La nueva: el redactor junior

Desde que comenzó el fenómeno denominado “periodismo digital”, las patronales de los medios han aprovechado para avanzar sobre las conquistas de prensa. Los trabajadores de las .com sufren de manera descarnada la flexibilización laboral y la polifunción, siendo obligados no solo a escribir notas, sino en la mayoría de los casos a cortar audio, video y fotos.
A su vez, el salario promedio de las .com se encuentra muy por debajo del resto gremio porque las patronales los consideran trabajadores de una menor calificación, cuando en realidad, realizan más tareas aún.

Desde que comenzó el fenómeno denominado “periodismo digital”, las patronales de los medios han aprovechado para avanzar sobre las conquistas de prensa. Los trabajadores de las .com sufren de manera descarnada la flexibilización laboral y la polifunción, siendo obligados no solo a escribir notas, sino en la mayoría de los casos a cortar audio, video y fotos.
A su vez, el salario promedio de las .com se encuentra muy por debajo del resto gremio porque las patronales los consideran trabajadores de una menor calificación, cuando en realidad, realizan más tareas aún.
No conformes con esto, ahora las patronales buscan avanzar contra los trabajadores con la creación de una categoría “basura” llamada “redactor junior”, que ya fue aplicada en el efímero proyecto de Daniel Hadad, Esparavos.com, pero que se encuentra en la carpeta de varias patronales.
El objetivo es evitar, por un lado, que el redactor reciba el salario mínimo de convenio de la empresa a la que ingresa, al tiempo que la patronal se evita cumplir con la nueva ley de pasantías.
Entonces, las empresas tienen un redactor tiempo completo que no es redactor como tal, pero que tampoco es pasante, por lo que puede mantenerse en esa situación de precarización de manera indefinida. Las patronales, cuando de tecnologías se trata, no son ni lentas ni perezosas.