La vuelta de los plenarios de delegados, una conquista histórica

Después de veinte años, el gremio de prensa conquistó la convocatoria a un plenario de delegados para discutir medidas de acción en defensa de los salarios. El llamado fue promovido por los delegados paritarios, con mandato de las asambleas de las empresas periodísticas, en lo que se convirtió en una segunda conquista histórica de la lucha del gremio en esta etapa. La primera había sido la propia convocatoria a paritarias en la rama diarios, una instancia ausente en los últimos 35 años.

Después de veinte años, el gremio de prensa conquistó la convocatoria a un plenario de delegados para discutir medidas de acción en defensa de los salarios. El llamado fue promovido por los delegados paritarios, con mandato de las asambleas de las empresas periodísticas, en lo que se convirtió en una segunda conquista histórica de la lucha del gremio en esta etapa. La primera había sido la propia convocatoria a paritarias en la rama diarios, una instancia ausente en los últimos 35 años.

El plenario funcionó con la presencia de representantes de Página/12, La Nación, Perfil, El Cronista, Ambito Financiero, BAE, Crónica, Tiempo Argentino, DyN y Noticias Argentinas, a los que se sumaron delegados de Télam, Revista Veintitrés, Infonews y Publirevistas. Se votó comenzar un plan de lucha con asambleas y aplausazos en todas las empresas y un paro de tres horas con concentración en el Ministerio de Trabajo, en coincidencia con una reunión con la cámara patronal.

El plenario fue convocado por la conducción ante la enorme presión de los trabajadores de las empresas por el empantanamiento en que se encuentra la paritaria. Este impasse es producto, en gran medida, de las limitaciones de la propia convocatoria, realizada sólo para la rama diarios, dividiendo la fuerza del gremio y encima convocada una vez que estuvo cerrada la mayoría de los acuerdos en cada diario.

La cámara está tratando de explotar al máximo esta situación, al tiempo que actúan en consecuencia con el giro dado por el gobierno, que se ha lanzado a una serie de ataques a las organizaciones sindicales y pregona la “moderación salarial”.

Las paritarias, sin embargo, están desenvolviendo conquistas democráticas estratégicas para los trabajadores de prensa. Los paritarios fueron elegidos en asamblea y concurren a la negociación con un pliego reivindicativo común votado en las asambleas.

Este cuadro pronostica un verano de lucha del gremio de prensa.

Utpba: una acción de aparato que no aporta nada

Los trabajadores de prensa de varios medios de la Ciudad se sorprendieron el miércoles al ver en las inmediaciones de sus lugares de trabajo un volante presidido por la leyenda “Viva la Utpba”, que incorporaba a su vez una suerte de repudio genérico a los “despidos” en el gremio. El panfleto cerraba con una nueva reivindicación autoproclamatoria de la Utpba, que planteaba una “defensa” contra un ataque no identificado, pero no planteaba a los trabajadores ninguna política para repeler ese ataque de no sabe quién.

Los trabajadores de prensa de varios medios de la Ciudad se sorprendieron el miércoles al ver en las inmediaciones de sus lugares de trabajo un volante presidido por la leyenda “Viva la Utpba”, que incorporaba a su vez una suerte de repudio genérico a los “despidos” en el gremio. El panfleto cerraba con una nueva reivindicación autoproclamatoria de la Utpba, que planteaba una “defensa” contra un ataque no identificado, pero no planteaba a los trabajadores ninguna política para repeler ese ataque de no sabe quién. Respecto de los despidos, en ningún momento se mencionaba los casos concretos y muchos menos de qué manera enfrentarlos.

La propaganda sorprende porque todo el gremio sabe que los reclamos salariales y contra los despidos que encaran los trabajadores de prensa son por empresa, y con una participación absolutamente secundaria de la dirección del sindicato, que se negó en todo momento a unificar los conflictos que muchas veces se dieron en simultáneo: la pelea en Crónica y Crítica, o la lucha contra los despidos en el primero junto a El Cronista.

De la misma manera se dio en Infobae, donde la UTPBA ni siquiera apareció, dejando completamente aislados a los compañeros que, sin embargo, fueron rodeados por la solidaridad de muchas comisiones internas.

Los trabajadores no necesitamos acciones aisladas de aparatos que buscan asegurar su supervivencia luego de largos períodos de no hacer nada por ellos, salvo sacar tímidos pronunciamientos, y en algunos casos, ni siquiera.

Los trabajadores no necesitan proclamas de autobombo que oculten, por ejemplo, que la conducción del sindicato y la Obra Social del gremio son investigadas por la Justicia en la causa de los medicamentos truchos.

Desde la Naranja de Prensa, señalamos que los trabajadores de prensa necesitamos una nueva dirección que pelee por la organización masiva del gremio en defensa de todos sus reclamos.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Prensa!

Parar y ocupar cada empresa que despida o cierre
Reunión inmediata del cuerpo de delegados para discutir una política de conjunto

Los trabajadores de prensa necesitamos Plenario de Delegados y Asamblea General

En defensa de las luchas y por un aumento de salarios del 30%

Nuestro gremio está siendo recorrido por una cantidad creciente de luchas contra los despidos, los atropellos patronales y la pretensión de las empresas de postergar la negociación salarial para el año 2010.

El parazo de los compañeros gráficos y de prensa de La Nación hizo retroceder a la patronal del diario en su intento de dejar en la calle a 10 compañeros, incluidos integrantes de la recientemente elegida Comisión Interna de Prensa, a la que aún se niega a reconocer.

En defensa de las luchas y por un aumento de salarios del 30%

Nuestro gremio está siendo recorrido por una cantidad creciente de luchas contra los despidos, los atropellos patronales y la pretensión de las empresas de postergar la negociación salarial para el año 2010.

El parazo de los compañeros gráficos y de prensa de La Nación hizo retroceder a la patronal del diario en su intento de dejar en la calle a 10 compañeros, incluidos integrantes de la recientemente elegida Comisión Interna de Prensa, a la que aún se niega a reconocer.

Los compañeros de El Cronista realizaron hace pocos días un contundente paro de 24 horas contra el “peronista disidente” De Narváez y continúan con las medidas de lucha como respuesta a la pretensión de la patronal de negarse a abrir la negociación salarial “hasta el año próximo”. Otro tanto los trabajadores de la agencia DyN, que comenzaron paros por turno frente a una oferta patronal de $200 no remunerativos y los de Crítica que están dando una dura pelea por la apertura de las paritarias frente a la pretensión patronal de postergar para el año próximo cualquier tipo de aumento de sueldos.

Estas luchas son una muestra clara de que los trabajadores de prensa no estamos dispuestos a que la crisis sea descargada sobre nuestras espaldas y a dejar que las patronales nos quiten los conquistas de estos últimos años, alcanzadas por la acción decidida y la lucha de los compañeros en muchas empresas del gremio.

En ese período, los compañeros de aquellas empresas que están más organizadas gremialmente lograron aumentos salariales importantes, mejores condiciones de trabajo y la puesta en pie de comisiones internas.

Las patronales debieron aflojar ante la fortaleza de las luchas.

Todo esto se logró a pesar de la burocracia de la UTPBA, que ha seguido un camino aún peor que el de las burocracias de la CGT y la CTA, que han aceptado aumentos misrables o postergado sin fecha las paritarias de este año. En nuestro gremio no tenemos paritarias, por decisión de la “conducción” de la UTPBA, desde que ella se enquistara en el sindicato hace 25 años.

En los recientes años de reactivación, la política de los Camaño y los Das Neves fue la de bloquear la fuerte decisión de los trabajadores de ir a fondo por lo perdido. Fue una política conciente para desmoralizar y quebrar las tendencias profundas a la lucha en el gremio de prensa.

Ahora las empresas pretenden retomar la iniciativa para imponer sus condiciones y cortar el ciclo anterior de luchas y conquistas. Quieren que, si las afecta la crisis, las consecuencias las paguemos nosotros y no ellos.

De cara a las actuales y a las próximas luchas, este escenario nos plantea a los trabajadores de prensa la necesidad de dar un salto en la organización y el agrupamiento. Es que, en muchos casos, ya no alcanzará con las peleas aisladas.

Se hace necesaria una acción conjunta con un planteamiento salarial que nos abarque a todos.

Porque, además, sólo así las conquistas llegarán a todas aquellas empresas que, por falta de organización gremial, quedaron marginadas de los logros alcanzados en los últimos años.

Las instancias elementales de debate y decisión colectivos son el Plenario de Delegados y la Asamblea General. La burocracia que conduce la UTPBA las eliminó de la vida del gremio hace tantos años que prácticamente ningún trabajador se acuerda de cuando existían. Pero son una necesidad imperiosa.

Por eso, la Agrupación Naranja de Prensa inicia una gran campaña por la exigencia a la dirección de la UTPBA de una inmediata convocatoria de ambos organismos democráticos de deliberación y toma de decisiones del gremio.

Juntemos cientos, miles de firmas con esta exigencia y marchemos a la lucha común de todo el gremio por una paritaria única con un reclamo salarial unificado para todo el gremio, la defensa de todas las luchas, los puestos de trabajo, las Comisiones Internas y nuestro estatuto y convenios y por la discusión paritaria y salarial.

Agrupación Naranja de Prensa

La libertad sindical y el gremio de prensa

El 11 de noviembre pasado la Corte Suprema emitió el fallo por el que declaró la inconstitucionalidad del artículo de la ley de asociaciones sindicales que permitía ser delegado de los trabajadores sólo a quienes estuvieran afiliados a gremios con personería gremial.

El 11 de noviembre pasado la Corte Suprema emitió el fallo por el que declaró la inconstitucionalidad del artículo de la ley de asociaciones sindicales que permitía ser delegado de los trabajadores sólo a quienes estuvieran afiliados a gremios con personería gremial.

Inmediatamente la CGT puso el grito en el cielo. La CTA , en tanto, lo celebró, aunque admitió que la sentencia estaba, incluso, “a la izquierda” de sus pretensiones. Esto porque la “central alternativa” siempre disputó por arriba, mediante presiones al Estado y al Gobierno de turno, el unicato de la CGT y nunca aspiró a otra cosa que a lograr que del monopolio sindical se pase a un “duopolio sindical”.

La CTA se llamó a silencio y deja hacer al gobierno que, por la vía de la reglamentación y/o de los bloqueos vía Ministerio de Trabajo, intentará limitar drásticamente los alcances de la norma dictada por la Corte.

La burocracia de la Utpba , que está adherida a la CTA , es una enemiga de la libertad sindical. Esto quedó demostrado cuando en las elecciones pasadas quiso proscribir la participación del Frente Naranja Violeta e Independientes con argumentaciones que hasta el propio Ministerio de Trabajo entendió como antidemocráticas. Gracias a una gran movilización, su pretensión fue derrotada.

Otra evidencia es su política hacia la organización gremial de los lugares de trabajo. Primero desalienta la afiliación y luego la exige como requisito indispensable para ser delegado, incluso en las empresas nuevas o demora meses la convocatoria a elecciones con excusas diversas y trabas leguleyas. Hace 17 años que no convoca a una reunión del
Cuerpo de Delegados del gremio y no ha dado un solo paso para que la principal empresa del gremio, Clarín, vuelva a tener delegados.

El monopolio sindical es esencial para la burocracia, que aspira siempre a ejercer una intermediación exclusiva con las patronales y el Estado, que la sostienen y alimentan. De ahí surgen sus prebendas. La lucha por la libertad sindical es, entonces, una lucha esencialmente antiburocrática.

Aunque el fallo de la Corte es importante, no hay ninguna posibilidad de ampliar la libertad sindical sino se desaloja la burocracia de los sindicatos.
La clave de la sentencia, sin embargo, está en su repercusión en los lugares de trabajo.

El fallo de la Corte , podría ser útil para ampliar la sustentación de los procesos organizativos más embrionarios, o de los más débiles. Podría abrirse la posibilidad para los compañeros de encontrar una protección legal mientras la burocracia les demora la convocatoria a elecciones.

La Naranja de Prensa llama a los compañeros abrir una deliberación sobre las posibilidades que abre el fallo de la Corte, con vistas a elegir delegados en todas las empresas que no los tienen.

Esto se tornará acuciante en la etapa que se avecina, donde las patronales pretenderán escudarse en la crisis capitalista para congelar salarios y despedir.

En Cordoba van a paritarias por un 30%

Llama a Plenario General de delegados para profundizar la lucha

El sindicato de los trabajadores de prensa cordobeses convocó para el 9 de septiembre a un Plenario General de Comisión Directiva y delegados gremiales y paritarios para evaluar la realización de un paro de 24 horas, en el marco del plan de lucha que el gremio lleva adelante por recomposición salarial.

Llama a Plenario General de delegados para profundizar la lucha

El sindicato de los trabajadores de prensa cordobeses convocó para el 9 de septiembre a un Plenario General de Comisión Directiva y delegados gremiales y paritarios para evaluar la realización de un paro de 24 horas, en el marco del plan de lucha que el gremio lleva adelante por recomposición salarial.
Según Prensa Red, la página web del Cispren, el miércoles, en la reanudación de la negociación paritaria, nuevamente las empresas reiteraron su oferta (15% en julio más 5% en octubre) “lo que significa un insulto a la dignidad de los trabajadores de prensa y está muy lejos del 30% de aumento” que se pide.