

Con este canto, surgido de las gargantas de los presentes, se celebró la excepcional participación del gremio de prensa en el cierre del plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva.

Fueron más de 2.100 los votantes. Solo 72 lo hicieron por el NO. Dos mil, por el SI, respaldando la decisión del plenario de abandonar la Utpba, poniendo fin a 30 años de dominio de un grupo de parásitos.  El registro de votantes fue excepcional.

Para comprender la dimensión de lo sucedido basta comparar las cifras de votación con el último registro electoral en Utpba que data del lejano 2010. En esa oportunidad, votaron 840 trabajadores en empresas periodísticas de la Capital, con la mala fortuna (para la burocracia), que perdió 470 a 370. El padrón trucho que gentilmente aportara al sindicato Sabbatella y otros de su especie, no pudo ocultar el principio del fin, esto es, que en las empresas, donde existen trabajadores reales, la burocracia centroizquierdista de la Utpba era profundamente odiada.

La derrota electoral de la burocracia fue un golpe mortal a su dominio hegemónico. El gremio fue reorganizado con el surgimiento de nuevos delegados. Se arrancó una paritaria con paritarios y mandatos electos y discutidos en asamblea y, luego de 20 años, volvieron los plenarios de delegados, el día del gremio y los planes de lucha que arrancaron la escala salarial y el primer aumento paritario.   

La burocracia de la Utpba olfateó, entonces, su defunción. Para evitarla, organizó las elecciones gremiales más truchas de la historia, intentando usar de padrón la “guía telefónica”. El “compañero” Tomada hizo la vista gorda, pero la justicia suspendió las elecciones el año pasado frente a tamaño fraude. Desde septiembre de 2013, la burocracia viene recibiendo la bendición de la cartera laboral quien gentilmente, les renueva trimestralmente los mandatos vencidos.

El plebiscito no solo le fue impuesto a la burocracia de la Utpba, sino también, y fundamentalmente, a las patronales. En su inmensa mayoría, las urnas funcionaron dentro de las empresas, viviéndose un clima de fiesta y de alegría al sentir que de una vez por todas, se termina el dominio de unos zánganos que han sido agentes de las patronales oficialistas y opositoras.

La masividad del voto refleja también un profundo cambio en la conciencia del gremio de prensa. En ocasión de la Ley de Medios, el kirchnerismo logró una victoria no menos importante en su lucha contra Clarín al recibir el apoyo de centenares de trabajadores de prensa para quienes Magnetto representaba y representa el “eje del mal” por los despidos y la persecución sindical en el diario. La percepción en el tiempo, de que la ley es un engaño, que ha operado como un simple reparto de la comunicación entre grandes monopolios y además, el regalo a las telefónicas con la ley de Telecomunicaciones – sumado a orfandad en la que ha dejado a los medios alternativos con sus reclamos del 33% que les pertenece por la Ley de Medios – y, más en general, el dominio de la escena por los Milani, los Berni, los Chevron, la defensa de Tomada de la burocracia de la Utpba, el ajuste y cía. han terminado con toda expectativa, colocando al gremio en otra dirección.

La Naranja de Prensa ha sido pionera en la lucha por este nuevo sindicato que nace. Lo hicimos con la convicción de la necesidad de un único gremio que represente a todos los trabajadores de prensa. No hay, ni ha habido, paralelismo sindical alguno. La Utpba ha sido y desde el 18 de diciembre lo es más, un gremio vacío. Lo prueba que el 95 % de los delegados son opositores a la burocracia. Simplemente, el Plenario de Delegados decidió poner fin a una anomalía poniendo las cosas en su lugar.  Nos esperan meses excepcionales.

Saludos de ATRANA

La Asociación de Trabajadores de Radio Nacional ATRANA, saluda a los compañeros de prensa que han llevado adelante el plebiscito en pos de una nueva organización de los trabajadores.

La Asociación de Trabajadores de Radio Nacional ATRANA, saluda a los compañeros de prensa que han llevado adelante el plebiscito en pos de una nueva organización de los trabajadores.

Abogamos por una nueva organización independiente del estado y las patronales y tendiente a expulsar a la burocracia del gremio.

Felicitaciones por la iniciativa y quedando a su disposición nos despedimos fraternalmente. 

Cecilia Bari

Secretaria General Atrana

Saludos del SITRAIC

Compañeros de Prensa:

Saludamos fraternalmente a todos los compañeros y compañeras de prensa por el ejemplar plebiscito realizado, que muestra claramente la voluntad de la inmensa mayoría de los periodistas de construir un nuevo sindicato. 

Compañeros de Prensa:

Saludamos fraternalmente a todos los compañeros y compañeras de prensa por el ejemplar plebiscito realizado, que muestra claramente la voluntad de la inmensa mayoría de los periodistas de construir un nuevo sindicato. 

Un  nuevo sindicato es la respuesta de lucha a una burocracia, que ya hace mucho ha dejado de ser un sindicato, para transformarse en una agencia del Ministerio de Trabajo y las patronales y que ha estado ausente de los cuerpos de delegados y de toda lucha por las reivindicaciones de los periodistas.

Los que venimos construyendo el Sitraic, vivimos una similar experiencia de vaciamiento del sindicato de la UOCRA, hoy a cargo del agente del Batallón  601 Gerardo Martínez. Por eso, estamos desarrollando nacionalmente un sindicato de base, de clase, independiente de patronales y del Estado.

El nuevo sindicato que están construyendo lo necesitan los trabajadores de prensa y también el conjunto del movimiento obrero. Que el formidable cuerpo de delegados de los trabajadores de prensa se transforme en un sindicato es un enorme paso al frente de la clase obrera.

Nuestros saludos y todo nuestro apoyo.  

Víctor Grosi

Sec Gral. del Sitraic 

Saludo de la Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA

La Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA saluda fraternalmente a las y los compañeros trabajadores de prensa que protagonizaron un plebiscito ejemplar por la necesidad de construir un nuevo sindicato.

La Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA saluda fraternalmente a las y los compañeros trabajadores de prensa que protagonizaron un plebiscito ejemplar por la necesidad de construir un nuevo sindicato.

Hemos seguido con enorme atención desde ya hace unos años todo el proceso que, desde abajo, desde las redacciones y lugares de trabajo, se fue conformando alrededor de la lucha paritaria y en torno a la defensa de todos y cada uno de los puestos de trabajo en un cuadro de enorme precarización laboral. Todo, frente a una burocracia que usurpó Utpba definitivamente y con la complicidad del ministerio de Trabajo.

Fue precisamente desde esa intensa movilización de donde se preparó este terreno que hoy se expresa en este pronunciamiento masivo y macizo.

Hace 15 años, en AGD iniciábamos un proceso similar desde las comisiones internas para construir un sindicato de base, de clase, independiente de patronales y del Estado.

Les hacemos llegar nuestro fraternal saludo y el deseo (que es convicción) de que ya empiecen a poner en pie un sindicato para las luchas por venir. Lo necesitan los trabajadores de prensa pero también el conjunto del movimiento obrero.

Santiago Gándara

Secretario de Prensa de AGD UBA

Por Mesa Ejecutiva AGD UBA

LOS TRABAJADORES DECIDIMOS: VAMOS POR UN NUEVO SINDICATO DE PRENSA

En un plebiscito masivo, sin precedentes en la historia del gremio, los trabajadores de prensa de la Ciudad se han pronunciado por la formación de un nuevo sindicato.
Más de 2.100 compañeras y compañeros votaron el 17 y 18 de diciembre en el Plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva. A favor del SÍ votaron 2.043 trabajadores, por el NO lo hicieron 72. 
En un plebiscito masivo, sin precedentes en la historia del gremio, los trabajadores de prensa de la Ciudad se han pronunciado por la formación de un nuevo sindicato.
Más de 2.100 compañeras y compañeros votaron el 17 y 18 de diciembre en el Plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva. A favor del SÍ votaron 2.043 trabajadores, por el NO lo hicieron 72. 
El resultado refleja una decisión irrevocable de los trabajadores de prensa de decir basta a una burocracia ilegítima y antidemocrática, enquistada desde hace 30 años en el sindicato, y que ha usurpado el gremio mediante un padrón trucho.

Los trabajadores con su voto le han dado la espalda a todos estos atropellos. 

Se abre una nueva etapa. El veredicto en las urnas ha dejado planteada la necesidad de construir un sindicato democrático, de cara a las bases, que funcione bajo el método de asambleas, tal como ha sido hasta hoy el aplicado por el Plenario de Delegados.

Masiva participación en el plebiscito por un nuevo sindicato de prensa

Más de 800 compañeros de todas las redacciones se han pronunciado en la primera jornada del plebiscito convocado por el plenario de delegados de prensa escrita, radial y televisiva sobre la creación de un nuevo sindicato de prensa.

Más de 800 compañeros de todas las redacciones se han pronunciado en la primera jornada del plebiscito convocado por el plenario de delegados de prensa escrita, radial y televisiva sobre la creación de un nuevo sindicato de prensa.

 La votación continuará mañana jueves en la TV Pública, Radio América, Clarín, El Cronista, Telefé, BAE, La Nación, Rock & Pop, DyN, NA, Télam, Comunidad Virtual, Revista XXIII, Publiexpress, Infobae, Minuto Uno, Miradas al Sur, Revistas Premium e InfoNews.

 También habrá urnas generales para trabajadores de medios sin organización gremial, colaboradores y desocupados en Radio Nacional, Tiempo Argentino, Página/12, Perfil y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA).

Invitamos al gremio a participar masivamente en el plebiscito sobre la construcción de una verdadera herramienta gremial al servicio de los trabajadores.

 

Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva

En las vísperas de un nuevo gremio de prensa

Centenares de compañeros de todas las empresas periodísticas de la ciudad votarán el miércoles 17 y el jueves 18 en el plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva para la formación de un nuevo sindicato.

El plebiscito consagrará en el plano formal el enorme repudio de los trabajadores de prensa de la Capital con la burocracia podrida de la Utpba, que destruyó el sindicato para transformarlo en el botín de un grupo de parásitos.

Centenares de compañeros de todas las empresas periodísticas de la ciudad votarán el miércoles 17 y el jueves 18 en el plebiscito convocado por el Plenario de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva para la formación de un nuevo sindicato.

El plebiscito consagrará en el plano formal el enorme repudio de los trabajadores de prensa de la Capital con la burocracia podrida de la Utpba, que destruyó el sindicato para transformarlo en el botín de un grupo de parásitos.

El desprecio masivo del gremio a la burocracia no es nuevo. A pesar de la desafiliación masiva, ya en 2010, la oposición nucleada en el Frente de Unidad ganó las elecciones de la Utpba en las empresas periodísticas de Capital por el 54 % de los votos. El padrón trucho aportado por punteros de partidos patronales del Gran Buenos Aires, con el mismísimo Sabbatella haciendo punta, impidió no solo consagrar el triunfo, sino también obtener la minoría. 

Desde el 2010 para acá hubo un poderoso movimiento de reconstrucción del tejido gremial, que recuperó el día del gremio y las paritarias con paritarios electos en asamblea, organizó el primer paro general en décadas y puso en pie una comisión interna en Clarín, luego de 12 años sin delegados.

El Plenario Autoconvocado surgió como respuesta a la descomposición y la parálisis de la burocracia y como organizador del rechazo a las elecciones con padrón recontratrucho que la burocracia ha intentado convocar desde hace un año y que fueran impedidas hasta hoy por cinco fallos judiciales.

Pasando por encima de la justicia, el ministro Tomada salió en socorro de la Utpba prorrogando los mandatos vencidos. La cartera laboral ha jugado fuerte en defensa de la burocracia, con un gobierno jugado a un ajuste en gran escala. El objetivo ministerial ha sido el de liquidar todo el proceso de recomposición existente en el gremio buscando quebrar de raíz el método de paritarios electos en asamblea que ha permitido impulsar la lucha por el salario y el conjunto de reivindicaciones.

Bajo ningún concepto, debemos entender la descomposición de la Utpba como el de una burocracia inexistente o inservible. La ausencia de la Utpba en cualquiera de las cinco centrales muchas veces ha sido criticada como la de una burocracia que no fija posición. Creer esto es un error. La burocracia ha jugado bajo el kirchnerismo con objetivos propios de preservación de aparato cumpliendo un inestimable papel frente a patronales oficialista y opositoras, desorganizando al gremio de prensa y siendo funcional a los K y a Magnetto en función de sus propios intereses. Su acción más criminal si se quiere, fue la de impedir a los trabajadores de prensa aprovecharse de la grieta abierta por el enfrentamiento entre el kirchnerismo y Clarín por la ley de medios, para desarrollar un debate a fondo por la libertad de expresión que cuestionase el monopolio de los medios de prensa en manos de los Szpolski, Magnetto, Olmos y Fontevecchia. Otro habría sido el cantar entonces, ya que hubiéramos tenido sí, una verdadera “década ganada”.

El nuevo sindicato de prensa que nace hoy del Plebiscito tendrá, una enorme tarea por delante. 

El desafío está asumido.

¡Vamos con el Plenario Autoconvocado!

La Naranja de Prensa

Plebiscito del 17 y 18

Vos decidís sobre la creación o no de un sindicato de prensa al servicio de los trabajadores y de las trabajadoras.


VOTAN TODOS: AFILIADOS Y NO AFILIADOS

Vos decidís sobre la creación o no de un sindicato de prensa al servicio de los trabajadores y de las trabajadoras.


VOTAN TODOS: AFILIADOS Y NO AFILIADOS

 

URNAS EN TODAS LAS EMPRESAS Y URNAS GENERALES

LISTADO DE URNAS GENERALES:

Pagina/12. Solis 1525 (Constitución), de 11 a 21 (ver mapa)
Radio Nacional. Maipú 555 (Microcentro), miércoles de 7 a 19.30 y jueves de 11 a 20. (ver mapa)
ARGRA. Venezuela 1433 (Montserrat), de 12 a 20 (ver mapa)
Perfil. Chacabuco 271 (Centro), de 12 a 18 (ver mapa)
Tiempo Argentino, Amenábar 23 (Palermo), de 11 a 21. (ver mapa)


En las urnas generales podrán votar quienes trabajan en empresas sin Comisión Interna o sin urna, trabajadores de prensa desocupados y colaboradores. En todos los casos deberán presentarse con DNI y recibo o factura que acredite la relación laboral. Votan todos, afiliados y no afiliados. 

Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Escrita, Radial y Televisiva

Vamos por el nuevo sindicato

El gremio de prensa ha dado un paso decisivo hacia la formación de un nuevo sindicato. Un masivo Plenario Autoconvocado de Delegados resolvió la realización de un plebiscito el 17 y 18 de diciembre en todas las empresas periodísticas de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de resolver la puesta en pie de una nueva organización gremial.

El plenario había sido convocado frente a la posibilidad de que la burocracia de la Utpba realizase, luego de 14 meses de mandato vencido y un sin fin de impugnaciones judiciales, una farsa electoral con el objetivo de perpetuarse en el poder.

El gremio de prensa ha dado un paso decisivo hacia la formación de un nuevo sindicato. Un masivo Plenario Autoconvocado de Delegados resolvió la realización de un plebiscito el 17 y 18 de diciembre en todas las empresas periodísticas de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de resolver la puesta en pie de una nueva organización gremial.

El plenario había sido convocado frente a la posibilidad de que la burocracia de la Utpba realizase, luego de 14 meses de mandato vencido y un sin fin de impugnaciones judiciales, una farsa electoral con el objetivo de perpetuarse en el poder.

En este largo año, la burocracia sólo pudo mantenerse por el sostenimiento del Ministerio de Trabajo que le prorrogó el mandato y le dio la exclusividad en la negociación salarial. Esto terminó en una vulgar entrega de nuestros salarios, con un incremento del 21% para todo el año.

Tomada convalidó a esta burocracia para quebrar de raíz el excepcional proceso de reorganización del gremio, en el marco de un ajuste brutal y una reorganización capitalista en los medios de prensa. En los últimos años, con eje en el reclamo de paritarias impulsado por La Naranja de Prensa, se puso en pie el Plenario Autoconvocado. Mediante paros generales y movilizaciones se lograron escalas salariales únicas y se obligó a la cartera laboral, a la burocracia y a las patronales a reconocer a los paritarios electos por asamblea de empresas.

La camarilla de la Utpba ya demostró que es nefasta ¿Cómo llamar sino al aval a las patronales para que impongan comisiones internas truchas para hacer pasar la polifuncionalidad? ¿O el silencio a lo largo de todo el año sobre la causa penal que la patronal de Perfil le inició a la comisión interna con vistas a imponer un nuevo régimen laboral basado en la flexibilidad laboral y los despidos?

Durante todo el año La Naranja de Prensa ha insistido en mostrar esta situación. Hemos desarrollado una campaña dentro de las empresas del gremio y en la calle. Hemos constatado que los trabajadores de prensa escrita, radial y televisiva no esperan más nada de esta burocracia.

Con el plebiscito convocado para mediados de mes se abre una nueva perspectiva para los trabajadores de prensa. Miles de compañeros se expresarán en forma contundente. Llamamos a todos los integrantes del Plenario de Delegados, a los activistas y al conjunto de los trabajadores de prensa, a hacer el balance de este año de luchas y resistencia para enfrentar los desafíos del futuro con una nueva herramienta: un sindicato democrático, de lucha, al servicio de los intereses de los trabajadores, independiente de las patronales y el Estado.