En Prensa vamos con todo al paro del 6

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

POR EL 35 %, CONTRA LOS DESPIDOS Y EL AJUSTE

A las 11 hs. concentramos en el Obelisco

El paro en el gremio de prensa viene con todo. Masivas asambleas en Clarín, Radio Nacional, Télam, Página/12, Perfil, Noticias Argentinas, revista Pronto han refrendado la resolución del Sipreba y la Fatpren de adherir al paro general del 6 exigiendo la necesidad de un plan de lucha para enfrentar el ajuste.

En el debate desarrollado en las asambleas se abordó el tema de si no correspondía adherir al paro, pero cubriendo la información referida a él. Esta tesis fue rechazada prácticamente por unanimidad en Radio Nacional y en Télam al considerarse que, en un paro, los trabajadores de prensa no teníamos ninguna especificidad diferente al resto de los trabajadores del país que sufren la ofensiva contra sus condiciones de trabajo. Como antecedente inmediato, los delegados y la asamblea de Télam lograron que no se publicaran cables en ocasión de la marcha de la CGT del 7 de marzo, ya que los trabajadores habían realizado un paro masivo durante varias horas en la agencia estatal.

Esta decisión espectacular, inédita en los últimos años, solo puede comprenderse al calor de la enorme reconstrucción del tejido gremial en los medios de prensa corporizado en el nacimiento del Sipreba como sindicato real de todos los trabajadores de prensa.

La convocatoria a la medida de fuerza fue arrancada luego del gigantesco repudio popular a la burocracia sindical expresado en la movilización del 7 de marzo pasado. Con la exigencia a que pongan fecha al paro, los trabajadores denunciaron al triunvirato de la CGT como cómplice del ajuste.

A pesar de que se tomaron un largo mes para la fecha del paro, la burocracia sindical no ha podido evitar que más de un millón de trabajadores salieran a la calle durante marzo demostrando las enormes reservas de lucha para enfrentar el ajuste.

La movilización docente se ha convertido en la gran disputa que enfrenta al movimiento obrero contra Macri y los gobernadores. En la Provincia, el macrismo pretende cerrar la paritaria por decreto. ante la negativa de los docentes a aceptar un techo que deje sus salarios en niveles de pobreza. En Santa Cruz, Alicia Kirchner ofreció un 3 por ciento de aumento a los docentes, demostrando que no hay divergencias reales a la hora de ajustar contra el pueblo.

Lo mismo sucede en el gremio de prensa. Los primeros abanderados del ajuste macrista fueron los kirchneristas Szpolski, Garfunkel y Cristóbal López. Más de 1.500 despidos y una paritaria desastrosa que hundió nuestros salarios prepararon el camino para nuevos y más baratos despidos y el desconocimiento de nuestros convenios.

El paro del 6 de abril es una oportunidad para el SiPreBA en las vísperas de la apertura de las paritarias 2017, en donde nuevamente, se intentará usurpar la voz de los trabajadores de la mano de la burocracia propatronal de la Utpba.

El plenario de delegados del SiPreBA ha resuelto reclamar un 35% de aumento en una cuota como paliativo a la rebaja salarial sufrida durante los últimos años.

La masividad del paro será la ocasión para que en el gremio de prensa expresemos nuestro repudio al ajuste en marcha y nos movilicemos por todos nuestros reclamos.

No a los despidos en Radio Nacional

Compartimos el comunicado de la Mesa Nacional de Prensa

La Mesa Nacional de Prensa expresa su repudio a los despidos de trabajadores de Radio Nacional y exige la reincorporación de todos ellos. Rechazamos también el ajuste que se pretende implementar negando el pago del salario del mes de enero a trabajadores en fraude laboral bajo contrato de “locación de obra”.

Compartimos el comunicado de la Mesa Nacional de Prensa

La Mesa Nacional de Prensa expresa su repudio a los despidos de trabajadores de Radio Nacional y exige la reincorporación de todos ellos. Rechazamos también el ajuste que se pretende implementar negando el pago del salario del mes de enero a trabajadores en fraude laboral bajo contrato de “locación de obra”.

 

A nivel nacional fueron despedidos 15 periodistas en diferentes emisoras de las provincias. En Santa Fe fueron despedidos cuatro trabajadores con el agravante de la clara motivación política que el propio director de LRA 14 Nacional Santa Fe, José Zenclussen, expresara abiertamente.

No obstante, es posible que se sumen más despidos ya que la empresa se niega a descartar que se produzcan más cesantías.

A todo eso se suma la intención de no pagar el sueldo de enero a cerca de 80 trabajadores precarizados, dándoles una licencia “sin sueldo” durante el mes en curso. Cabe señalar que estas mismas autoridades pagaron el sueldo todos los meses durante 2016 a todos ellos reconociendo de esta manera que son trabajadores precarizados. Lo mismo habían expresado en varias reuniones con representantes de nuestra Mesa diferentes autoridades. La directora Ana Gerschenson y otras diferentes autoridades de RTA afirmaron que se trataba de trabajadores precarizados e incluso manifestaron su voluntad de solucionar este grave problema. Sin embargo, ahora “cambiaron”. Ahora dicen que se trata de contratos “artísticos” que no tienen derecho a cobrar todos los meses. En realidad, se trata de un ajuste que se pretende descargar sobre un conjunto de trabajadores cuyos salarios rondan los 6000 pesos.

 

Desde la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa rechazamos estos despidos y reclamamos su reincorporación. Apoyamos la medida de fuerza convocada para el lunes 16 por los trabajadores de prensa santafesinos que forma parte de la lucha que debemos dar para enfrentar las políticas que van en contra de los derechos de los trabajadores en Radio Nacional.

Atrana repudia las amenazas patronales contra la jornada del 9 de noviembre

La Asociación de Trabajadores de Radio Nacional (ATRANA) repudia enérgicamente el comunicado dado a conocer hoy por las autoridades de nuestra emisora, por su contenido intimidatorio y persecutorio contra los trabajadores y la actividad sindical, en particular contra dos representantes gremiales, los compañeros Carlos Saglul y Fernando Pedernera, del Sipreba, a quienes menciona con nombre y apellido para “responsabilizarlos” de que la “actividad gremial programada se desarrolle con normalidad y respetando a todos los que ese día estaremos trabajando”.


La Asociación de Trabajadores de Radio Nacional (ATRANA) repudia enérgicamente el comunicado dado a conocer hoy por las autoridades de nuestra emisora, por su contenido intimidatorio y persecutorio contra los trabajadores y la actividad sindical, en particular contra dos representantes gremiales, los compañeros Carlos Saglul y Fernando Pedernera, del Sipreba, a quienes menciona con nombre y apellido para “responsabilizarlos” de que la “actividad gremial programada se desarrolle con normalidad y respetando a todos los que ese día estaremos trabajando”.


Las  acciones sindicales en nuestra radio son resueltas por asambleas democráticas. El método de identificación de “responsables” particulares exhibe una actitud amenazante, que rechazamos.

No está claro, además,  qué entiende la empresa por “normalidad” o por “respeto” a los que ese día estarán trabajando, una vaguedad que solo sirve para decisiones arbitrarias y represivas de la actividad gremial.  Sí sabemos, en cambio, que no es “normal” la existencia de decenas de trabajadores en fraude laboral, bajo la modalidad de contratos que imponen remuneraciones inferiores al salario mínimo, como tampoco es normal que la patronal haya abandonado intempestivamente la mesa de diálogo que se había habilitado en el Ministerio de Trabajo para resolver esa situación.  Al mismo tiempo, sí debe ser normal, y por lo tanto no debe ser reivindicado por nadie, el pago puntual de salarios que propagandiza la empresa, al mismo tiempo que falsea la realidad cuando habla de inexistencia de despidos, ya que venimos de frenar dos hace pocos días.

La jornada del 9 es apoyada por más de una decena de  sindicatos en todo el país, dentro de los cuales se encuentra ATRANA. De esta manera, nuestro sindicato ratifica su participación y llama a los trabajadores a repudiar las prácticas intimidatorias de la empresa y a participar masivamente de las asambleas y cualquier otra acción que en ese órgano resuelva.

Triunfo de los trabajadores de Radio Nacional contra el intento de despidos por parte de RTA

En el día de ayer se realizó la reunión en canal 7 que tenía como fin tratar el tema de la regularización de los compañeros contratados.

En el día de ayer se realizó la reunión en canal 7 que tenía como fin tratar el tema de la regularización de los compañeros contratados.

Ante todas las representaciones sindicales de la radio, los emisarios de RTA aparecieron con una novedad altamente alarmante: no solo no plantearon ningún avance sino que dejaron sentado que luego de “varias y extensas reuniones para evaluar el tema” decidieron que la intención es “mantener el número de la planta” pero para ello resulta que pretendían renovar los contratos de 20 de los 22 compañeros que tienen vencimiento el 30 de septiembre.

Los motivos y nombres de quienes serían despedidos fueron negados al conocimiento de los sindicatos con el argumento de que “primero se le informará a cada agente para que pueda ejercer su defensa legítima”. Un argumento leguleyo pero falaz, ya que la legislación laboral contempla la representación sindical, en el entendimiento que la defensa del trabajo es un derecho colectivo.

La ola de flexibilidad laboral extendida ampliamente por todas las filiales del país por el anterior gobierno, es la llave maestra para estas maniobras. De hecho RTA alega “que no despide a nadie sino que no renueva contratos”. Se la dejaron servida y es la primera conclusión de conjunto que los trabajadores tenemos que sacar.

La respuesta del conjunto de los sindicatos fue inmediata. Si tocan a un compañero, se para la radio.

Ante la firme decisión de comenzar el paro en cuanto se ratificara lo dicho en la sede del Ministerio de Trabajo, la empresa retrocedió y en el día de hoy, 28 de Septiembre, se comprometió a prorrogar TODOS los contratos que vencen el 30/9 hasta el 31/12/16.

En este cuadro, resulta vital la unidad de todos los trabajadores para frenar cualquier intento de despido y lograr un compromiso real de PASE A PLANTA DE TODOS LOS COMPAÑEROS CONTRATADOS.

Para frenar los intentos de despidos, por las reivindicaciones pendientes, abramos un debate en todas las radios del país a través del único camino que permite la más amplia unidad: LA ASAMBLEA GENERAL. 

ATRANA

Se largó la discusión salarial en Radio Nacional

 El jueves 12 de mayo se realizó la primera asamblea de cara a las paritarias en Radio Nacional.

 El jueves 12 de mayo se realizó la primera asamblea de cara a las paritarias en Radio Nacional.

 Convocada por Atrana y Sipreba la misma contó con la participación de trabajadores de todos los sectores de la radio y tuvo como eje central el debate en torno al aumento salarial que necesitamos para este año.

El intercambio de opiniones resulto ser un rico “fresco” de cómo los trabajadores vivenciamos un proceso de crisis económica,  donde todas las variables están fuera de control y de esta forma el salario se deteriora en relación a una inflación que ya se sitúa en términos anuales en más del 40%.

El llamado “sinceramiento de la economía” no es más que una forma pérfida de pretender descargar un ajuste de enormes características sobre las espaldas de las mayorías trabajadoras y en beneficio de los grandes capitales. Una transferencia de recursos monumental de un sector a otro que se refleja día a día. Partiendo de la devaluación, pasando por el incesante aumento de precios en alimentos y productos de primera necesidad, y con un tremendo tarifazo en los servicios públicos, el gobierno pretende que seamos los trabajadores quienes paguemos la crisis.

En línea con esta situación, y como trabajadores del estado, la asamblea también dio cuenta en el debate de la significación que tiene la ola de despidos de compañeros estatales (y privados) como parte de un plan económico que apunta a condicionar la discusión salarial para llevarla a la baja.

A partir de esta caracterización se resolvió que es imperioso abrir la discusión paritaria con el fin de discutir un aumento de salarios urgente y el pase a planta de los cientos de compañeros contratados que trabajan en las emisoras de todo el país.

Como reclamo “puente” que nos permita paliar la situación se decidió elevar a la empresa un pedido de reunión para solicitar una suma fija de $5000 mensuales hasta que se firme el acuerdo, retroactivo a mayo (el acuerdo del año anterior venció a fin de abril),  y la apertura inmediata de la paritaria.

Una vez efectuada dicha reunión volveremos a reunirnos en asamblea para debatir como seguir.

 

Compañeros: Tenemos que derrotar el ajuste con la participación y movilización de todos los trabajadores de la radio. Adelante!

Atrana – Asociación de Trabajadores de Radio Nacional

Fallo: un gran triunfo de los trabajadores de Radio Nacional

RTA deberá devolver los salarios descontados a los suspendidos por la huelga de 2009

Un fallo que sienta nueva jurisprudencia para el movimiento obrero supone, para los trabajadores de Radio Nacional, un enorme triunfo ya que Radio y Televisión Argentina (RTA) –su patronal- deberá pagar los salarios descontados a los compañeros que fuimos suspendidos en el 2009 por la realización de una huelga impulsada por el entonces recientemente creado sindicato Atrana.

RTA deberá devolver los salarios descontados a los suspendidos por la huelga de 2009

Un fallo que sienta nueva jurisprudencia para el movimiento obrero supone, para los trabajadores de Radio Nacional, un enorme triunfo ya que Radio y Televisión Argentina (RTA) –su patronal- deberá pagar los salarios descontados a los compañeros que fuimos suspendidos en el 2009 por la realización de una huelga impulsada por el entonces recientemente creado sindicato Atrana.

 La acción penal por la realización de la medida, iniciada ese año por la patronal-gobierno contra los compañeros de la radio, ya había sido desestimada por la jueza María Romilda Servini de Cubría, pero faltaba resolver -por la apelación patronal- el reclamo que realizamos por los abultados descuentos salariales que nos realizaran entonces.

 “En concreto, los actores fueron suspendidos por haber ejercido un derecho que goza de amparo constitucional, lo cual evidencia el carácter injustificado de la sanción…”, dice el fallo y añade que “como consecuencia, dado que las suspensiones disciplinarias dispuestas por tal motivo resultan injustificadas, la pretensión de pago de los salarios caídos durante el lapso de la suspensión resulta procedente”.

 La decisión de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo es un nuevo triunfo judicial, que se suma al que ya había se había conseguido en 2010, cuando la jueza Servini de Cubría desestimó la denuncia penal presentada por la radio, que pretendió achacarles a los compañeros la comisión del delito de interrupción de las comunicaciones. “En los hechos acaecidos el 25 de junio de 2009 en radio Nacional no se ha configurado ilícito alguno, en tanto la transmisión de las emisoras de esa radio no fue interrumpida por la agrupación denominada Atrana, sino que fue reprogramada por los Gerentes de operaciones a los fines de sortear las complicaciones que trajo aparejado el paro de 12 horas que aquellos llevaban a cabo en la fecha indicada.”

 La decisión de la Justicia dio por tierra con las falsas acusaciones de la patronal kirchnerista de Eduardo García Caffi, que en su afán de armar una causa acusó a los huelguistas de haber “violentado un mueble de vidrio” y de haber golpeado a compañeros para “tomar la radio” e “interrumpir la transmisión”.

 De esta manera, se cierra un proceso que comenzó hace 7 años, cuando el por entonces denominado Sistema Nacional de Medios Públicos suspendió por 30 días a 18 trabajadores de la radio, 11 de los cuales eran parte de la comisión directiva de Atrana.

 Fue un ataque antisindical y contra los trabajadores de la emisora sin precedentes, al menos en democracia. En una actitud inédita en la radio y en el sector público, con agentes de seguridad, impidieron el ingreso a la radio de los compañeros suspendidos. También fue inédito y brutal que la suspensión fue la máxima permitida por la ley para casos de suma gravedad.

Pero finalmente fue un boomerang. El fallo a favor de los compañeros tiene, incluso,  consideraciones de una importancia que trasciende a Radio Nacional y que suman jurisprudencia favorable para todos los trabajadores.

En los fundamentos puede leerse que “si bien los trabajadores del caso no gozaban de la tutela sindical prevista en la ley 23.551, ello no los priva de la protección genérica que el art. 14 bis de la Constitución Nacional establece a favor de los gremios y los trabajadores en el ejercicio de la libertad sindical, entendida ésta como el conjunto de derechos, potestades, privilegios e inmunidades otorgadas por las normas constitucionales, internacionales y legales a los trabajadores (en la faz individual) y a las organizaciones voluntariamente constituidas por ellos (en la faz colectiva), para garantizar el desarrollo de las acciones lícitas destinadas a la defensa de sus intereses y al mejoramiento de sus condiciones de vida y trabajo”.

Lo sustancial, sin embargo, es que los trabajadores de la radio no se amilanaron, se recompusieron y fueron concretando uno por uno los pasos para revertir la situación, que terminó con el logro de la inscripción del sindicato y la reconstitución de la actividad gremial. Y ahora alcanzaron este enorme triunfo.

Cecilia Bari

Secretaria General de Atrana

 

 

 


Repudio al ataque contra los trabajadores de Radio Nacional

Desde la Naranja de Prensa repudiamos el violento ataque sufrido hoy por la mañana por los trabajadores de Radio Nacional. El hecho ocurrió a las 7.42, cuando un hombre entró a los gritos y armado a los estudios de la radio (ubicada en Maipú al 500, Capital Federal) mientras se transmitía el programa que conduce Romina Manguel. La periodista debió interrumpir la emisión mientras se escuchaba de fondo un “Tirate al piso, tirate al piso”.


 

Desde la Naranja de Prensa repudiamos el violento ataque sufrido hoy por la mañana por los trabajadores de Radio Nacional. El hecho ocurrió a las 7.42, cuando un hombre entró a los gritos y armado a los estudios de la radio (ubicada en Maipú al 500, Capital Federal) mientras se transmitía el programa que conduce Romina Manguel. La periodista debió interrumpir la emisión mientras se escuchaba de fondo un “Tirate al piso, tirate al piso”.


 

El atacante tenía en su poder un arma blanca (un cuchillo) y un cinturón de explosivos, informó oficialmente el ministerio de Seguridad de la Nación. “Vos fuiste del ERP. Quiero hablar con vos”, aseguran que le dijo al periodista Eduardo Anguita, que estaba en la radio. Los trabajadores de la emisora pública fueron evacuados.

 El arrestado se llama Carlos Serbali, quien, tal como indicó una fuente en el lugar, “estaba tomando un café en el bar de enfrente de la radio, luego se dirigió a la emisora, entró y caminó directo hacia la zona desde donde se sale al aire”. Fue reducido finalmente por la Policía. Esta persona ya había sido el protagonista de un caso similar en el diario La Capital, de Rosario. Aquella vez, en 2011, entró en el diario rosarino y dijo: “Llamen a la policía porque tengo explosivos”.

Alertamos ante esta amenaza sufrida por los trabajadores de Radio Nacional y hacemos responsable a las autoridades públicas de la radio por la falta de garantías en la seguridad. Reclamamos que se investigue y se esclarezca este grave hecho que vuelve a repetirse.

  La Naranja de Prensa

 23/03/2016

Vamos por un plan de lucha de todo el gremio de prensa

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

Los sindicatos, muchos de los cuales se identifican con el kirchnerismo, están cumpliendo una verdadera tregua con el gobierno macrista. Moyano, por su parte, se limitó a anunciar que pedirá aumentos de un 30%: un número lejano a la pérdida real de salario y que no responde tampoco a la problemática de los despidos.

Un ataque en regla en el gremio de prensa

El gremio de prensa, lejos de ser una excepción, vive en carne propia el ajuste que las patronales pretenden aplicar con la venia del gobierno. Además del proceso de vaciamiento del Grupo 23 -impulsado por el ex candidato kirchnerista Sergio Szpolski-; Agea-Clarín vive un proceso de paulatino vaciamiento vía retiros voluntarios, a pesar de los beneficios que ya empezó a ofrecerle el nuevo oficialismo macrista; en BAE  la empresa  ha dado un nuevo paso en el desmembramiento de la redacción vía “convergencia” y ha profundizado un proceso de persecución sindical contra delegados y activistas; y ya hubo despidos en Infojus, Radio Rivadavia, Radio Continental y Radio Nacional, entre otros.

En los medios públicos, ahora gestionados por el macrismo, se vive un verdadero ataque -con una ola de despidos mediante- como consecuencia de la precariedad laboral (contratos anuales, facturas externas y flexibilización) que reinó durante los años del kirchnerismo.

El cuadro, de conjunto, es el de una completa reorganización capitalista de los medios de comunicación (a eso apuntan los decretazos de Macri sobre la Afsca y la Aftic) que las patronales pretenden acompañar con una reducción de los puestos de trabajo y la imposición de una mayor flexibilización.

Esta situación encontrará su punto más alto en marzo, con el comienzo de la discusión paritaria. Se tratará de una verdadera pulseada entre los trabajadores y las empresas, que no se librará únicamente en el Ministerio de Trabajo, sino que deberá desarrollarse en las calles y en cada lugar de trabajo. 

SiPreBA y sus desafíos

Los trabajadores de prensa ahora contamos con un sindicato -el SiPreBA- que construido desde las asambleas de base, ha estado presente en cada una de las peleas y se encuentra ante el enorme desafío de convertirse en la herramienta de lucha de todos los trabajadores, que no sólo acompañe, sino que también oriente y colabore con el desarrollo de las luchas, la unidad del gremio y la libertad de expresión.

La inscripción simple obtenida en los últimos días del 2015 nos da una base y significa una verdadera victoria, y refuerza la pelea por la expulsión definitiva de la UTPPBA. El derecho del sindicato que legítimamente nos representa en cada asamblea y en cada redacción de discutir cara a cara con las empresas y el Estado impone el reclamo de la personería gremial como prioritario para la etapa que se abre.

El cuadro general del gremio impone una tarea central: la realización de una nueva asamblea general del Sipreba para discutir y resolver una salida y un plan de acción colectivo y conjunto que enfrente la situación que atravesamos. Ningún despido, basta de flexibilización y precarización laboral vía “convergencia”, por la  defensa irrestricta de la libertad de expresión.

Naranja de Prensa

Los/as trabajadores/as de la Radio Pública contra la precarización laboral

Los/as trabajadores/as de Radio Nacional venimos de dar una enorme batalla por nuestro salario y condiciones de trabajo. Con la realización de masivas asambleas, marchas al Ministerio de Trabajo y paros progresivos logramos impedir durante dos meses que la empresa impusiera a libro cerrado un acuerdo paritario ruinoso, con la complicidad de las direcciones burocráticas de la mayoría de los gremios firmantes.

Los/as trabajadores/as de Radio Nacional venimos de dar una enorme batalla por nuestro salario y condiciones de trabajo. Con la realización de masivas asambleas, marchas al Ministerio de Trabajo y paros progresivos logramos impedir durante dos meses que la empresa impusiera a libro cerrado un acuerdo paritario ruinoso, con la complicidad de las direcciones burocráticas de la mayoría de los gremios firmantes.

Esta primera etapa de la lucha nos permitió una serie de conquistas parciales pero otras quedaron pendientes. El conflicto entró en una nueva fase. El principal problema irresuelto es la situación de los/as compañeros/as contratados/as bajo distintas modalidades, pero todas enmarcadas en la precarización laboral. Estos/as trabajadores/as no tienen garantizada su continuidad a partir del 31 de diciembre de este año. Están atravesados/as por la incertidumbre y la angustia de ver peligrar su fuente de trabajo. 

Creemos que es necesario sostener con toda energía el reclamo del pase a planta permanente, para evitar la historia repetida de que, al final de cada gestión, se los/as despide mediante el simple expediente de no renovar el contrato.  

La Asamblea de Radio Nacional, refundada en cantidad y calidad a partir de la emergencia de nuevas representaciones sindicales respetuosas de los mandatos de las bases,  ha tomado esta problemática como una cuestión estratégica.

Por todo esto, convocamos a un festival solidario con la consigna “LOS/AS TRABAJADORES/AS DE LA RADIO PÚBLICA CONTRA LA PRECARIZACIÓN LABORAL”. Será el jueves 17 de septiembre a partir de las 13 en la puerta de la radio, Maipú 555. 

Los/as invitamos, entonces, a enviar su adhesión al correo: fin.a.la.precarizacion@gmail.com, o a este mismo mail y a participar de nuestra actividad de visibilización del reclamo. 

Desde ya, muchas gracias

Asamblea de Trabajadores/as de Radio Nacional 

Radio Nacional: la asamblea resolvió continuar el paro

Luego de una nueva e infructuosa audiencia en el Ministerio de Trabajo, donde RTA S.E. ratificó una propuesta que discrimina a los compañeros sometidos a fraude laboral y que ya fuera rechazada, la Asamblea de Radio Nacional Buenos Aires resolvió sostener la medida de fuerza iniciada a las 15 horas del 10 de agosto hasta las 24 horas del miércoles 12.

Luego de una nueva e infructuosa audiencia en el Ministerio de Trabajo, donde RTA S.E. ratificó una propuesta que discrimina a los compañeros sometidos a fraude laboral y que ya fuera rechazada, la Asamblea de Radio Nacional Buenos Aires resolvió sostener la medida de fuerza iniciada a las 15 horas del 10 de agosto hasta las 24 horas del miércoles 12.

La intransigencia de la patronal -que no aceptó las contrapropuestas expresadas por la parte sindical- motivó el rechazo absoluto de los trabajadores que, luego de un rico intercambio de opiniones, decidieron legal y legítimamente extender el paro.

Ante las amenazas encubiertas de la patronal, cabe destacar que el derecho a huelga de los trabajadores está consagrado en el artículo 14bis de la Constitución Nacional así como en el Convenio 87 de la O.I.T. y el Art. 11 de la Declaración Socio Laboral del Mercosur que tiene rango constitucional en la Argentina.

En el marco de la Asamblea Permanente, decidieron reunirse el martes a las 13 para analizar las medidas a seguir ante el irresuelto conflicto sindical.

Buenos Aires, 11 de agosto de 2015

ASAMBLEA DE TRABAJADORES DE RADIO NACIONAL BUENOS AIRES